Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Casco Viejo

La peña Alegría de Iruña, 70 años al compás

Una historia que comenzó a escribirse en 1953 y que, desde la calle Jarauta, sigue persiguiendo la ilusión de animar las calles de Pamplona

Ampliar 70 aniversario de la peña Alegría de Iruña
Foto de familia tomada minutos antes de comenzar la kalejira con los gigantes del Casco Viejo de PamplonaJESÚS CASO
Actualizado el 12/11/2022 a las 13:22
Dicen que todo en la vida tiene un comienzo o se define de alguna manera por una fecha específica. Puede que por eso, la magia de cualquier aniversario trate de no pasar por alto valores, personas, sentimientos... Y si la ilusión brota con cantidades inferiores, imagínense si, por el motivo que sea, tienen la suerte de conmemorar 70 años de andadura.
Aleación de afecto y emociones que casi podía palparse entre las cuatro paredes que componen la peña Alegría de Iruña. Socios de casi cualquier edad compartiendo con estima un bocado de un pintxo de tortilla y brindando con vino con naranja o kalimotxo por aquellas cosas que, poco a poco, les han ayudado a llegar hasta hoy.
 Siete décadas al son de un mismo compás, el de tratar de formar parte de las calles de Pamplona, de su ambiente y, por qué no, de sus reivindicaciones. “Las peñas somos mucho más que San Fermín”, recordaba Goizeder Biurrun, presidente de esta icónica agrupación situada en pleno corazón de la calle Jarauta.
Con 400 socios y una lista de espera de más de 50 personas, desde la peña Alegría de Iruña viajan inmersos en una nueva manera de enfocar las cosas. “Hace un par de años que cambiamos la Junta y tenemos muchas ganas de plantear nuevos proyectos”, indicaban, dejando claro que iniciativas como la recién pasada ‘operación patata’, que recaudó cerca de 400 euros hace apenas una semana, seguirán en el calendario.
“Le estamos dando vuelta a otras citas, como la fiesta mexicana, por no tener ya tanta acogida”, adelantan.
Actividades que siempre tendrán lugar desde el respeto al vecindario del Casco Viejo. De ahí que, con ese sonido inconfundible de txistu y tambor, los gigantes del barrio se lanzaran esta mañana de sábado a dibujar sonrisas entre los más pequeños. Felicidad contagiada entre bergas y caretas, entre bailes y miradas. Como la de la familia de Asier, Laura y Egoitz. “Vamos”, repetía el pequeño, sin dar opción a sus padres. 
Pero la kalejira fue solamente el principio de una jornada que bien merecería la pena. “Tenemos comida, con algún homenaje a socios veteranos, txarangas, cena... un completo, vaya”, bromeaba Beñat Pena, el tesorero. Y así, con el buen ambiente entre las manos, una instantánea para el recuerdo.

Txaranga, con permiso y respeto

​Pese a polémicas de convivencia entre actos festivos a lo largo y ancho del Casco Viejo de Pamplona, desde la peña Alegría de Iruña, que se sienten parte indiscutible de la esencia del barrio, recalcan que cuentan con los permisos municipales necesarios para poder salir con sus txarangas a la calle. De la misma manera que certifican cumplir con ese respeto que merecen “los vecinos y vecinas”. “Entendemos lo que está ocurriendo, pero partimos de la base de que la gente ya nos conoce, sabe cómo actuamos”, explicaban en la mañana de ayer. Música para animar, simple y llanamente.

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora