Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pamplona

En marcha las obras para adaptar los últimos 526 pasos de cebra

Los trabajos han comenzado en los barrios de la Txantrea y Etxabakoitz norte

Uno de los pasos de cebra de Etxabakoitz norte en proceso de adaptación. Ya están pintadas las plazas para motos y colocados los cojines.
Uno de los pasos de cebra de Etxabakoitz norte en proceso de adaptación. Ya están pintadas las plazas para motos y colocados los cojines.Jesús Caso
Actualizado el 23/07/2021 a las 18:43
Bajo un sol de justicia, los operarios se afanan estos días en los trabajos para mejorar la visibilidad y seguridad de 526 pasos de peatones de Pamplona. Las tres empresas adjudicatarias de estas obras tienen de plazo hasta octubre para completar las tareas de pintado y señalización. Será entonces cuando los 2.627 pasos de cebra de la ciudad estén ya adaptados a la ordenanza de movilidad del consistorio.
La normativa exige que haya cinco metros de distancia sin estacionamiento de coches antes del paso de peatones. De esta forma los conductores pueden ver con mayor antelación a los peatones que pretende cruzar. En esos cinco metros se pueden poner aparcabicis, dejando dos metros libres, o aparcamotos, dejando tres metros. Es lo que se va a hacer en la mayoría de estos 526 pasos de cebra. Casi todos los aparcamotos, pintados en amarillo, son de dos plazas. Los aparcabicis son de modelo Ciudad de seis plazas. Por cada tres aparcamotos se va a colocar un aparcabicis. De esta forma, habrá el mismo número de plazas de motocicletas que de bicis. El reparto se hace de forma proporcional por zonas y teniendo en cuenta la cercanía de otras bolsas de aparcamiento de bicis y motos, explica Seguridad Ciudadana.
En conjunto, los barrios ganarán un millar de plazas de motocicletas y otro millar de plazas de bicis. La otra cara de la moneda es la pérdida de algo más de 600 plazas de aparcamiento de vehículos. Cuando la adaptación se realiza en aparcamientos en batería, se pierden dos plazas. Si es en línea, una plaza en la mayoría de los casos.
COJINES BERLINESES
Los trabajos consisten en el pintado de líneas y superficies, la colocación de vallas, topes de caucho para evitar estacionamientos indebidos y señales verticales y la instalación de los aparcabicis. Además, en 60 pasos se va a recrecer la acera o la zona de prepaso. También se va a aprovechar para repintar 23 pasos de cebra que estaban en malas condiciones. Por último, se van a colocar 150 cojines berlineses.
Aprovechando la ausencia de lluvias, las empresas Tevaseñal y Díez y Compañía tienen bastante avanzados los trabajos de pintura. Esta semana han estado trabajando en la Txantrea y en Etxabakoitz norte. Se utiliza pintura de dos componentes, de gran durabilidad. Para lograr una mayor adherencia, la calzada no debe estar húmeda, por lo que se aconseja esperar varias jornadas después de lluvias. En ambos barrios también se ha avanzado en la colocación de los topes de caucho, de 83 centímetros de longitud y 12,6 de altura. En el caso de la Txantrea, los trabajos coinciden con el pintado de las plazas de aparcamiento regulado (ORA), que lleva otra contrata.
PLAZAS DE MINUSVÁLIDOS
El Ayuntamiento de Pamplona adjudicó el pasado 26 de mayo estos trabajos, con una inversión de 702.000 euros. Para facilitar la organización de los trabajos se dividieron los pasos en tres lotes con un presupuesto aproximado entre ellos. En el primero se han incluido los ubicados en Azpilagaña, Ensanche, Iturrama, Milagrosa y Mendillorri y se adjudicó a API Movilidad S.A.
En el segundo lote están Buztintxuri, Rochapea, San Jorge y Txantrea, que serán realizados por la empresa jienense Tevaseñal S.A. Por último, los de Ermitagaña-Mendebaldea, Etxabakoitz y San Juan se han adjudicado a la madrileña Díez y Compañía S.A.
El pliego del contrato incluye un listado de los 526 pasos de cebra, con su ubicación y qué debe hacerse en cada uno de ellos. Este estudio fue elaborado por la consultoría de ingeniería Setecna. La adaptación de cada paso de cebra tiene un coste distinto, según sus tipologías y características. El modelo estándar cuesta 739 euros, que puede encarecerse hasta los 1.200 euros según los elementos necesarios.
Estas labores van a suponer el desplazamiento de una veintena de plazas de minusválidos, con el consiguiente repintado y cambio de señalización. En estos caso se ha tenido en cuenta que las nuevas ubicaciones sean plenamente accesibles. También se moverán 15 contenedores de basura.
El estudio hace una valoración del estado en que se encuentra cada paso de peatones y si necesita asfaltado, microfresado y pintado total.
Por ello existen pasos en los que se va a invertir 2.000 o 3.000 euros. “La contrata tiene que hacer el prepaso y en estos casos avisar al técnico que será el que determinará las operaciones a realizar sobre el resto de la calza, explica Seguridad Ciudadana. Por ejemplo, existe un paso de cebra de la calle Monasterio de Cilveti cuya puesta a punto está presupuestada en 5.000 euros.
volver arriba

Activar Notificaciones