Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Fiestas

El club de fútbol femenino, protagonista del inicio festivo en Oteiza

Tras dos años de parón, los balleneros y balleneras dieron inicio a sus fiestas 

Ampliar Fotos del inicio de las fiestas en Oteiza.
Fotos del inicio de las fiestas en Oteiza.Irati Aizpurua
Publicado el 18/08/2022 a las 06:00
Sucede que, en ocasiones, el cúmulo de sentimientos es tal que resulta casi complicado definir con una sola palabra esa sensación que sobrevuela por encima de las demás. Alegría, nerviosismo, deseos irrefrenables... Un auténtico cóctel que se agita, todavía más, cuando apenas quedan minutos para ese chupinazo post pandemia.
Pero, dentro de este escenario cambiante, fue el alcalde de Oteiza, Rubén Martínez Landa, quien resumió de una manera que quizá ninguno de sus vecinos discutiría. “Tenemos muchas muchas ganas de celebrar, de reencontrarnos y muy pocas de problemas”. Sus palabras resonaban en el interior de los balleneros y balleneras (apelativo cariñoso para los afines a la localidad), que, con los pañuelos en alto, esperaban ansiosos el estallido de sus fiestas patronales.
CASI NADA
Y así, con el reloj avanzando impasible, las jugadoras del equipo femenino del Club Deportivo Idoya, Maite Echávarri y Paula Arbizu, no podían camuflar los nervios que, poco a poco, se iban adueñando del hall del Ayuntamiento de Oteiza. 75 años batallando en el deporte y ellas, amantes de su pueblo, apenas podían creerse que fueran a prender la primera mecha de unas fiestas que llevan dos años esperando.
“Ser de este pueblo es un orgullo. Nunca piensas que podrías terminar siendo tú la que arranque las fiestas. Es una sensación complicada de explicar”. La reflexión, compartida por ambas jugadoras, completaba unas frases que apenas podían terminar por ese manojo de nervios que se iba haciendo fuerte en el estómago de estas deportistas. Sí hubo temple para el esfuerzo de Comestibles Landa.
Música y alegría, abrazos y brindis en una mañana en la que el termómetro regaló unos agradables 24 grados. “Es perfecto para alargar el vermú”, reían Raquel y Milagros Aizcorbe. Y mientras, balones volando desde el balcón de la casa consistorial, regalos que los más pequeños atesoraron con fuerza. “Papáaaaaa, que tengo uno”, gritaba Unai. Las fiestas ya han comenzado.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE