Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Trashumancia

Bardenas defiende su tradición trashumante

Celebró este domingo el acto de entrada de rebaños por El Paso; la sequía no afectará a las 80.000 ovejas que pastan en este territorio ya que "no les faltará el agua"

Ampliar A: BLANCA ALDANONDO
F: 18/09/2022
P: ENTRADA DEL PRIMER REBAÑO CON ANGEL MARI SANZ MOSO
Centenares de ovejas entran a Bardenas por el término de El Paso para pastar los próximos meses, ante la atenta mirada del público asistente al actoBlanca Aldanondo
Publicado el 19/09/2022 a las 06:00
El término de El Paso, donde se ubica el monumento al Pastor, acogió este domingo una nueva edición de la entrada de rebaños a Bardenas, un acto ahora testimonial con el que la Comunidad bardenera persigue mantener la tradición de la trashumancia. Y es que, hasta que en 2011 implantó los distritos ganaderos (zonas individualizadas de pasto) en el territorio, el 18 de septiembre era la fecha de inicio del aprovechamiento de pastos en este parque natural, al que llegaban los pastores trashumantes con sus ovejas desde los valles de Roncal y Salazar para pasar el invierno. Sin embargo, con los citados distritos, los rebaños pueden permanecer en ellos todo el año.
SIN "PROBLEMAS" DE AGUAi
En esta ocasión fueron dos rebaños, con casi 2.000 ovejas en total, los que entraron por El Paso ante la presencia de las más de 200 personas que asistieron al acto. El primero fue conducido por el pastor de Vidángoz Ángel Mari Sanz Moso, y el segundo por Carlos Landa San Martín, de Ochagavía. Una entrada que, como marca la costumbre, se produjo tras el anuncio del inicio del acto, a las 8 horas, con el lanzamiento de un cohete que, en esta ocasión corrió a cargo del vocal de la Permanente de Bardenas Félix Zapatero, quien consideró “un honor” haber sido elegido para tal fin.
El presidente de Bardenas, José Mª Agramonte, defendió que, a pesar de la implantación de los distritos “hay que mantener las tradiciones como sea y que se sepa lo que es la trashumancia”. Añadió que en Bardenas “son ya pocos los que la hacen, unos diez o doce de los valles”. Respecto a la actual situación de sequía, dijo que este año no va a afectar a las entre 70.000 y 80.000 ovejas que hay ahora en Bardenas porque “no les va a faltar el agua, y pastos, por lo menos para estos días, tienen”. Disponen de 75 abrevaderos en otros tantos distritos con agua de El Ferial y la acequia de Cincovillas que les llega, según dijo, “a través de 110 kilómetros de tuberías” construidos, y cuentan con balsas para los restantes, hasta completar los 84 existentes.
Félix Rodrigo, también vocal de la Permanente de Bardenas, se refirió a “la paradoja que ha habido este año, ya que los rebaños de los valles pirenáicos han adelantado su llegada a Bardenas porque allí no tenían pastos ni agua, y han bajado desde julio. Tenían sequía en el norte, y nosotros en el sur, pero con el trabajo que hemos hecho hemos sido previsores”, explicó.
El acto de entrada de los rebaños concluyó con un almuerzo, a base de migas, que prepararon y sirvieron voluntarios de la asociación bardenera Ascapebar a los asistentes. Posteriormente, Carcastillo acogió diversos actos que pusieron fin a la Fiesta de los Usos Tradicionales de la Trashumancia en Bardenas celebrada durante este fin de semana en la localidad.

FALTA DE RELEVO GENERACIONAL EN EL "DURO" OFICIO DE PASTOR

El problema de la falta de revelo generacional en el “duro” oficio de pastor se dejó sentir ayer en acto de entrada de rebaños a Bardenas. Como explicó Ángel Mari Sanz Moso, de Vidángoz (Valle de Roncal), que condujo al primer rebaño de 990 ovejas que entró el domingo por El Paso, “tengo 61 años, y no tengo relevo, ni quiero”. “El sector primario está bajo mínimos y no se puede andar con tonterías. Cuando me jubile me quitaré las ovejas y ya está. Es una pena, pero es lo que queda. El sector primario está abandonado y no merece la pena estar trabajando aquí un montón de horas para nada”, señaló, al tiempo que no dudó al afirmar, respecto al relevo generacional que “esto en veinte años se va al garete todo”. “Somos los últimos ya. Yo no cambiaría la vida que he llevado. He sido feliz y ya está pero no quiero que hagan estos mis hijos”, comentó. En este sentido, explicó que para llegar a El Paso ”salimos el pasado domingo y hemos estado andando una semana para llegar ahora a nuestro distrito en Bardenas, donde no vamos a tener problemas de agua y, aunque pasto no hay mucho, el agua es lo más importante”, dijo, al tiempo que reconoció que este verano en los valles pirenaicos ”hemos andado muy justos de agua, los manantiales se han secado”.
AL FINAL, "DESAPARECERÁ"
Por su parte, Carlos Landa San Martín, explicó que llegó a Bardenas con sus alrededor de 800 ovejas, desde Ochagavía (Valle de Salazar) hace un mes. “La situación en cuanto al agua en el norte este verano era peor y tuvimos que bajar antes, a primeros de agosto, ya que en Bardenas tenemos el agua asegurada con los distritos y abrevaderos”.
Coincidió con Sanz en que “esta vida es muy dura y el sector está mal ya que aunque el cordero aún parece que se mantiene, los piensos están muy caros”. “Yo no tengo relevo de momento y cuando lo deje quitaré las ovejas. Esto parece que va a ir de mal a peor y creo que esto, al final, desaparecerá”, señaló.
Armando Arrondo Ruiz, presidente de ASOBAR, la Asociación de Sociedades de Bardenas en la que están representados todos los usos tradicionales que se dan en la Comunidad -agricultura, ganadería, caza y pesca-, coincidió en que “el tema de la falta de relevo es lo peor”. “Tengo 55 años y seré de los más jóvenes que hay por aquí”. Añadió que tienen una explotación familiar y su hermano cuida al rebaño que poseen mientras que “el sábado y domingo le echamos una mano”.
“El sector está atravesando una crisis generacional terrible. Pediría a los gobernantes que le ‘echen’ a esto un poco más de cariño porque, de lo contrario no va a quedar nadie y un pueblo que no cuide ovejas está abocado al fracaso, pasará hambre”, señaló. En cuanto al acto de entrada de rebaños a Bardenas, dijo que es para ASOBAR el principal de la Fiesta de los Usos Tradicionales de la Trashumancia en Bardenas. “Bardenas son usos, costumbres y tradiciones, y en esta fiesta está representado ese derecho que tienen los roncaleses y salacencos a pastar en la Ribera, y que se mantiene”, comentó Armando Arrondo.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE