Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pamplona

El ADN permite detener al autor de una agresión sexual cometida en 2015

El varón, de 55 años, ha ingresado en prisión

Comisaría de la Policía Nacional en Pamplona
Comisaría de la Policía Nacional en Pamplona
  • DN
Actualizado el 11/05/2021 a las 10:18
La Policía Nacional ha detenido en Pamplona a un varón de 55 años como presunto autor de un delito de agresión sexual cometido en 2015 contra una joven que, en aquel momento, tenía 21 años. Para la detención ha sido fundamental el informe genético que realizó la Policía Científica de los restos biológicos del presunto autor encontrados en el lugar de los hechos, ha informado el cuerpo policial en una nota.
La víctima denunció a principios de 2015 dos agresiones sexuales cometidas de madrugada por parte de un varón, "al que describió con detalle en su declaración".
Los restos biológicos del presunto autor encontrados en el lugar de los hechos no se correspondieron con ninguno de los datos de la Base de Datos policiales.
Posteriormente, en 2019, la Oficina de Denuncias y Atención al Ciudadano recogió la denuncia de una menor de edad que relataba haber recibido "comentarios obscenos y ofertas incitantes a la prostitución por parte de un varón del que solo pudo aportar descripción física".
Dio entonces comienzo una investigación por parte de la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) en la que los investigadores relacionaron, apoyándose en la descripción física, "la cercanía espacio-temporal de ambos hechos y la naturaleza sexual de los actos, la denuncia de la menor con otra presentada por una mujer en la que refería que un varón le había realizado gestos obscenos en la cristalera del portal donde ella residía".
Días después de ambas denuncias, la misma mujer advirtió de nuevo la presencia del hombre por los alrededores de su domicilio y éste fue localizado y detenido por los agentes de la UFAM.
En aquel momento, se recogieron muestras de ADN que fueron remitidas a la Comisaría General de Policía Científica. Los análisis realizados por la Unidad Central de Análisis Científicos arrojaron una coincidencia positiva con el perfil genético del presunto autor de la agresión sexual cometida en 2015.
De esta forma, una vez identificado al presunto autor, y después de comprobar que residía en Pamplona, se puso en marcha un dispositivo encaminado a localizarlo y detenerlo, como así sucedió a principios de este mes de mayo.
El detenido ha pasado ya a disposición del Juzgado en funciones y ha decretado su ingreso en prisión, ha informado la Policía Nacional.
volver arriba

Activar Notificaciones