Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Movilidad

El plan del Ensanche plantea quitar 1.300 plazas en superficie y crear 4.400 en aparcamientos subterráneos

Plaza de la Cruz, avenida de Galicia, Carlos III sur, calle Olite y la antigua estación de autobuses, posibles ubicaciones

Ampliar La avenida de Galicia, una de las potenciales ubicaciones de aparcamiento subterráneo
La avenida de Galicia, una de las potenciales ubicaciones de aparcamiento subterráneoj.c. cordovilla
Publicado el 08/09/2022 a las 06:00
Aparcar en el Segundo Ensanche de Pamplona es uno de los principales problemas del vecindario. Así quedó reflejado en la sesión informativa que el Ayuntamiento de Pamplona ofreció esta semana para presentar el Plan Especial (PEAU), que tiene como filosofía suprimir plazas en superficie y promover la construcción de aparcamientos subterráneos.
El barrio ofrece actualmente 3.250 plazas en superficie y 6.500 en los once aparcamientos subterráneos. En los últimos dos años se ha perdido más de un millar de plazas debido a la adaptación de los pasos de cebra, los nuevos carriles bici y la semipeatonalización de calles como Amaya. El PEAU, en su versión más exigente, prevé la supresión de otras 1.395 plazas porque el objetivo es ampliar aceras y crear nuevos carriles bici.
¿Cómo solucionar entonces el problema de los conductores? Mediante la construcción de aparcamientos subterráneos. El PEAU describe cinco posibles localizaciones que suman 4.400 plazas. Esto da un saldo positivo de 3.000 plazas. Es decir, el Ensanche pasaría de una capacidad de 14.500 a 17.500 aparcamientos. De esta forma se garantiza que haya al menos un aparcamiento por vivienda, tal como marca el plan general de Pamplona. El II Ensanche tiene un parque de 11.800 viviendas.
Eso sí, esta filosofía de soterrar plazas tendrá una importante repercusión en el bolsillo de los conductores, salvo que el Ayuntamiento busque fórmulas para abaratar tarifas, tal como reclama el Ensanche Área Comercial para evitar es desventaja competitiva con los centros comerciales de la periferia.
Segundo Ensache
Aparcamientos y números de plazasDiario de Navarra
La calle Olite, la avenida de Galicia, el entorno de la plaza de la Cruz, la antigua estación de autobuses y el tramo sur de Carlos III son los cinco potenciales aparcamientos subterráneos, “sin perjuicio de otras posibles ubicaciones que, por iniciativa vecinal, se puedan desarrollar”, según la memoria justificativa del plan. En todos los casos se plantean cuatro plantas. Se trata de proyectos que no son nuevos, que han estado en estudio en las últimas dos décadas pero que quedaron guardados en el cajón. El PERI de 2007 recogía los proyectos de la avenida Galicia y plaza de la Cruz.
En 2008 se formó la Agrupación de la avenida de Galicia con 300 vecinos interesados y el Ayuntamiento llegó a sacar a concurso la redacción del proyecto, que finalmente quedó paralizado al dar prioridad al de la calle Olite. En 2012 esta agrupación impulsó el proyecto de la calle Sangüesa a la altura de la plaza de la Cruz, con la presentación de un anteproyecto que no fue atendido por el consistorio. Ha sido en esta legislatura cuando se ha retomado esta iniciativa. Aunque el PEAU ve posible construir en la plaza de la Cruz un millar de plazas, el proyecto ofrece una capacidad para 350 coches y 60 motos.
La idea de construir un parking subterráneo en la antigua estación de autobuses tampoco es nueva. Ha estado ligada a diferentes propuestas para derribar el edificio y construir uno nuevo de uso dotacional. Ahora el PEAU se debate entre la rehabilitación y la “renovación”. En cuanto al proyecto de Carlos III, supondría prolongar hacia la plaza de la Libertad el actual párking de 691 plazas, ocupando una superficie de 3.800 metros cuadrados. Respecto a la calle Olite, el PEAU ve posible habilitar hasta 1.200 plazas.  En los futuros aparcamientos predominarán las plazas de residente frente a la rotación.
El Segundo Ensanche lleva más de una década sin inaugurar un aparcamiento subterráneo. El último fue el de la calle Olite en 2011. Este proyecto puso fin a dos décadas de inversiones y excavadoras, que comenzaron en la Plaza de Toros (1990). La mayoría de proyectos han estado envueltos en polémicas: Plaza del Castillo, Blanca de Navarra, Carlos III...
En cuanto a los plazos, los responsables de Urbanismo aclaran que el PEAU es un planeamiento general que no fija un cronograma ni establece una obligación de ejecutar. Eso sí, el consistorio aclara que la reurbanización de calles y la consiguiente supresión de plazas de hacerse de forma paralela a la construcción de aparcamientos subterráneos.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE