Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Protesta

La hostelería recorre Estella y exige soluciones para el sector

Más de 500 personas se manifestaron por el centro de la ciudad en apoyo al colectiv

Ampliar La hostelería recorre Estella y exige  soluciones para el sector
La hostelería recorre Estella y exige soluciones para el sector
Actualizado el 15/11/2020 a las 06:00
“Queremos trabajar. No somos el problema. Nos estamos desangrando”. Era uno de los gritos de auxilio que se escucharon el sábado durante la manifestación de Estella en apoyo a la hostelería. Alineadas y manteniendo las distancias, más de 500 personas respaldaron al sector en un recorrido que atravesó el centro de la ciudad. La marcha empezó a la una y media de la tarde con el sonido de los silbatos y caceroladas resonando en el paseo de la Inmaculada, para tomar la calle San Andrés, plaza de la Coronación y avenida de Yerri, donde se fueron sumando más manifestantes. Entre ellos, representantes de la asociación de comerciantes que anunciaron su respaldo el día anterior.
En cabeza, algunos hosteleros de Estella portaban pancartas exigiendo soluciones al Gobierno. Detrás, lo hacían al Ayuntamiento estellés. “Trabajo no, ¿impuestos sí? Ayuntamiento donde estás. ¡Soluciones ya!”. Tras ellos, otros trabajadores y vecinos anónimos portaban carteles en alusión al incierto futuro del sector.
AUXILIO DESDE EL QUIOSCO
El ritmo de la marcha fue rápido, para evitar aglomeraciones. A las dos de la tarde, los manifestantes hacían su entrada en la plaza de Los Fueros, donde estaba instalado el mercado de Plazara!. El clamor de sus consignas sonaba en la plaza cuando Consuelo Delgado, del Bar Jubilados Ega, se dirigió desde el quiosco a los asistentes. “Nos están destruyendo”, alertó.
Le tomó el testigo Edurne Rodríguez Astarriaga, del bar La Estación, que exigió soluciones al Ejecutivo Foral. “¿Qué más quieren que hagamos? Esto es inaceptable. No nos vamos a rendir. No dejaremos que tiren por la borda tanto tiempo de sacrificio. Están en juego muchas familias y seguiremos luchando por nuestros derechos”. También al Ayuntamiento de Estella. “Le solicitamos, una vez más, ayudas inmediatas. Y que se tengan en cuenta para las posibles subvenciones de los próximos presupuestos. La hostelería es responsable, queremos vida en las calles”, gritó.
Por último, habló Pablo Urabayen Bacaicoa, del Bar Cafetería Gavia Los Llanos. “Una vez más nos hemos vuelto a reunir para luchar por algo que nos queda en esta pandemia: el trabajo. Y nos lo quieren quitar. Quién nos iba a decir que tendríamos que salir a la calle a pedir que nos dejasen trabajar. No para exigir mejoras o condiciones dignas. Si no para que nos dejen trabajar”. “La Hostelería es segura. Menos del 3,5% de los casos salen ahí. Lo dice el Ministerio de Sanidad y, aun así, nos siguen castigando.
Podemos hablar también de las escasas o nulas ayudas que nos prometen desde el Gobierno. Y digo prometen porque todavía existen ERTES sin pagar y ayudas que no dan para subsistir. Y parece que les tenemos que dar las gracias. Lo que no puede pasar es que falte el dinero para ayudar a la gente que levantamos el país y les sobre a los que nos están hundiendo”.
Consuelo Delgado Asensio, bar Jubilados Ega: “No nos están dando las ayudas”
Consuelo Delgado fue la primera en tomar la palabra. “El gobierno cree que un bar es solo un bar, que está ahí para servirte, que de las ayudas viviremos, que nuestros bares son focos de infección. No señoras y señoras”. Así empezó un discurso que fue endureciendo. “Parece que ellos nunca han sentido la satisfacción de un trabajo bien hecho. Nunca han disfrutado viendo las caras de sus clientes tomando un café o degustando un plato”. Reclamó las ayudas. “Si nunca han ayudado. No nos están dando las ayudas. ¿Dónde está ese dinero que dicen que nos han dado?”.
El objetivo de las concentraciones, dijo, “es que podamos abrir nuestros negocios para trabajar. De no ser así, rogamos que las ayudas ofertadas por nuestro gobierno lleguen a nuestro bolsillo y no se queden en el aire”. Reiteró que la hostelería es un sector seguro. “No es el culpable. Es muy fácil señalar con el dedo como lo han hecho con nosotros”.
Eugenio Tardienta Araiz. bar restaurante Camping Acedo: “Queremos abrir sin porcentajes ridículos”
En la manifestación no solo hubo hosteleros de Estella. A la marcha se sumaron otros trabajadores del sector en la merindad, como Eugenio Tardienta Araiz, del Bar Restaurante Camping Acedo. Se sumó a la reivindicación para pedir que el sector puede retomar la actividad. “Pero no con porcentajes ridículos del treinta por ciento. Queremos una hostelería plena, que puede abrir las 24 horas del día como hemos hecho siempre”, declaró Tardienta.
La hostelería, recalcó, no es la culpable de los contagios. “Solo un 2,3 por ciento de los empleados del sector se ha contagiado. No es la culpable. Con ella se ha querido justificar los cierres y los datos que ofrece el Ministerio de Sanidad no lo justifican”, indicó Eugenio Tardienta. Si tienen que cerrar, apuntó, necesitan ayudas “reales”. “Si no podemos trabajar, que nos den subvenciones de verdad. Equivalentes a lo que hemos perdido, como en su día tuvieron la banca y las eléctricas”, añadió.
José Flamarique Ganuza. presidente de la asociación de Comerciantes, Hostelería y Servicios: “La hostelería genera trabajo indirectamente”

La Asociación de Comerciantes, Hostelería y Servicios de Estella respaldó la manifestación convocada por los bares, cafeterías y restaurantes de Estella. Varios representantes del colectivo participaron en la marcha. El presidente del colectivo, José Flamarique, explicó que la hostelería y el resto del comercio van de la mano. “Si el primero no funciona, las ventas del segundo caen, las pérdidas pueden ser más del cincuenta por ciento”.
El presidente de la asociación aseguró que el papel que juegan los bares y restaurantes de Estella es fundamental para el funcionamiento del resto del comercio. “La hostelería genera indirectamente mucho trabajo que nos beneficia a todos”. Se refirió a las carnicerías, a las pescaderías, a las fruterías que les suministran. También a otros proveedores o a las asesorías. La caída de una de las piezas, comparó, provoca un efecto dominó que afecta al resto. Cuando alguien viene a tomar algo a Estella, puede acabar comprando algo en la ciudad. Y al revés, el que viene a comprar, puede acabar tomándose algo en un bar.
volver arriba

Activar Notificaciones