Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pamplona, a pie de calle

Una veterana tienda de moda hombre, en liquidación por cierre

Confecciones Madrileñas pondrá fin a 81 años de historia tras la muerte en diciembre de Juan Carlos Tollar, dependiente desde 1975

Ampliar Juan Carlos Tollar, de Confecciones Madrileñas, en la calle Zapatería
Juan Carlos Tollar, de Confecciones Madrileñas, en la calle ZapateríaJesús Caso
Publicado el 19/01/2022 a las 06:00
Pamplona pierde uno de sus negocios veteranos de moda caballero. Confecciones Madrileñas, en la calle Zapatería número 43, ha colgado el cartel de liquidación por jubilación. Dentro de unos meses pondrá fin a 81 años de actividad, en los que ha sido sinónimo de elegancia y distinción. El pasado 3 de diciembre falleció a los 61 años Juan Carlos Tollar Goñi, que entró a trabajar con 15 años y que hace dos décadas se quedó como responsable de la tienda.
Esta muerte repentina ha sido un duro golpe para Lourdes, dependienta que estaba a las puertas de la jubilación y que hace mes y medio se quedó sola en la tienda. Durante los últimos 15 años, Lourdes, su hermana Arantxa –ya jubilada– y Juan Carlos han formado un buen equipo detrás del largo mostrador de madera. Trajes, camisas, chaquetas, pantalones de vestir, abrigos... Confecciones Madrileñas ha vestido a generaciones de pamploneses. Estos días acuden veteranos clientes a mostrar su “pesar” por la muerte de Juan Carlos y por el cierre de un pequeño comercio de siempre. “A las personas mayores les da seguridad este tipo de tiendas, de trato personalizado”, comentan.
Confecciones Madrileñas fue fundada por la familia Medina en 1941. Era una familia proveniente de Madrid, donde tenían fábrica, de ahí el nombre del negocio. “Trajes y pantalones para caballeros, cadetes y niños y todas prendas de sastrería, para San Fermín”, se anunciaba en estas páginas en la década de 1940. Tres generaciones de la familia Medina han pasado por el negocio. Los hermanos Berta y José Manuel Medina fueron los últimos en trabajar en la tienda y siguen siendo los propietarios.
En los años setenta, Confección Madrileñas puso un anuncio clasificado: “Se necesita chico 14-15 años”. Y allí fue Juan Carlos Tollar Goñi, que pronto aprendió el oficio. Por aquellos años, la tienda gozaba de gran actividad. Los clientes más veteranos recuerdan las hileras de trajes que colgaban en perchas del techo. La tienda tiene un taller de costura para arreglos y dobladillos. Los que le conocieron dicen que la familia Medina quería a Juan Carlos “como a un hijo”. Así, cuando ya no hubo relevo familiar, le propusieron continuar el negocio. Y allí ha estado hasta la víspera de su muerte, el día de san Francisco Javier de 2021. Juan Carlos, que vivía en Orvina, estaba soltero pero estaba “muy unido” a su familia. Una prima, Cristina Tollar, regenta la tienda de la plaza del Castillo de moda y complementos.
Juan Carlos Tollar mantuvo la línea de negocio, aunque también introdujo prendas más de sport, como pantalones vaqueros y polos. El local también ha mantenido ese ambiente de sastrería neoclásica. Destacan los frescos del techo del hall, con escenas de oficios relacionados con la moda. Los hizo en 1997 Daniele Colombo, cliente habitual de la tienda y buen amigo de las dependientas.
No hay fecha de cierre de la tienda, aunque todavía permanecerá varios meses abierta, con descuentos en trajes, pantalones, abrigos, ropa interior y otras prendas. También tienen abundante ropa de San Fermín, guardada desde hace dos años. “Hace poco un chico se llevó camisa y pantalón para ir elegante a la procesión”, comenta la dependienta.
volver arriba

Activar Notificaciones