Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Villava

Un jardín para drenar agua de lluvia en Villava

Mancomunidad y Ayuntamiento pone en marcha una experiencia en el frontón Atarrabia, junto al Ultzama

Un jardín para drenar agua de lluvia en Villava
  • C.A.M.
Actualizado el 22/06/2021 a las 11:13
El Ayuntamiento de Villava, de la mano de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, ha sido de los primeros en atender la propuesta de Nilsa de construir jardines de drenaje para controlar que el agua de las tormentas no llegue a los ríos mezclada con las aguas residuales. Por el momento lo ha aplicado junto al frontón Atarrabia, cerca del paso del río Ultzama, donde ha adaptado un espacio ajardinado para que el agua vaya filtrando. De la ejecución se ha encargado la Mancomunidad, a través de un programa piloto que ahora querrían extender a otros lugares donde haya propuestas, avanzan sus responsables. Pero no es la primera actuación en el entorno de Pamplona. La misma fórmula, a través de una red de recogida y una balsa de laminación, se puso en marcha en su día en el parque de la urbanización Mugartea, en Mutilva (Valle de Aranguren). Nilsa lo puso en práctica también en el aparcamiento de la UPNA en Tudela.
El jardín de Villava ya está terminado y ha transformado uno de los laterales del frontón, construido en 1931. El resultado se mostró en las jornadas de sostenibilidad que Medio Ambiente y la red Nels organizaron a principios de mes. Ahora, además de las tuberías bajantes, se ha adaptado un bancal relleno de grava, tierra y vegetación que se ha extendido a los parterres donde había árboles. El conjunto absorbe el caudal que procede de la cubierta, pero sigue conectado a la red de alcantarillas para los casos de lluvias torrenciales. En total se invirtieron 29.434 euros (más IVA), precisaron desde Mancomunidad.
COSAS PEQUEÑAS
El concejal responsable de sostenibilidad en Villava, Etor Larraia (EH Bildu), presidente a su vez de la red Nels y empleado de Nilsa, fue uno de los responsables de la iniciativa. Reconoció que por su trabajo conocía el programa europeo que impulsa la construcción de SUDS (Sistemas urbanos de drenaje sostenible) para mejorar la gestión de las aguas pluviales y los planes de la sociedad pública. También que quiso aplicarlo en una localidad, Villava, donde las lluvias torrenciales ponen en vilo a la población que reside a orillas del río Ultzama y del Arga.
Después planteó a la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona aplicarlo en parte de su red y desde allí aceptaron que fuera en Villava la prueba “piloto”. “Somos un municipio urbano y gris e impermeable y el agua de tormenta acaba en el río y arrastra lo que hay en las calles, también la contaminación. Esta es una buena opción para frenarlo. El sistema lamina el caudal y las plantas reducen la contaminación del agua que arrastra el río”, explica el proceso.
Y valora el resultado, no sólo estético. “Es la prueba de que se puede aplicar en un suelo urbano y de que haciendo pequeñas cosas también se ven resultados. Es nuestra filosofía”, indica Larraia. El edil villavés augura que el sistema de drenaje sostenible “viene para quedarse” y enfatiza la importancia de controlar las aguas pluviales para mejorar la red.
En el diseño trabajó el proyectista Javier García y contaron con el asesoramiento de la empresa que ha puesto en marcha Mikel Baztán, responsable todavía en Noáin (Valle de Elorz) y que en el anterior mandato trabajó para el Ayuntamiento de Pamplona. Una vez ejecutado por Construcción Sostenible y financiado por la Mancomunidad, del mantenimiento se ocupará Villava.
El sistema busca reducir la generación de escorrentías con el “control en origen” y la construcción que permite que el agua vaya filtrando y llegue más limpia a los colectores.
volver arriba

Activar Notificaciones