Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Costura

Puntadas con historia en Urzainqui

Una quincena de mujeres protagonizan un taller de costura impulsado por el consistorio que busca elaborar trajes roncaleses y combatir la soledad

Ampliar Puntadas con historia en Urzainqui
Puntadas con historia en Urzainqui
Actualizado el 11/04/2021 a las 06:00
"Modistas de primera no somos. Unas sabían más, otras menos. Pero hemos arrimado el hombro y el resultado nos llena de orgullo. Un trabajo hecho en auzolan, entre risas y confidencias, que ahora entregamos al pueblo”. Mariví Cruchaga Menjón, de 66 años, es una de las 13 mujeres de Urzainqui que este otoño e invierno han tomado parte en una iniciativa novedosa promovida en esta villa roncalesa de 87 habitantes. A propuesta del consistorio, han dado vida a un taller de costura con doble objetivo: ofrecer una actividad socializadora centrada principalmente en las personas mayores, las más aisladas; y con ello confeccionar trajes tradicionales del valle, prendas llenas de historia, para el uso y disfrute del vecindario en ocasiones especiales. Además, de forma indirecta, se ha logrado atraer vecinos, pues algunas participantes, residentes en la capital, se han trasladado todos estos meses a Urzainqui.
“Estos trajes no tienen precio. Han sido elaborados artesanalmente por nuestras vecinas de principio a fin en un proyecto que han sentido desde el corazón porque habla de identidad, de raíces”, asegura Eneko Eguiguren Ruiz, concejal coordinador de este proyecto, bautizado como ‘Herencias de aguja e hilo. Orratz ondareak’.
Tras sondear el pasado agosto a las mujeres interesadas, constataron “con sorpresa” cómo una quincena se animaron a participar, la mayoría jubiladas. “Con ese volumen se calculó poder hacer 6 trajes: 3 parejas de chico y chica”.
El consistorio habilitó un local, se consiguieron máquinas de coser y las participantes comenzaron a organizarse. “Empezaron en septiembre. Las que viven en Pamplona se centraron más en conseguir telas, brocados, abalorios, etc., y las del pueblo en acceder a patronajes y empezar a coser. El consistorio corre con todos los gastos”, explica el edil. Con un presupuesto de 6.000 euros, se lograron ayudas de Obra Social La Caixa, el Instituto Navarro de Igualdad y Salud.
BUEN AMBIENTE
Lourdes Pascual Echandi, de 63 años, vive en Sangüesa y acude los fines de semana a la casa familiar de Urzainqui. “Nos pareció un proyecto bonito. Ninguna habíamos cosido trajes de roncalés, pero nos ayudó con los patrones Anaceli Ezquer, de Isaba”, repasa. “Quizá lo más complicado ha sido conseguir buenos materiales”, cree.
Inicialmente se pensó realizar el taller en fin de semana, pero las participantes decidieron hacerlo diario, de lunes a sábado, por las tardes. “Si no, no iba a dar tiempo a terminar para el verano. De los 6 trajes, que tienen diferentes tallajes y podrán usar tanto jóvenes como mayores, ya están listos los de los chicos. A los de las chicas les faltan los justillos (corpiños) y las chaquetas, las partes más complicadas, con bordados...”, añade Mariví Cruchaga, que es hija de ganadero trashumante y que este invierno, para involucrarse en el proyecto, decidió trasladar su residencia de Pamplona a Urzainqui.
Más allá del resultado material, Lourdes y Mariví destacan que el taller ha aportado a las participantes “nuevos conocimientos en costura y confección, pero sobre todo a nivel de convivencia”. “Se ha formado un ambiente de grupo estupendo. Hemos charlado mucho, echado risas, recordado los años de juventud con amigas de la infancia... Y hemos recibido muchas visitas”, dicen. “Aquí el invierno es largo y oscuro, y hay pocas alternativas de ocio para salir de casa, y menos en pandemia”, resaltan.
En una segunda iniciativa, de cara a perpetuar otras raíces, las de la memoria inmaterial, el Ayuntamiento de Urzainqui, con la productora Diseimedia, han entrevistado a 7 de las participantes para elaborar un pequeño documental. “Queremos dejar constancia de sus recuerdos de niñas, del pueblo de entonces, de sus padres y abuelos, de la vestimenta, de los almadieros...”, repasa Eguiguren.
LAS PROTAGONISTAS
Mari Carmen Landa (Casa Santiago)
Ana Rosa Landa (Casa Santiago)
Puri Galech ( Casa Tabernazar)
Trini Belzunce (Casa Valero)
María Luisa Zuza (Casa Valero)
Consuelo Biesa (Casa Arronyo)
Maite Juaniz (Casa Arronyo)
Lourdes Pascual (Casa Conget)
Mariví Cruchaga (Casa Rojo)
Esther Cruchaga (Casa Rojo)
Camino Necochea (Casa Kapel)
Iciar Santamaría (Casa Bergara)
Gema Santamaría (Casa Bergara)
volver arriba

Activar Notificaciones