Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Coronavirus Navarra

Vencer al virus a los 95 años

Tras 3 semanas en el hospital y completar el aislamiento, la cascantina María Miramón ya está recuperada. Personal y mayores que viven en la residencia de su localidad la ovacionaron

Vencer al virus a los 95 años
María Miramón camina por el pasillo de la residencia entre los aplausos del personal.
CEDIDA
  • M.T. Tudela
17/04/2020

Con paso lento pero seguro, y ayudada por un andador, María Miramón Romano atravesó el miércoles el pasillo de la residencia Nuestra Señora del Rosario de Cascante entre los aplausos del personal para llegar a la sala donde también le esperaban sus compañeros con globos y otra ovación. Era el punto y final de una larga lucha contra el coronavirus al que, a sus 95 años, ha conseguido doblegar.

Una “lección de vida”. Así lo define la familia de la que fue el primer caso detectado en Cascante, a principios de marzo. Tras tres semanas de ingreso en el Hospital de Tudela, fue dada de alta y trasladada a la residencia de la localidad, donde ya ha completado el aislamiento en su habitación.

UNA LECCIÓN DE VIDA "INCREIBLE"

“Estamos ante una generación por la que, desde luego, hay que luchar y quedarnos en casa. Están demostrando no que son fuertes, sino lo siguiente. Nos están dando una lección de vida increíble”, afirma Miriam Aguado Sáez de Guinoa, una de sus sobrinas, viuda y sin hijos.

“Es una mujer a la que le ha tocado sufrir bastante en la vida por salud, pero es muy fuerte. Hace años pasó un cáncer de garganta, el verano pasado la operaron de una obstrucción intestinal y después estuvo recuperándose de la intervención dos meses en la residencia... Utiliza inhalador desde hace tiempo porque tiene un poco de fatiga, pero es de hierro”, indica Miriam, hija de José Aguado Miramón, el mayor de los sobrinos carnales de María.
 

Te puede interesar

ANTES DEL ESTADO DE ALARMA

Como explica Miriam Aguado, su tía vivía en su domicilio de su localidad natal, a la que regresó tras vivir muchos años en Barcelona una vez que se jubiló su marido. Un municipio del que, no obstante, nunca se había desvinculado, ya que acudía siempre en verano a Cascante.

“Estaba en su casa con una cuidadora que iba a horas, porque ella tiene mucho carácter y no quería una persona todo el día ya que se hacía su comida y todo. Estaba perfectamente”, apunta. Añade que, no obstante, en la primera semana de marzo, antes de decretarse el estado de alarma, “se encontraba un poquito más cansada y mareada”. “Llamé al médico y vio que no respiraba bien, por lo que decidió mandarla al Hospital de Tudela. Fue mi padre con ella y, como era cuando empezaban los casos de coronavirus y estaba el protocolo activado, le hicieron la prueba y mandaron a mi padre a casa diciéndole que no saliera, por si acaso, porque había estado con ella. Al día siguiente nos dijeron que era positivo y, a los que estábamos alrededor de ella, como no teníamos síntomas, que estuviéramos vigilando un poco pero que hiciésemos vida normal”, comenta.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas
volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra