Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Movilidad en Pamplona

Un paso peatonal elevado para fusionar Premín de Iruña

El proyecto sustituirá los dos tramos en los que se ‘rompe’ el bulevard y que mejorará la conectividad peatonal en la zona. Un plan que, a priori, los vecinos aprueban

Ampliar Imagen del paso de cebra que ya se ha empezado a reformar en la confluencia de las calles Premín de Iruña e Irunlarrea
Imagen del paso de cebra que ya se ha empezado a reformar en la confluencia de las calles Premín de Iruña e IrunlarreaJ.C. CORDOVILLA
Publicado el 15/11/2022 a las 20:00
Puede conducir más o menos deprisa, con mayor o menor asiduidad. También puede considerarse ciclista de sentimiento o renegar de las dos ruedas por motivos que no vienen al caso. Quizá utilice el transporte público o no comulgue con los tiempos de espera. Todo es respetable. Pero, lo que no podrá negar es que, como los demás, usted es peatón. Y, probablemente, durante una parte importante del día.
Caminar es un modo de desplazamiento universal. De nulo impacto ambiental. Por ello, no es de extrañar que todas aquellas actuaciones que, a priori, se enfoquen hacia un horizonte que mejore la movilidad de quienes van a pie sea vista con buenos ojos. Es la sensación que flota estos días entre muchos de los vecinos que conforman el puzzle de este entramado del barrio de Mendebaldea.
Tras conocerse las mejoras que el consistorio ya realiza (ayer mismo se empezaban a mover los primeros contenedores), pamploneses como Irai Larraga o Ibán Marcos apuestan por darle un voto de confianza a la iniciativa. Y es que crear un paso sobreelevado que conecte los ‘dos paseos’ que conforman el boulevar de Premín de Iruña suena a incremento de la seguridad. “Aquí vive mucha gente mayor, hay bastante movimiento de un lado a otro y que sea seguro es una idea a valorar”, explicaba el primero. Sin embargo, para ambos, el problema sigue siendo la “enorme cantidad” de coches.
Con forma de tablero de parchís, el paseo, en la confluencia con la calle Irunlarrea, busca rehacerse con un único paso peatonal que borre esa necesidad de escorarse a ambos lados de la avenida para cruzar. “El cambio será sustancial porque ahora Premín de Iruña desemboca en una parada de villavesa, en la calzada”, indica el concejal Fermín Alonso, responsable del proyecto.
Por ello, además de elevar la acera para crear esa plataforma peatonal similar a la del parque Yamaguchi, el plan incluye también ampliarla, ocupando las actuales paradas de villavesa y colocando cuatro parterres. Esta actuación implica reordenar las plazas de aparcamiento y la creación de nuevas plataformas avanzadas para las villavesas. Todo para mejorar la movilidad en la avenida de Barañáin y su entorno. Por eso tampoco se puede olvidar la necesaria reducción de anchura de los carriles para el tráfico rodado y una merma en la velocidad de circulación. 
Y es que en un lado del boulevar Premín de Iruña se localiza la escuela infantil de Mendebaldea (donde la escultura) y, en el extremo opuesto, otra guardería, lo que evidencia el trasiego. “Hay cantidad de niños, columpios, academias, comercios... pasar a pie de un lado a otro debe ser seguro. Lleva tiempo siendo necesario”, advertía Marina Echeverría, vecina. Un proyecto que, de momento, arranca con buen pie.

El eje ciclista más largo de la ciudad

​Con defensores y detractores, la conexión del carril bici de avenida de Barañáin se convertirá, entre calzada y acera, en el eje ciclable más extenso de la ciudad. De Paseo de Sarasate a Barañáin. Un trazado que sigue despertando dudas entre quienes ven un sinsentido subir a la acera una parte del vial cuando el resto se ha realizado por calzada. Una decisión que, según Movilidad, viene respaldada por informes de Policía Municipal que no pueden asegurar la seguridad ciclista todo momento. “Es la directriz que sigue el Plan de Ciclabilidad presentado en la legislatura pasada y sobre la que ahora echan piedras”, recuerda Fermín Alonso. En su argumentación, el edil recalca que se va a solventar una problemática recurrente en la convivencia entre peatones y bicicletas frente al bar Obas. “Bajaremos el carril bici a la calzada y resolveremos un problema”, insiste, dejando claro que, en los casos en los que el vial ciclista discurre por acera, el espacio de convivencia es lo suficientemente ancho como para esa coexistencia.

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora