Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Violencia nocturna

Psicólogos, jóvenes y vecinos, en una mesa para regular el botellón en Pamplona

Formarán parte de un equipo de trabajo con Gobierno de Navarra, el sector hostelero y los concejales que lo deseen

Una patrulla de Policía Municipal vigila algunas de las concentraciones donde pueden darse botellones
Una patrulla de Policía Municipal vigila algunas de las concentraciones donde pueden darse botellonesBuxens
Publicado el 07/09/2021 a las 16:31
Está claro que hay problemas que se atascan y que, inevitablemente, terminan por convertirse en una sombra complicada de apartar. Un contratiempo recurrente que no hace sino empeorar cuando las circunstancias no reman a favor.
Es precisamente lo que viene sucediendo en nuestras calles estos dos últimos jueves. Hablamos del 27 de agosto y del 2 de septiembre. 
Dos jornadas en las que la alarma saltó en la violencia desatada contra agentes de policía municipal, con hasta 12 profesionales heridos leves y 17 personas detenidas. La situación, como era de esperar, preocupa. Angustia al equipo de gobierno en el Ayuntamiento de Pamplona e intranquiliza al resto de la bancada municipal.
 “Anteriormente habíamos tenido violencia, pero en estas dos ocasiones hemos tenido violencia y vandalismo, y, además, con una intensidad muy importante”, expresó el concejal de Seguridad Ciudadana, Javier Labairu, en la comisión de Presidencia de los martes, que este martes volvió de nuevo a la agenda en el arranque del nuevo curso.
Dado el panorama, desde Navarra Suma hicieron pública la puesta en marcha de una mesa de trabajo conjunta con el Gobierno de Navarra, representantes de la juventud, policía, hosteleros, vecinos de distintos barrios de la ciudad, psicólogos y todos los grupos políticos que quieran intervenir. “Sabemos que no es un problema policial y vamos a tratar de buscar una salida”.
URGENCIA
A la hora de encontrar respuesta al motivo que desencadenó los hechos, la raíz es complicada. Al menos a ojos del máximo responsable del área en el consistorio. No obstante, la llegada de 12.000 universitarios, el buen tiempo, el fin de las restricciones (toque de queda) y el propio efecto imitación de otras ciudades como Bilbao, “bien pueden ser factores que hayan contribuido” a elevar la tensión.
Sea como sea, los grupos políticos coincidieron en que se trata de un problema “muy grave” y debe ser tratado con urgencia. De hecho, la declaración que propició el conocimiento de la nueva medida participativa entre sectores la motivó la intervención de Maite Esporrín (PSN)
Fue ella la que logró aprobar el rechazo y condena a las actitudes incívicas y violentas, mostrando apoyo a la policía. Desde Geroa Bai se recordó que la respuesta policial “no es la solución”. Bildu se mostró contrariado por no poder debatir su moción (de idéntico tema) al considerar la mayoría que el asunto ya se estaba tratando.
volver arriba

Activar Notificaciones