Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Educación

El colegio Paderborn perderá el alemán, que se traslada a Lezkairu

Las obras del futuro colegio de Lezkairu se iniciaron poco antes del verano con una inversión de 7,1 millones de euros

Instalaciones del colegio Paderborn, en la Milagrosa, que continuarán en pie
Instalaciones del colegio Paderborn, en la Milagrosa, que continuarán en pieGoñi
Actualizado el 05/08/2021 a las 08:41
No habrá un gran espacio central en La Milagrosa, tal y como establecía en su primera propuesta el Plan Especial de Actuación Urbana (PEAU) para el barrio. Pero para conseguir esa zona diáfana que, en el ecuador de la avenida Zaragoza, aliviara la densidad urbana de La Milagrosa había que demoler el colegio público de Infantil y Primaria de Paderborn. Y la puerta a esta posibilidad se abrió en enero de 2018 cuando el departamento de Educación, titular del edificio, anunció que trasladaba el modelo bilingüe castellano-alemán de Paderborn a un nuevo colegio en el barrio de Lezkairu.
En 1952 se inauguraba este colegio con el nombre de Víctor Pradera en un solar cedido por el Ayuntamiento de Pamplona que puso como condición que si dejara de ser dotacional educativo revertiría a la ciudad. Y así parecía con la mudanza a Lezkairu, pero el Gobierno de Navarra no parecía dispuesto a desprenderse del inmueble. “Ni tan siquiera es una cuestión política, sino técnica, la que aconseja continuar con la propiedad; nadie quiere mermar su patrimonio”, indican desde el consistorio pamplonés. Así que el departamento de Educación se reafirma en que seguirá siendo un colegio, lo que le asegura la titularidad foral. Ahora, adelanta que trabaja en un nuevo modelo de enseñanza para el colegio de la Milagrosa que no combinará el castellano con el alemán.
Al departamento se le plantea un desafío para conseguir que el centro mantenga su nivel de matriculación, que actualmente atrae no sólo a familias de Pamplona, sino de la comarca. Y es que en 2013 se convirtió en un colegio público bilingüe de castellano y alemán con un 25% de inglés. Fue entonces cuando añadió el nombre de Paderborn, la ciudad germana hermanada con Pamplona. La propuesta logró llenar de alumnos las clases que con el anterior modelo de castellano llegó a tener cursos sin ningún alumno inscrito.
DE 300 A 900 ALUMNOS
Eso también trajo que el centro transcendiera de su catalogación como colegio de barrio y se viera la necesidad de dotarlo de mayor amplitud para atender toda la demanda, en la que el departamento a la hora de adjudicar las plazas no priorizaba por cercanía, sino por la declaración de la renta o que haya matriculación previa de hermanos.
El solar de la Milagrosa no ofrecía esta alternativa frente al barrio de Lezkairu donde sí había suelo dotacional que el Ayuntamiento de Pamplona estaba dispuesto a ceder. De esta manera, se podría pasar de los 300 alumnos actuales a 900. Y, además, con una inversión de 7,1 millones de euros, se dotará con un centro educativo público a Lezkairu, uno de los últimos barrios en expansión urbana de Pamplona. Aunque antes, en 2016, hubo un intento fallido de traslado al antiguo colegio de José Vila, que finalmente acogió la unidad de barrio de la Milagrosa
Pero no todo iban a ser buenas noticias para la ciudad, que se queda sin ese gran espacio de La Milagrosa de 3.750 m2. Un solar en el que el Ayuntamiento planeaba, además, construir un Civivox. Pero al equipo redactor del PEAU del barrio ya se le indicó que el Gobierno de Navarra no parecía dispuesto a renunciar al inmueble, por lo que el pasado mes de junio, cuando se llevó el documento a la gerencia de Urbanismo, se añadieron dos alternativas a la original de la gran plaza con el derribo de Paderborn. Ahora, se ofrecía dejar la zona como está y una segunda que amplía el espacio existente con la demolición de construcciones aledañas. En cuanto al Civivox, la propuesta es trasladarlo a unos terrenos dotacionales junto a Arrosadía.
Desde Educación se asegura que al Ayuntamiento no ha podido pillarle de sorpresa, que en reiteradas ocasiones se ha dicho que el actual Paderborn seguirá como colegio. “Y así se lo reiteró el consejero Gimeno al alcalde Enrique Maya en una comunicación remitida a Alcaldía el pasado 25 de junio”, afirman desde el departamento.
En cambio, desde el Ayuntamiento indican que el Gobierno hasta ese mes no había sido claro. “Incluso se llegó a hablar de que pensaban poner allí un centro de formación de profesorado. Lo que ocurre es que entonces se incumplía el convenio de 1952”, explican a su vez fuentes municipales. “Nosotros nunca hemos dicho un no rotundo de entrada. Es más, estábamos abiertos a negociar que siguiera la cesión si el proyecto presentado para el inmueble hubiera sido interesante para Pamplona”, añaden.
volver arriba

Activar Notificaciones