Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Obituario

La carretera esquilmó los sueños del joven sacerdote Renato Nahuel Bettini

Vicario parroquial en Peralta y Funes, sufrió un accidente de tráfico este domingo en Caparroso. Falleció a las horas. Aficionado al fútbol y del Barça, volvía de ver el Clásico con unos compañeros. Fue ordenado presbítero hace cuatro meses. 

Ampliar El sacerdote Renato Nahuel Bettini, fallecido en un accidente de tráfico en Caparroso
El sacerdote Renato Nahuel Bettini, fallecido en un accidente de tráfico en CaparrosoCedida
Actualizado el 18/10/2022 a las 15:38
Los sueños de Renato Nahuel Bettini descansan en el kilómetro 53,4 de la carretera nacional 121, cerca de Caparroso. En ese punto resultó herido muy grave tras sufrir un accidente de tráfico en la tarde de este domingo 16 de octubre. Sacerdote de 29 años, falleció a las pocas horas en el Complejo Hospitalario de Navarra.
En el centro médico fue asistido en “los últimos momentos de la vida” por Jesús Dillana, rector del seminario Redemptoris Mater en Pamplona. Renato Nahuel fue ordenado sacerdote el pasado 12 de junio en la catedral de Pamplona y este verano se incorporo a su primer destino, como vicario parroquial de Funes y Peralta, donde ahora residía. “Pero los trámites son lentos y su domicilio jurídico estaba aún en este seminario donde él se había formado, por eso comunicaron con nosotros y fuimos a hospital”, se emociona Jesús Dillana al recordar al joven presbítero.
Argentino, nacido y criado en Villa María, en la provincia de Córdoba, se mudó a Pamplona cumplidos los 18 para ingresar en el seminario y atender así su vocación hacia el sacerdocio, cincelada en el Camino Neocatecumenal, del que era miembro. “Llegó con mucha ilusión y ha estado desde entonces en el seminario, en las ocupaciones propias, en lo académico con mucho aprovechamiento y en la convivencia, con un excelente carácter, alegre. Lo primero que te viene al recordarlo, siempre risueño y bromista, si bien cuando llegó a la madurez se mostró como un hombre sensato, con discernimiento cristiano y sacerdotal, muy consciente de que no era un superman, ni un súper apostol ni súper cristiano, un hombre con sus debilidades, por eso se apoyaba en la llamada que Dios le había hecho, en su ordenación con libertad y una confianza grande en Jesucristo”, explica Jesús Dillana y repara en que “no ha celebrado muchas misas, ni bautizos o aún menos bodas, pero ha entregado su vida”.
A Renato Nahuel “le encantaba el fútbol y era del Barça”. Este domingo había quedado con el párroco de Caparroso, también nuevo en su destino, para ver junto a otros compañeros el clásico Real Madrid-FC Barcelona. “Les comentó que iba a regresar pronto a Peralta para preparar con tiempo la exposición del Santísimo”, describe Jesús Dillana.
Renato era el segundo de cuatro hermanos, todos varones. Sus padres y los tres hermanos viajaron a Navarra para asistir a su ordenación sacerdotal hace cuatro meses. En su breve andadura en Peralta y Funes el sacerdote ha imprimido huella, en su labor junto al párroco Jorge Tejero. También en la Casa de Misericordia guardan muy buenos recuerdos. Ejerció el sacerdocio en la residencia pamplonesa unas semanas durante este verano.
El fallecido estudiaba Teología Bíblica en la Universidad de Navarra, “equivalente a master”, señalan sus profesores Vicente Balaguer, Juan Chapa y Diego Pérez-Gondar. Recuerdan que “debido a la pandemia se incorporó tarde a las clases presenciales. Se hizo popular entre sus compañeros por su asistencia online. Era habitual recibir su saludo desde Argentina, al inicio de las clases a las 10 h, cuando para él eran las 4 de la madrugada”, subrayan su interés.
“Enamorado de la escritura y de Tierra Santa, esperaba con ilusión un curso de Arqueología Bíblica en abril de 2023, previsto en el currículum de estudios de la facultad”, describen los profesores.
Este lunes se celebró en la iglesia de San Lorenzo de Pamplona una eucaristía en su memoria, presidida por el arzobispo Francisco Pérez. Concelebraron dieciséis sacerdotes y cinco diáconos, en la capilla de San Fermín. Los padres de Renato Nahuel siguieron la misa conectados al canal de YouTube de la parroquia y el arzobispo les dedicó unas palabras de aliento. Llenaron el templo feligreses, también llegados de Peralta y Funes, amigos seminaristas y del camino Neocatecumenal de Navarra. La Universidad se une al dolor de sus familiares y pide una oración por su alma. Un reguero de muestras de condolencia por el sacerdote corre por las redes sociales.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora