Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Suceso

Hieren a un hostelero en un incidente en su bar en Pamplona

La policía investiga lo ocurrido la noche del viernes con un cliente, que también denunció haber sido agredido

La dueña del Don Lluis y su marido y encargado, este mismo viernes antes del incidente.
La dueña del Don Lluis y su marido y encargado, este mismo viernes antes del incidente.JESUS CASO
Actualizado el 06/09/2021 a las 09:52
Un día después de los altercados del jueves en el caso viejo de Pamplona, la Policía Municipal de Pamplona tuvo que regresar a la zona por otro episodio violento. En este caso, el encargado del bar Don Lluis, en la calle San Nicolás, tuvo que ser trasladado a Urgencias tras ser golpeado por varios jóvenes a raíz de un incidente previo en el bar. Según los hosteleros, uno de los jóvenes, que a su vez también denunció haber sido agredido, tiró al suelo a la camarera que le pidió que cumpliera las normas. La policía municipal investiga lo ocurrido.
Toño, encargado del bar, se encuentra ya en su domicilio con golpes en la cabeza y heridas en la boca. “Lo podían haber matado”, resopla su mujer, Itziar, dueña del establecimiento y que justo ese mismo viernes había reclamado ante los medios protección tras los incidentes del jueves.
Los hechos ocurrieron a las diez de la noche. Según cuentan desde el bar, un cliente entró y pidió un kubata. La camarera le dijo que lo tenía que tomar sentado en la mesa. Pero cuando ella se dio la vuelta, el joven salió fuera con la bebida, algo que no se puede hacer. La camarera fue tras él y en ese momento, añaden, el joven se volvió y le dio un empujón hasta el interior del local. “Se cayó para atrás, podía haberse hecho mucho daño”, explica Itziar. Su marido salió fuera y entonces se originó el altercado.
Itziar se encontraba en ese momento en su casa, en una vivienda situada a unos metros el bar. “La camarera vino a llamarme y solo repetía: ‘Toño, Toño, Toño’. Bajé asustada y me lo encontré tirado en el suelo en la cuesta (la que lleva a la Plaza del Castillo) junto a la puerta del comedor. Tenía el collarín, las cocineras llorando... no me quise ni acercar, estaba taquicárdica”, apuntaba ayer, todavía afectada. Según le contaron, su marido no sufrió lesiones más graves gracias al portero del bar de enfrente, La Escalerica. “Si no es por él, no se despierta. Me contaron que cuando Toño estaba en el suelo fueron dos corriendo a darle una patada y él los frenó. Si no, ahí se queda”.
Tras ser atendido en el lugar, el encargado del bar fue trasladado a Urgencias. “Los dos seguimos en shock y alucinando, no entendemos qué está pasando”, expresa con impotencia Itziar, que hoy se reunirá con las asociaciones de hostelería para pedir a las autoridades que esta semana haya un punto y aparte con respecto a lo que se está viviendo últimamente. ”He nacido aquí y vivo aquí, llevo con el bar desde 1982 y nunca había visto lo que está pasando estas semanas”.
volver arriba

Activar Notificaciones