Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Movilidad

La rampa de la villavesa no llevaba buen camino

La Mancomunidad ha ordenado sustituir las rampas para sillas de ruedas de los doce autobuses estrenados en 2020. Daban problemas y se produjo algún accidente. Usuarias de Cermi han dado el visto bueno a la nueva y aplauden la decisión

Mamen Miñés, de Aspace, a punto de probar la nueva rampa.
Mamen Miñés, de Aspace, a punto de probar la nueva rampa.
Cedida
Actualizada 06/03/2021 a las 06:00

La Mancomunidad ha ordenado cambiar las rampas de acceso y salida para personas en sillas de ruedas en los doce autobuses estrenados en 2020 en el transporte urbano. Serán sustituidas por otras que esta misma semana usuarias de Cermi Navarra, el comité de representantes de personas con discapacidad, han probado y respaldado. Una vez que tienen el visto bueno de usuarios y técnicos han tomado la decisión de renovar el dispositivo mecánico.

El 30 de junio de 2020 la Mancomunidad incorporó doce nuevos autobuses a la flota del transporte urbano comarcal. Pasado un tiempo, y con los vehículos ya en circulación, los mismos conductores percibieron que en las rampas mecánicas el acceso o salida de personas que se desplazan en silla de ruedas daban problemas, incluso se registró alguna incidencia.

La empresa concesionaria trasladó la situación a la Mancomunidad y desde la entidad gestora se pusieron en contacto con Cermi Navarra. Su presidenta, Mariluz Sanz, agradece el gesto y subraya que hace varios años que trabajan en común. “Siempre nos llaman y consultan, y también en este caso Mari Paz Alvero, la técnica de Transportes de la Mancomunidad, ha estado muy atenta y sensible, quería garantizar que las rampas fueran funcionales y estables”, explica y repara en la rapidez con que se ha resuelto el inconveniente. “Nos llamaron en diciembre y el tema está ya solucionado”, confirma que se produjeron algunos contratiempos con las rampas, fabricadas en dos piezas. Estos autobuses cuentan con una rampa manual y otra automática. Según explican desde la Mancomunidad, “la automática, al tocar con el pavimento, generaba un saliente que aumentaba la pendiente”. Por ello se ha trabajado con el Cermi, los carroceros y la empresa de rampas para crear un prototipo mejorado que solucione ese problema”, señalaron. El dispositivo es ahora más largo, con menos pendiente y en una sola pieza. La empresa fabricante asumirá el coste económico y, según apuntaron desde la sociedad concesionaria, “les servirá para implementarla en futuras instalaciones a otros clientes”.

Mariluz Sanz destaca que están “súper agradecidos de que siempre sean tan permeables en cuestiones de accesibilidad”. “Subir y bajar, esas pequeñas cosas que a las personas en silla de ruedas les da seguridad y les proporciona mucha independencia para desplazarse por la ciudad, al centro, a la Morea, a donde quieran o necesiten, sin tener que depender de otra persona”, refleja.

TCC incide también en la relación estrecha con el Cermin que incluso ha impartido cursos de formación a los conductores. También les consultan antes de modificarlas ordenanzas...

Te puede interesar


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE