Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Ayuntamiento

El atasco en los proyectos del 2021 los deja para el nuevo año en Estella

En esa situación están desde el frontón Lizarra al nuevo equipamiento para la limpieza viaria

Ampliar Labores de limpieza viaria en la plaza de los Fueros de Estella el pasado otoño
Labores de limpieza viaria en la plaza de los Fueros de Estella el pasado otoñoMONTXO A.G.
Publicado el 04/01/2022 a las 06:00
Los principales proyectos a los que el Ayuntamiento de Estella había dotado de partida presupuestaria en 2021 se han quedado para el año que acaba de comenzar. El atasco por la demora en los procedimientos de contratación no obedece a una única causa. Pero lo cierto es que el cuello de botella generado afecta a buena parte del gasto aprobado en el remanente de tesorería del pasado mes de junio por un total de 3,8 millones. Un dinero no movilizado que pasará ahora al remanente del 2022 y deberá aprobarse de nuevo.
En esta situación se encuentran las dos inversiones con mayor dotación. Por un lado, la compra de barredoras por 475.000 € como parte de un nuevo equipamiento para que el Ayuntamiento se haga con su propia maquinaria de limpieza viaria. Por otro, los 450.000 € destinados a la reconversión del frontón Lizarra. Uno de los proyectos destacados de ese lote que tiene todavía un muy largo recorrido por delante puesto que se cuenta con una propuesta de partida pero hay que redactar primero el proyecto de las obras. A este nuevo año se han derivado también las cámaras para los controles de acceso al Casco Antiguo que contaban con una consignación de 200.000 €. Lo mismo ocurre con el parking de vehículos y autocaravanas en Oncineda, dotado en un primer momento con 72.000 € aunque ampliado después.
¿Qué ocurre ahora con ese dinero sin gastar? Depende del momento en que se encuentre cada actuación. Los proyectos que, aunque aún sin contratar, sí cuenten con su licitación en proceso, pasarán a 2022 pero al remanente afecto. Es decir, no puede tocarse esa partida porque su destino se encuentra ya comprometido y el dinero no gastado en su momento se movilizará más tarde. El resto, aquellas obras o compras sin licitaciones en curso, se incorporan al nuevo remanente que deberá aprobarse por el pleno en su momento, lo que habitualmente se hace a lo largo de la primavera de cada ejercicio económico.
Desde las filas del equipo de gobierno, el edil de Servicios Jorge Crespo apunta a algunas de las circunstancias detrás del retraso en partidas de maquinaria de limpieza o el quiosco de la plaza de los Fueros. “Respecto a la plaza, he estado durante un año pidiendo a tres empresas distintas presupuestos estimados de lo que podría costar el proyecto sin conseguirlo. Ello se une a la crisis de suministros que está encareciendo los costes y elevando compras que teníamos previstas”, indica.
Crespo describe esta situación en la compra de los futuros suministros para mejorar la limpieza viaria, entre ellos una fregadora. “Una máquina que íbamos a adquirir por 180.000 € ha subido hasta los 280.000 €. Y, en cuanto a la plataforma elevadora que íbamos a comprar, la fecha de entrega es de dos años. No hay manera de sacar nada adelante”, describe.

ALGUNAS PREGUNTAS

​1 ¿Qué ocurre con los nuevos baños públicos previstos? Esta dotación se vincula a una doble partida aprobada en 2021 que queda para este año en ambos casos. A la actuación en la campa de Curtidores con unos baños públicos se le dotaba de 60.000 € en el remanente de junio. También la reforma de la plaza de los Fueros, que contaba con una partida de 10.000 € para empezar con la redacción del proyecto, apostaba por nuevos aseos tras el derribo del quiosco.

2 ¿Y con los accesos al Casco Antiguo? Que siguen sin solucionarse y sin barreras para los vehículos en la práctica. Hacerlo requiere la compra e instalación de un sistema de cámaras que controle la entrada de coches a la zona mediante la lectura de sus matrículas, como se hace ya con el ámbito de la antigua zona azul. No se contará con ello hasta 2022, l o que supone un nuevo retraso en una instalación afectada ya por sucesivas demoras.

3 Otras obras en espera. La demora de los grandes proyectos afecta también a un goteo de actuaciones dotadas con presupuestos menores. Uno de ellos, el previsto para el eje vía verde-barrio Arieta y Valdelobos- para el que se aprobaron 50.000 €. Hay dinero sin gastar en los parques infantiles, con proyectos de ampliación y mejora para los que se reservó una partida global de 75.000 € que se ha movilizado solo en parte.


4 Dinero ya gastado o licitado.
De las partidas más elevadas de ese mismo remanente formaban parte los 100.000 € de subvenciones a bonos comercio, que han financiado las campañas de otoño y la de Navidad aún en marcha. O los 70.570 € para la redacción del proyecto de envolvente térmica en el colegio público Remontival, cuya licitación se inició ya semanas atrás desde el Ayuntamiento de Estella.


5 Otras partidas ejecutadas. De la misma lista de obras ejecutadas y partidas del remanente gastadas forman parte la instalación de luminarias tipo led en el Museo Gustavo de Maeztu (31.298 €), la nueva iluminación estrenada esta Navidad (41.115 €), la compra de una biotrituradora (14.700 €) y de una telescópica eléctrica para el área de Servicios, además de un goteo ligados a pequeñas mejoras en calles, en el mobiliario urbano o en programaciones y actividades.

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE