Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Fiestas

El tiempo enfrió los calderetes en La Nogalera de Burlada

El riesgo de incendios por la sequía impidió hacer fuego en La Nogalera, menos concurrida este jueves ante la meteorología inestable. El público se repartió por las calles

Ampliar Asistentes al concurso de calderetes en las fiestas 2022 de Burlada
Asistentes al concurso de calderetes en las fiestas 2022 de BurladaJESÚS GARZARON
  • C.A.M.
Actualizado el 19/08/2022 a las 08:30
Burlada retomaba este jueves una de sus citas más populares de las fiestas de la Asunción. Los calderetes volvían a la Nogalera. Al menos la cita gastronómica. La normativa sobre el fuego ante el riesgo de incendios llevó al Consistorio a prohibir que se encendieran hogueras y hornillos en la zona arbolada. De modo que se dejó el antiguo campo de fútbol de arena de El Soto, ahora aparcamiento en temporada de piscinas, como espacio para cocinar. Pero no fue esa circunstancia, a priori, la que redujo el número de participantes respecto a otras ediciones festivas. Lo inseguro del tiempo, con 18 grados de temperatura y cierto riesgo de lluvia, desanimaron a más de uno. Medio centenar de cuadrillas se repartieron por el parque y una docena cocinaban en la zona de tierra. Otras tantas eligieron sociedades, peñas y porches para cocinar y degustar el plato festivo. Más tarde, citas como la sesión de Dj en la plaza de las Eras y la actuación de títeres en la casa de cultura sí que fueron masivas y demostraron las “ganas de disfrutar” que tienen los burladeses y visitantes, resumía horas después la alcaldesa, Ana Góngora (NA+). Este jueves el programa incluía conciertos en la zona joven, pero no suelta de vaquillas.
Muchos coincidían en que fue la meteorología la que impidió que la cita en La Nogalera, tras dos años “en blanco”, fuera masiva. Y eso que había ganas de calderetes y de una comida popular en la que toman parte decenas y decenas de personas de todas las edades. Este jueves, en su mayoría, las cuadrillas repartidas entre bancos y al abrigo de los árboles eran de jóvenes. Compañeros y amigos de ikastolas y colegios en algunos casos. También un grupo de familias de alumnos de los colegios Amor de Dios e Hilarión Eslava ocupaban varias mesas. Ivone y Yan Carla Muiba cocinaron para 32 personas, las adultas procedentes de Bolivia, Ecuador, Ghana y Perú. En El Soto, antes de que Juan Miguel Almagro Múñoz preparara un calderete de conejo para 11 personas o que los Porras Vázquez, de Ansoáin, se estrenaran en Burlada.
Y entre los jóvenes, a falta de calderetes cocinados al fuego de leña, buenos eran los bocadillos o los platos de pasta. Así lo reconocían Jon Bello, Ohian González, Iñigo Olóndriz, Aimar Sánchez y Ander Villabona. Previsores, habían acudido a las diez a reservar sitio. “Pero si hubieramos llegado ahora también tendríamos. Aunque se está más agusto así, sin tanto calor y tanta gente”, reconocían. Dos de ellos jugaban a cartas. El resto terminaba la comida y se disponía a pasar allí buena parte de la tarde. De 16 y 17 años, son amigos y estudiantes en Paz de Ziganda.
Muy cerca otro grupo de amigas y amigos, de 15 años y compañeros en Regina Pacis, daban cuenta de un menú similar. Era su primera cita “en solitario” en La Nogalera para Ruth Vidal, Ohiane Leiva, Amaya López, David Rivas, Yago Sánchez y Aimar Garro. Y eran de los que atribuían al tiempo la menor presencia de personas y su dispersión por otras zonas de Burlada.
Más noticias sobre fiestas en Navarra:
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE