Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Suceso

Un vecino de Oteiza de 43 años fallece en moto en Larraga

David Arzoz Labat circulaba en moto hacia Oteiza, perdió el control e impactó contra una barrera de protección

Lugar del accidente y fotografía, arriba a la derecha, de David Arzoz Labat.
Lugar del accidente y fotografía, arriba a la derecha, de David Arzoz Labat.
Actualizado el 25/07/2021 a las 09:02
David Arzoz Labat, vecino de Oteiza de 43 años, falleció el sábado por la tarde en accidente de tráfico a la altura de Larraga tras perder el control de su moto en una recta de la NA-132, un poco antes del kilómetro 16, salirse por el margen izquierdo e impactar contra el guardarraíl del sentido contrario, en plena curva.
El aviso del accidente lo recibió SOS Navarra a las 16.54 horas y hasta el lugar acudieron cinco patrullas de la Policía Foral de Tafalla y Pamplona, un equipo médico de la zona, una ambulancia y bomberos. La noticia del fallecimiento llevó la consternación a esta localidad de 900 vecinos, donde trabajaba en una vaquería familiar. Era muy querido y llegó a ser miembro de la directiva del C.D. Idoya.
GANADERO Y EXDIRECTIVO
David Arzoz Labat iba a cumplir este año 43 años. Soltero y con novia en Galicia adonde viajaba con frecuencia. Sus padres se llaman Jesús y M. Carmen y él era el menor de los tres hermanos, Estibaliz y Álvaro.
Según contaban algunos de sus amigos a este periódico, no era un gran aficionado a las motos, ya que por falta de tiempo no la utilizaba demasiado. Aprovechaba algunos fines de semana para dar una vuelta, tal y como hacía ayer.
Otra de sus aficiones, probablemente la mayor de ellas, era la dedicación al club de fútbol C.D. Idoya, el equipo del pueblo en el que jugó desde muy joven y en el que participó fundando incluso el equipo regional. También fue miembro durante años de la junta directiva. Hoy su vínculo al club se mantenía como socio y porque uno de sus sobrinos juega en el equipo local y otro en Osasuna.
Los vecinos le recordaban como la persona de la “gran sonrisa”, “siempre amable”, muy amigo de los suyos a quien le gustaba participar en todas las actividades posibles del pueblo. “Estaba metido en todas las salsas. Era una persona muy querida”.
volver arriba

Activar Notificaciones