Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Sucesos

La madre del niño rescatado en Tudela: “Bajé a recoger una camiseta al portal, y entonces ocurrió todo”

La madre del niño de año y medio que se quedó encerrado en casa de forma accidental aclaró este jueves algunos aspectos de cómo ocurrió el suceso

El emblemático quiosco situado en la céntrica plaza de los Fueros de Tudela, inaugurado el 11 de julio de 1921 y que ahora cumple cien años
Imagen de archivo de TudelaARCHIVO
  • D.N
Actualizado el 29/07/2021 a las 19:34
La madre del niño de año y medio que fue rescatado el pasado sábado por la Policía Nacional en un piso de Tudela, tras quedarse encerrado después de que su madre se dejara las llaves dentro de forma accidental, aclaró este jueves que todo se desencadenó muy rápidamente. “Tan solo bajé al portal a recoger una camiseta que se me había caído..., y entonces ocurrió todo”, apuntó la madre, quien, antes de salir de la vivienda, metió la mano en el bolso para coger las llaves de casa, pero se equivocó con otras.
La puerta se cerró quedándose dentro de la vivienda el niño, que estaba dormido en el salón. Entonces, la madre llamó a su pareja al trabajo, pero también se había dejado las llaves en casa.
Al piso, situado en el céntrico paseo de Pamplona de Tudela, acudieron varios agentes de la Policía Nacional, quienes evaluaron la situación hablando con la madre para determinar el modo en el que debían proceder.
A 5 METROS DE ALTURA
Según quiso aclarar la madre, la única ventana que estaba abierta en el domicilio era la de la cocina, “pero se encuentra a una altura a la que no podía llegar mi hijo”. Además, también quiso apuntar que no había ningún fuego encendido en la cocina.
Por otro lado, la madre señaló que su hijo no se llegó a despertar durante la intervención de los agentes de la Policía Nacional.
Estos, tras intentar en vano abrir la puerta introduciendo un plástico por una de las ranuras, decidieron actuar con celeridad para evitar posibles riesgos y llegar al niño lo antes posible.
Así, uno de los agentes se descolgó desde una ventana de la escalera del bloque, a unos 5 metros de altura, para entrar al domicilio a través de la ventana que estaba abierta en la cocina.
Las dos ventanas estaban separadas por unos 2,5 metros en horizontal y, justo debajo, había un frágil suelo de uralita bajo el cual había más de 3 metros de altura. Así, desde el ventanuco por el que salió el policía hasta el suelo que escondía la uralita había, al menos, esos citados 5 metros de altura.
El agente sacó su cuerpo por la ventana de la escalera mientras otro compañero le agarraba del ceñidor del pantalón para que pudiera descender con mayor suavidad.
El policía alcanzó con sus pies el suelo de uralita mientras, con sus manos, se agarraba al alfeizar de la ventana. Entonces, su compañero le soltó y el suelo de uralita comenzó a crujir.
Ante esta situación de riesgo, el agente dio un salto hacia la ventana de la cocina consiguiendo alcanzarla.
Esta arriesgada acción se saldó de la mejor manera posible, ya que el agente logró entrar en el piso y abrir la puerta para que pudiera acceder su madre.
La atención de los policías fue estupenda y, en verdad, el agente que se arriesgó a entrar por la ventana actuó como un héroe”, señaló la madre, muy agradecida con los agentes.
volver arriba

Activar Notificaciones