Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Educación 

Las nuevas instalaciones del colegio de Lezkairu no estarán listas hasta al menos 2023

El edificio, de 8.470 metros cuadrados en la calle Adela Bazo, dispondrá de 4 líneas de Infantil y 3 de Primaria

Imagen del pasado junio, cuando llegaron las grúas al solar
Imagen del pasado junio, cuando llegaron las grúas al solarJ.A. GOÑI
Actualizado el 05/08/2021 a las 16:03
En junio comenzaba el movimiento de tierras en la parcela de la calle Adela Bazo que acogerá el nuevo colegio de Lezkairu y que, hasta la fecha, marcha según el calendario previsto de cara a la construcción de un complejo educativo para acoger 4 líneas de Infantil y 3 de Primaria con posibilidades de sumar una más a este tramo educativo a medio plazo. Actualmente, en Paderborn, Infantil y Primaria disponen de dos líneas cada uno.
El colegio -diseñado por el estudio de arquitectura OMA ARQU, SLP- dispondrá de tres edificios de planta baja más dos que ocupan 8.470 metros cuadrados de una parcela de algo más de 14.000. El plazo de ejecución de la obra, que se adjudicó a finales de abril por 7,1 millones de euros a la firma Río Valle Construcción y Obra Pública (supuso una rebaja de 14,7% del precio de salida), es de 18 meses. Eso supone que para finales del año próximo el centro estaría ya listo pero desde el departamento se advierte que la equipación y otras labores necesarias para su puesta en marcha demorará su apertura al menos hasta el curso 2023.
Como se ha indicado, se tendrá capacidad para 900 alumnos tanto los inscritos en el actual Paderborn en el modelo bilingüe castellano-alemán, como procedentes del barrio. Aunque inicialmente, y a falta de desarrollar esta cuarta línea de Primaria, se espera contar con la matriculación de unos 750 estudiantes.
Para llegar a este punto, a la ejecución del proyecto, hubo que firmar el convenio para la cesión de los terrenos entre el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona. Una rúbrica que el consejero de Educación, Carlos Gimeno, y el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, materializaron el pasado 5 de febrero. El documento indicaba que el Ejecutivo foral asumía al completo el coste de la obra, que se tasó inicialmente en 10,6 millones de euros y que una vez terminado, como ocurre con el resto de centros públicos de Infantil y Primaria, la gestión y mantenimiento del complejo educativo correrá a cargo de las arcas municipales de Pamplona.
volver arriba

Activar Notificaciones