Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

De verano por Navarra

Bera: Un pueblo con legado cultural

Bera de Bidasoa suspende sus fiestas en honor a San Esteban (2 al 6 de agosto), pero mantiene su tradición cultural en los diferentes actos que organizará a lo largo del verano.

Una de las calles verdes con más encanto de Bera de Bidasoa por la que  transcurre el río Bidasoa.
Una de las calles verdes con más encanto de Bera de Bidasoa por la que transcurre el río Bidasoa.
  • Iranzu García Vergara
Actualizada 01/08/2020 a las 06:00

Políticos, periodistas, literatos, lingüistas, sacerdotes, tenores o arquitectos son algunas de las personalidades que han pasado a lo largo de la historia por Bera de Bidasoa.


Han sido literatos como Pío Baroja, el político cubano y periodista, Ramón Vasconcelos, o sacerdotes como el padre Román Dornacu Olechea, los que han dejado una fuerte impronta en el pueblo.


Estas personalidades han marcado a las generaciones posteriores, despertando un gran interés por el mundo académico, la cultura y los libros: “Es un pueblo muy liberal. La gente se ha dedicado a estudiar”, asegura el alcalde, Aitor Elexpuru Egaña. La formación intelectual siempre ha preocupado a sus habitantes hasta tal punto que en el saludo del alcalde de 1969 se estableció el objetivo de que todos los niños estudiasen Bachillerato. Algo que encaja a la perfección con el tradicional dicho ‘Para fiestas a Lesaka y para fundamento a Vera'.


Es un pueblo lleno de vida que siempre se ha visto afectado por las guerras que han acontecido a lo largo de la historia , una de las más influyentes la de la Independencia.


Pero, la muga y la barerra fronteriza han sumergido al pueblo en historias y anédcotas marcadas por las triquiñuelas y la picaresca de los habitantes que se dedicaban a pasar productos como azúcar, café o hilo de cobre.

 

EN DATOS

Alcalde.
Aitor Elexpuru Egaña del partido EH Bildu.

Habitantes. 3.761

Población activa por gremios. Industria, servicios y turismo.

Principales cultivos. Maíz, aunque actualmente es algo residual.

Ganadería. El paisaje está muy marcado por la ovina que permite realizar queso artesanal. La segunda cañada más común es la de vacuno.

Industria. Fundiciones de Bera, la más antigua se abrió en 1920 y empresas de manufacturas.

Escuela, colegio e instituto. Colegio público Ricardo Baroja, Ikastola, Colegio Sagrado Corazón e IES Toki Ona al que acuden alumnos de las Cinco Villas sumando alrededor de 500.

Centro médico. Dispone de tres médicos de atención primaria junto con enfermeras.

Otros servicios. Escuela de música con 200 alumnos, polideportivo, piscinas, campo de fútbol, pista de atletismo, frontón Eztegara y pequeño comercio.

Presupuesto 2020. 3.436.586,84€

Fiestas patronales. 2 al 6 de agosto en honor a San Esteban.

 

 
Aitor Elexpuru Egaña, alcalde de Bera: “No habrá fiestas, pero sí actos culturales durante el verano”
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Este verano se suspenden las fiestas, ¿se va a organizar algo en esas fechas?
Este año se han suspendido todos los actos de fiestas. Aunque, coinciden en esos días algunos actos enmarcados dentro del programa cultural que tenemos destinado para este verano.


¿Qué actos son?
El día 2 de agosto habrá partidos de pelota a la tarde. El día 3 por la noche tiraremos fuegos artificiales y también se realizará la tradicional carrera de bicis. Para las bicis y la pelota se ha dado el permiso desde el Ayuntamiento, pero son empresas externas.


¿Con el presupuesto para fiestas qué se va a hacer?
Gran parte del dinero se va a destinar a la organización de diferentes actos culturales que se van a realizar a lo largo del verano, desde julio hasta septiembre. Además, se han destinado 10.000 para la elaboración de 1.000 bonos que reactiven el comercio local.


¿Qué tipo de eventos habrá?
La oferta es muy variada y está pensada para todos los públicos y gustos: conciertos, teatros, música, pelota o espectáculos de magia.


El virus ha cambiado la forma de vivir, ¿cómo ha afectado al pueblo?
Se notó el cierre de la frontera. Los baserritarras tenían que cruzar a esta parte. La verdad es que tuve que hacer muchos salvoconductos y gestiones.


¿Podían cruzar sin problema?
La verdad es que es algo especial. La Guardia Civil era mucho más permisiva si llevaban la documentación de para trabajar. En cambio, la gendarmería francesa era mucho más exigente ypor aquí no dejaban pasar. Aunque, mucha gente aprovechaba cuando no estaban. Ya sabes, la picaresca.


¿Dentro del pueblo cómo se llevó el confinamiento?

La verdad que muy bien. El comportamiento fue ejemplar y estoy muy orgulloso de eso. Al principio es cierto que hubo cierta preocupación o psicosis ante lo desconocido, pero se gestionó muy bien.


¿Surgió algún tipo de iniciativa solidaria?
Sí. Se hizo un llamamiento para hacer un grupo de voluntariado que llevase la compra a las personas necesitadas o más mayores, y se abastecía de medicamentos. También hicimos recogida con el Banco de Alimentos para suministrarlo a las familias necesitadas.


¿Tuvo éxito la iniciativa?
Se apuntaron 25 personas para hacer voluntariado. Todavía a día de hoy hay personas que nos siguen llamando.


¿A parte de eso, se hicieron más cosas?
El ayuntamientó fue llamando a las personas mayores de 70 años para saber cómo se encontraban. Además , Igor Lasaga, un fontanero, tuvo una iniciativa para desinfectar las calles con su maquinaria. A esto se sumaron los bomberos.


¿Van a seguir con estas inciativas en el futuro?
De momento siguen activos. No sabemos que va a pasar en otoño. De momento estamos en stand by. Ahora todos los días desinfectamos los parques infantiles.


¿Tienen algún proyecto futuro?
Estamos trabajando para organizar un centro de Interpretación Cultural. Además, vamos a destinar 8 viviendas de alquiler social con la ayuda de Nasubinsa en el barrio de Kaxerna. También estamos dentro de un proyecto transfronterizo con financiación europea en el monte Larrún cuyo objetivo es hacerlo sostenible.


¿Han hecho alguna obra reciente?
Hemos hecho inversiones en el frontón Eztebara . Se ha pavimentado las aceras de la calle Bidasoa y así como el barrio Legarbidea.


¿Qué necesidades quedan todavía por solucionar?
Solventar los problemas de abastecimiento de agua y de sequía. El Gobierno de Navarra invirtió 1 millón de euros para mejorar la calidad del agua. Aunque ha mejorado, todavía preocupa.


Al ser un pueblo tan activo, ¿hay sociedades?
Tenemos muchas como Guretxokoa, Manttiale o Tokiona. Además, hay un grupo de cultura que ayuda en diferentes actividades del pueblo.


¿Tienen buena relación con las localidades vecinas?
Somos parte de Bortziriak, entonces nuestra relación siempre es buena. Estamos de forma permanente en contacto. Con Lesaka tengo muy buena relación porque somos del mismo partido.


¿Qué tiene de especial vivir en Bera?
Somos unos privilegiados. Vivimos en un entorno precioso fronterizo y muy bien comunicado.

 

Rosa Mª y José Antonio Errandonea, recopiladores de historia: "Somos guardadores de papeles que tienen historia"
 

 

Rosa María y Tatono Errandonea, como lo conocen los amigos, son dos libros abiertos con horas y horas de conversación en la que rescatan trozos de historia de su memoria. Sus privilegiadas mentes albergan décadas e incluso siglos que acontecieron en Bera.


Son muchos los años y horas que estos hermanos han pasado recopilando documentación e investigando para poder llegar a este nivel de sabiduría. “Mi padre tenía un establecimiento de ultramarinos y un bar donde los fotógrafos exponían fotos. Las que no vendía, se las quedaba”, recuerda Rosa. Así, los hermanos comenzaron a adentrarse en este mundillo y se despertó su curiosidad por la recopilación y documentación.


En el año 1977 una señora les entregó unas fotos antiguas. Ahí fue cuando verdaderamente comenzaron sus andanzas entre los suburbios del papel.


Una trayectoria que les ha llevado a publicar varios libros con su compendio fotográfico, aunque según cuentan, su casa es una verdadera pieza de museo en la que albergan verdaderas joyas con valor histórico que hoy son consideradas de coleccionista.


Sin duda, si alguien quiere saber anécdotas, datos recónditos sobre alguna de las familias , o conocer más a fondo la historia del pueblo, es a ellos a quienes deben acudir. Pocas cosas son las que les escapan a esta pareja.


“La información que te da una foto es enorme. Yo siempre me fijo en las casas que hay detrás”, cuenta Rosa que se encuentra sumergida entre los cientos de carpetas de su ordenador portátil que están pefectamente archivadas. Primero el pueblo, luego las calles, las casas y, por último, las familias: “La información tiene que ser sencilla, para poder encontrarlo de forma fácil”.


Así es como estos hermanos, que tienen ya más de setenta años, se ilusionan con cada nuevo proyecto en el que se embarcan. En este año tan especial, estos apasionados de Bera, no podían dejar pasar la ocasión de montar una exposición con los carteles de fiestas que tienen su origen a principios del siglo pasado.


TRAYECTORIA DE LOS CARTELES


Solamente se suspendieron las fiestas de este pueblo fronterizo entre 1937 y 1939, años que coincidieron con la contienda de la Guerra Civil Española. Sin embargo, el optimismo de estos habitantes hizo que en 1940 se reanudasen como lo habían hecho tradicionalmente las fiestas de Bera.


Este será el primer año desde entonces que no se celebran seis días de fiestas en el pueblo, aunque el número ha ido cambiando dependiendo la época.


Los Errandonea que viven su vida con pasión y entrega al pueblo no podían dejar pasar esta oportunidad para mostrar una amplísima colección con los carteles que han anunciado las fiestas en honor a San Esteban desde 1903 hasta la actualidad.


Madalen Prieto Sierra me dio la joya de la colección. El cartel más antiguo”, comenta Rosa mientras observa los llamativos colores que lo componen y añade: “La falda está descolorida. Creemos que se cayó algo encima” y añade risueña “pero eso también forma parte de la historia, ¿no?”.


Para poder hacer este gran homenaje, además de la generosidad de Madalen también fue necesario recopilar el resto de carteles. “Estaba un día en internet y vi que se vendía el lote de carteles. Costaba 100 euros, le pedí al ayuntamiento que lo comprase y lo hizo”, relata Rosa al tiempo que su mirada se ilumina al contemplar los carteles más coloridos de la exposición.


Desde el centro de la sala, Rosa, se mueve en círculo y recorre desde la distancia con el dedo al tiempo que señala cada cartel: “Se ve muy claro cómo hay una evolución en el diseño. Se pasa del blanco y negro de los primeros carteles, al color y por último se da el salto a la fotografía”.


LLAMATIVOS Y DE AUTOR


Los carteles a partir de la década de los años 50 son obra de José Luis Salinas y de su hijo Rafael Salinas, dos artistas que introducen el color llamativo y explosivo en sus creaciones.


Cautiva el encanto del cartel de 1936: “Había sido el alzamiento y aquí se hacen fiestas. Se ve cómo piden permiso para hacer bailes y se nombra a la corporación municipal”, cuenta José Antonio. Otro de los que más llama su atención es el de 1958. Sobre un recorrido de color rojo están dibujados símbolos y actos de las fiestas como los dantzaris: “Es ingenioso son 6 días de fiestas que recorren los 6 kilómetros hasta la muga”. Entre los más llamativos se encuentra el primer bilingüe del 65 o el que ilustra el enfrentamiento de pelota entre los del caserío y el pueblo del 42.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE