Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

De verano por Navarra

Pueyo, un pueblo vivo

Pueyo debería estar celebrando estos días sus fiestas patronales en honor a Santiago pero la pandemia ha obligado a suspenderlas. El último año, tras la riada de 2019, no ha sido fácil.

Un grupo de niños juega en la plaza del Ayuntamiento de Pueyo (Navarra).
Un grupo de niños juega en la plaza del Ayuntamiento de Pueyo el pasado martes por la mañana.
Actualizada 23/07/2020 a las 06:00

Lo primero que hizo la alcaldesa de Pueyo cuando cogió la agenda de 2020 fue ir a la página del 22 de julio. Allí, en la parte superior, apuntó una palabra: Fiestas. La reescribió en las hojas de los cinco días siguientes. Pero hace pocas semanas Charo Guillén tuvo que volver a esas páginas para añadir una segunda palabra: Suspendidas. Cuenta que anotó el inicio de las fiestas de 2020 lo primero de todo porque marcaban un momento ‘feliz’ después de un 2019 que había sido complicado debido a la riada que el 8 de julio del año pasado se cebó con fuerza en la Zona Media. Pueyo fue una de las localidades afectadas.

Ahora, la pandemia del coronavirus ha obligado a suspender las fiestas patronales en honor a Santiago en este pueblo de la Valdorba, el municipio que abre todos los años el calendario festivo de la Zona Media. Pueyo tiene 351 habitantes, cuarenta más que hace una década. Es un pueblo que su alcaldesa califica como “vivo” pues hay gente joven que apuesta por quedarse en él para vivir y construir un futuro. Un hecho éste, insiste, para celebrar en un momento en que muchas localidades pequeñas se están despoblando. El cohete debía haber abierto ayer cinco jornadas festivas pero este año no habrá ningún acto durante los días en que hubieran sido las fiestas. Tampoco habrá muchas actividades en verano. “Ha sido un año difícil y no hay que relajarse”, apunta.

 

A LA BÚSQUEDA DE UNA SOLUCIÓN PARA EL PROBLEMA DE LA VIVIENDA PARA JÓVENES

La juventud quiere quedarse en el pueblo pero no hay vivienda de alquiler cuando muchas casas están cerradas

 

Al contrario de lo que sucede en otros pueblos pequeños, la juventud de Pueyo quiere quedarse a vivir allí. Pero la cosa no está fácil, pues resulta complicado encontrar vivienda para alquilar que, en un primer momento, es la opción por la que suelen abogar los más jóvenes. Una situación ésta que preocupa a su alcaldesa. “Tenemos un problema con la vivienda y no le encontramos una solución fácil. En Pueyo hay mucha casa vieja pero no están abandonadas sino cerradas. Sus propietarios igual vienen algún fin de semana suelto o unos días en verano. Pero la mayor parte del tiempo las viviendas están vacías”, lamenta.

Otro problema se concreta en la falta de parcelas para construir viviendas. “No hay”, dice tajante Guillén. Ante esta tesitura, los jóvenes se topan con un problema. “Los propietarios de las casas viejas que están vacías habitualmente no quieren ponerlas en alquiler. Y, por otro lado, muchos jóvenes no están en disposición de comprar una vivienda vieja que, después, tengan que rehabilitar. Realmente no sabemos cómo podemos dar salida a esta situación. Pero si no lo solucionamos de alguna manera no vamos a conseguir que esa gente que quiere, se quede finalmente en Pueyo. Acabarán por irse a Tafalla o Pamplona”, asiente.

En este sentido, la alcaldesa cuenta que la generación de jóvenes que hoy ronda los 40 años, en su día, optó por quedarse en el pueblo y hoy han creado sus propias familias, que son las que dan vida a la localidad. Un hecho éste que, insiste, ha propiciado que a día de hoy Pueyo sea un “pueblo vivo”. “Vemos todos los días como hay pueblos que se van quedando sin gente joven y nosotros, de momento, tenemos suerte, quieren quedarse y Pueyo necesita a estas personas. Pueyo necesita habitantes de todos los días y tenemos que ponérselo más fácil”, reitera. La apuesta de esta gente joven por quedarse en el pueblo se refleja después en las diferentes actividades que a lo largo del año se desarrollan, por ejemplo, en el centro social donde se imparten, entre otras cosas, clases de gimnasia. “También hay una asociación de jóvenes que en pre fiestas organizan diversas actividades. Todo esto le da vida al pueblo y tiene que mantenerse, es algo que no podemos perder”, concluye.

 

CHARO GUILLÉN GUILLÉN, ALCALDESA DE PUEYO (AGRUPACIÓN LANDEBERRI)

"AÚN NO SE HAN PODIDO ARREGLAR LOS CAMINOS TRAS LA RIADA"

La alcaldesa de Pueyo espera que se puedan recibir “en breve” las ayudas prometidas por el Gobierno foral para arreglar los daños. “Parece increíble todo lo que ha pasado en un año”.

 

Ha pasado poco más de un año desde que Charo Guillén Guillén, maestra jubilada de 62 años de edad, accedió a la alcaldía de Pueyo. No había pasado ni un mes cuando el 8 de julio una riada provocaba importantes daños en los caminos agrícolas, el entorno y varias viviendas particulares de Pueyo. “Esa situación nos dejó exhaustos a todos”, dice. Tras un mal año, miraba con optimismo hacia 2020 pero la pandemia sanitaria trastocó todas las expectativas.

¿Cómo se encuentra Pueyo ahora mismo?
Si tuviera que elegir una palabra te diría que con incertidumbre. La nueva corporación entramos hace poco más de un año y llegó la riada, un acontecimiento que nos dejó exhaustos a todos los vecinos. Y ahora, la pandemia. No sabes por dónde tirar, es una conmoción tremenda.

¿Ha afectado mucho al ayuntamiento? ¿Al presupuesto?
Nuestros recursos son limitados, somos un ayuntamiento pequeño y llegamos hasta donde llegamos. Sí que desde el Servicio Social de Base, en el que la Valdorba está mancomunada con Tafalla, se han preocupado desde el primero momento porque nadie se quedara desprotegido. Pero lo que realmente ha sido importante es la ayuda vecinal que se ha evidenciado desde que comenzó todo. Se creó una red de ayuda para asistir a las personas más vulnerables y a todo aquel que lo necesitase. Pero volviendo al tema del presupuesto sí que ha habido que hacer cambios porque hemos tenido gastos extras relacionado sobre todo con asuntos de higiene, extras de limpieza. También ha habido que hacer un esfuerzo para poder abrir las piscinas cumpliendo todos los requisitos que se exigían este año. Pensamos que ya que no habría fiestas al menos sí piscina.

¿Han cubierto esos gastos con el presupuesto de fiestas?
No, esa partida -unos 30.000 euros- la tenemos de momento en la reserva a la espera de ver cómo evoluciona el año.

No habrá ningún acto en la semana festiva, ¿pero fuera de esas fechas?
Por ahora no se ha programado nada. En estos días ya teníamos claro que no y fuera de lo que hubieran sido fiestas, veremos. Hay que evitar las ganas de fiestas que todos tenemos.

La riada también afectó a Pueyo.
Sí, y a día de hoy, más de un año después, seguimos esperando a las ayudas prometidas por el Gobierno de Navarra. Hubo viviendas particulares que resultaron dañadas y los correspondientes seguros ya cumplieron. Pero en el caso de los caminos agrícolas de Pueyo que fueron afectados siguen sin arreglarse, están tal y como quedaron entonces. Tanto los caminos como un par de puentes que quedaron tocados.

¿Cuánto costará arreglarlos?
La estimación que hemos hecho supera los 200.000 euros, una cifra que es casi la mitad de nuestro presupuesto. Es una locura. El presupuesto municipal se colapsaría por lo que nos cayó del cielo, y nunca mejor dicho. Necesitamos las ayudas. Parecía que en febrero la cosa empezaba a moverse pero la pandemia lo paralizó todo otra vez. Sabemos que la tramitación de estos asuntos lleva su tiempo pero, por favor, que estamos hablando de más de un año y de un ayuntamiento como el nuestro con unos recursos muy limitados. Creo que, en este asunto, la manera de actuar del Gobierno de Navarra no está siendo acertada. Ya nos habían dicho que la Administración muchas veces va demasiado lenta pero nunca imaginé que tanto. Es algo que realmente me ha impactado.

¿Qué más proyectos tienen sobre la mesa?
Hace relativamente poco se ha concluido con la obra de pavimentación y renovación de redes del barrio de la Chantrea. Este proyecto venía de la legislatura pasada y la previsión era que hubieran concluido las obras antes pero la pandemia lo retrasó sobre la fecha prevista. Otra propuesta que nos gustaría poder acometer esta legislatura, y que también venía de la anterior, es la actuación prevista en el frontón para cubrirlo. En Pueyo no contamos con un espacio cerrado que pueda acoger determinadas actividades y este proyecto iría a cubrir esa demanda. No sería un espacio cerrado pero sí cubierto. Nos gustaría poder acometer esta actuación pero, ¿podremos hacerlo? Pues no lo sabemos. Como te he dicho vivimos en una situación de incertidumbre muy grande. En poco tiempo llevamos una riada y una pandemia, tenemos muchas ganas de poder centrarnos solamente en cosas más positivas. De momento, por favor, sigamos siendo responsables.

 

PROYECTOS DE ÍNDOLE TURÍSTICA SOBRE LA MESA

La situación de alerta sanitaria que se vive en este momento, unida a las consecuencias que aún se arrastran por la riada, ha impedido al Ayuntamiento de Pueyo trabajar en otros proyectos de índole más turística y cultural. Charo Guillén explica que hay varios proyectos sobre la mesa en este sentido y que se podrían concretar en la creación de diferentes senderos y recorridos y de una ruta por el pueblo. “Organizar visitas guiadas no nos lo podemos permitir. Pero nos gustaría trabajar para poder ofrecer itinerarios señalizados, paneles o trípticos informativos”, indica la alcaldesa, adelantando que se trata de un proyecto en fase muy inicial.

En este sentido, remarca la importancia del mirador de Santiago, ubicado en la parte más elevada del pueblo y que regala unas vistas “maravillosas”. Pero, insiste en la importancia de ampliar la oferta turística con otras elementos como las diferentes fuentes que, diseminadas, se ubican por el término municipal de Pueyo: las de Arambero, Valdetina, Siete Fuentes y Turrustaldia. Un recorrido que las conectase es una de las ideas que se barajan. Asimismo, desde hace poco, Pueyo cuenta con un nuevo atractivo. Una serie de piedras de gran tamaño, colocadas por varios vecinos, que las han decorado con aperos agrícolas. Están ubicadas en dos calles que dan acceso al barrio de la Chantrea.

 

EN DATOS

 

Alcalde: Charo Guillén Guillén, Agrupación Landerri.
Habitantes: 351 (192 hombres y 139 mujeres). En el año 2000 eran 310 y en 1900 sumaban 647..
Afiliados a la Seguridad Social: 46 personas.
Parados: 15 personas
Extensión: 21,22 km2. Pueyo limita al norte con Garínoain, al Este con Leoz, al sur y suroeste con Tafalla y al oeste con Artajona.
Principales cultivos: 1.262 hectáreas de cultivos: cereal, olivar, viña (presencia testimonial) y ahora girasol, colza y lavanda. 536 hectáreas de pastizales y 141 de arbolado.
Ganadería: Ovejas. En 2018 volvió un pastor.
Número de viviendas: 150.
Industria: No hay.
Escuela: Escuela infantil Amatxi -ubicada en Garínoain pero todos los pueblos de la Valdorba están mancomunados y pertenece a todos-. Al resto de etapas educativas los escolares se desplazan a Tafalla.
Centro médico: Consultorio que atiende dos días de forma presencial, previa cita por teléfono, y el resto de días en Barásoain, también con cita previa.
Otros servicios: Servicio Social de Base, piscinas municipales, centro social, Sociedad Zazuaga y establecimiento Salanoa.
Presupuesto 2020: 393.098,33 €.
Fiestas patronales: En honor a Santiago. La fecha de inicio varía pero siempre en torno al 25 de julio.

 

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE