Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Mancomunidad Izaga

La violencia de género se combate en red

La Mancomunidad de Servicios Sociales Izaga se ha dotado de un protocolo para la actuación coordinada ante la violencia contra las mujeres

Responsables de diferentes entidades firmantes del protocolo contra la violencia de género de la Mancomunidad de Servicios Sociales Izaga
Responsables de diferentes entidades firmantes del protocolo contra la violencia de género de la Mancomunidad de Servicios Sociales Izaga A.V.
Publicado el 09/11/2021 a las 06:00
"Ojalá que este documento que hoy firmamos no lo hagamos efectivo nunca. Eso significaría que esta lacra ha sido eliminada de una vez por todas”. Con este deseo se cerró este lunes el acto en el que todas las partes implicadas rubricaron el ‘I Protocolo para la actuación coordinada ante la violencia contra las mujeres en la Mancomunidad de Servicios Sociales Izaga’. Palabras pronunciadas por el alcalde de Aoiz y presidente de la citada mancomunidad, Ángel Martín Unzué, quien agradeció la labor del personal político y técnico para poder disponer de este “instrumento que permitirá una actuación conjunta, consensuada, homogénea, propositiva y con criterios y principios de actuación comunes en todo el territorio”. Una “herramienta clave” centrada en aspectos como la prevención, la detección y la atención a mujeres y sus hijas e hijos.
Ocho ayuntamientos, con 4.544 habitantes, integran este territorio a caballo entre el Pirineo y la comarca de Pamplona: Aoiz, Arce, Izagaondoa, Lizoain-Arriasgoiti, Lónguida, Oroz-Betelu, Unciti y Urroz-Villa. “Se habían dado antes formaciones con personal técnico y político, y de ahí surgió la necesidad de dotarnos de un protocolo como este”, explicó Idoia Insausti, edil de Urroz-Villa y vicepresidenta de la mancomunidad.
Insistió en que “es necesario seguir dando pasos en este camino, pues más allá de asesinatos o casos de maltrato evidentes, hay muchas otras violencias que no salen en la tele, como la de los jóvenes que controlan a sus parejas”. Así, dijo que “se configurará una mesa técnica para seguir trabajando en la que tendrán un papel clave agentes educativos y de la salud”.
DESDE LA SENSIBILIDAD
Además de cargos de la mancomunidad, rubricaron el protocolo responsables del Centro de Salud Mental de Burlada, del Centro de Salud de Aoiz y de los cuerpos de seguridad que atienden la zona (Guardia Civil y Policía Foral). Hubo representación de alcaldes de la zona, de Fundación IPES, que ha trabajado el protocolo, y del Instituto Navarro para la Igualdad.
Desde Policía Foral, con comisaría en Sangüesa, se resaltó que “al tratarse de zonas rurales, donde todo el mundo se conoce, la situación es más complicada para la víctima”, y que a la hora de abordar un caso de violencia de género “hay que ser muy sensibles”. “En esta zona, casos mediáticos no ha habido, pero sí hay casos de violencia de género, y se denuncian. Trabajamos con un trato muy directo con los servicios sociales”.
Ruth Iturbide, técnica de Fundación IPES y experta en género y violencia contra las mujeres, ha coordinado este protocolo de la Mancomunidad Izaga. “Su característica más particular es que lo promueve el personal político de la zona. Y es que, en pueblos pequeños, muchas veces son los políticos locales los más cercanos a estas experiencias, y necesitan tener estrategias a seguir”, dijo.
En este trabajo “súper participativo (personal técnico y político, asociaciones...)” se apostó por realizar “varias entrevistas a mujeres supervivientes de procesos de violencia”. “Se buscaba, más allá de los datos, conocer su experiencia al ser atendidas por los recursos de la zona. En general, los han valorado bien, si bien se destaca la penalización que supone que algunos recursos especializados estén en la comarca de Pamplona y haya que desplazarse”, expresó.
Ahora “se seguirá trabajando de forma conjunta” y el protocolo fija “algunos elementos innovadores como crear una red específica en torno a esta violencia para trabajar en la mancomunidad”. Se abordarán “acciones estratégicas como analizar nuevos formatos de violencia o tendencias a futuro”, además de trabajar “en torno a la socialización, el que toda la comunidad participe en la erradicación de la violencia, por ejemplo ayudando a una víctima a salir de su aislamiento social”. “Hay mucha violencia oculta”, sentenció.
volver arriba

Activar Notificaciones