Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Medio Ambiente

Una tala autorizada suscita protestas vecinales en Monreal

Las quejas destacan la apertura de pistas del “tamaño de una carretera en un hayedo”

Foto de unas pistas abiertas para asegurar el paso de maquinaria de la entresaca.
Detalle de unas pistas abiertas para asegurar el paso de maquinaria de la entresaca.
CEDIDA
Actualizada 03/09/2020 a las 06:00

La ejecución de una tala autorizada y ajustada a los criterios establecidos en un plan forestal en la sierra de Alaiz, dentro del término municipal de Monreal, está siendo objeto de inquietud y quejas verbales por parte de vecinos de la localidad. Los habituales a utilizar el camino de Iturriotz como parte de su ruta habitual de paseos no han podido sino expresar su asombro y malestar por el estado en que se encuentra. Desaparecido entre un movimiento de tierras para asegurar el paso de maquinaria pesada, la anchura del sendero ha aumentado hasta alcanzar las dimensiones de “una carretera nacional”, como enfatizan residentes molestos con el modo de acometerse la actuación.

“Entiendo que se aprovechen los recursos forestales, pero no de esta manera, totalmente irracional. Están usando maquinaria pesada que está arrasando con todo lo que pilla por delante: hayas, bojs, sendas, etc. Han creado pistas forestales del tamaño de una carretera nacional en medio del hayedo, aparte de las que había ya para acceder a los molinos”, asegura un particular. La zona afectada abarca 53,52 hectáreas, de acuerdo al expediente que obra en poder del consistorio y que cuenta con el beneplácito de técnicos y responsables administrativos.

Tanto el alcalde, José Manuel García Aróstegui (C Elo), como su servicio de asesoramiento en materia forestal, confirman que el aprovechamiento llevado a cabo por una agrupación de propietarios se ajusta a un plan forestal, autorizado por el departamento de Medio Ambiente. De hecho este miércoles mismo, el propio departamento envió a personal del Guarderío adscrito a la comarca para inspeccionar los trabajos. “El aprovechamiento se está llevando a cabo con todas las de la ley”, resaltaron en Medio Ambiente. “No se entiende ninguna actuación de este tipo sin permiso. Talar un haya sin autorización expone a cualquiera a una sanción”, matizó el alcalde.

Como precisó este miércoles Medio Ambiente, “para quien no esté acostumbrado a una entresaca en el monte, una intervención de este tipo puede llamar mucho la atención, pero no hay ninguna irregularidad en este caso”.

ATENCIÓN AL GUARDERÍO

La asesoría municipal asegura que en todo momento se han seguido los criterios del Guarderío adscrito en Aoiz. “Nos dicen que en tres o cuatro años, las hayas van a volver a crecer y también que la hojarasca ayudará a la recuperación”. Las mismas fuentes, que se remiten a los principios que han de seguirse en una entresaca de estas características, aclaran que desde el Ayuntamiento también se ha requerido a la empresa encargada de la actuación que “deje lo más liviano posible” el camino y el conjunto de la zona afectada. De la misma manera, ha recibido una segunda solicitud para que retirase unas ramas depositadas en un riachuelo.

Sobre los criterios que se siguen, conforme a un plan forestal concreto y las indicaciones generales para este tipo de trabajos, la asesoría municipal expone el cuidado y la atención con que se está llevando a cabo su desarrollo como modelo que podría servir en futuras intervenciones municipales en el monte para la preservación de especies arbóreas.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE