Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Educación

Cientos de familias navarras desean carbón para Gimeno

Mientras reclaman una mayoría simple para el cambio de jornada escolar, cientos de familias se sienten “defraudadas” por la “falta de rigor” del departamento de Educación

Ampliar Las nuevas jornadas, continua y flexible, constituyen ya una amplia mayoría de centros públicos
Las nuevas jornadas, continua y flexible, constituyen ya una amplia mayoría de centros públicosBlanca Aldanondo
Actualizado el 11/12/2022 a las 09:05
Puede que sea cultural. Quizá. Pero más veces de las que se debería, se siente miedo por perder tiempo. En la fila del supermercado, en la parada de la villavesa, en un atasco... tiempo que se necesita para tantas cosas que perder la cuenta es instintivo. Y es que, ya avisan los expertos, ese estado de hiperactividad nos mueve a avanzar por inercia, en piloto automático.
Un debate, el de vivir deprisa, que por descontado llega hasta las aulas de los más pequeños; donde esa falta de horas en el día empuja a las familias a discrepar en cuanto a si la jornada continua o partida es la mejor alternativa. Y aquí entran en valor tantas casuísticas como familias. Sin embargo, aquellos que tienen claro que pasar menos horas en el colegio favorece el bienestar de los menores, no están nada de acuerdo con las facilidades que el departamento de Educación de Gobierno de Navarra les pone sobre la mesa.
Tanto es así que desde el grupo de familias ‘Cambio de jornada mediante mayoría simple. Hacia una votación democrática’ acaban de enviar una carta al consejero Carlos Gimeno en la que le desean carbón dada su “nefasta” gestión alrededor de este tema. Y lo dicen tras analizar el borrador del reglamento de modificación de la jornada escolar presentado para este curso. “Lo hemos recibido con disgusto e indignación en los centros públicos que representamos”, insisten desde la plataforma. Recordemos que fue el pasado 21 de noviembre cuando el consejero dio por finalizado el carácter “experimental” de las jornadas continua y flexible, para evaluar su repercusión en los colegios antes de aprobar la nueva (y anhelada) Orden Foral.
LOMLOE
Según exponen los afectados, no se ha tenido en cuenta sus demandas (ya hechas públicas en enero) para modificar el horario escolar mediante una mayoría simple de los participantes y no por mayoría de dos tercios como hasta ahora. Tampoco, prosiguen, del cumplimiento de las recomendaciones del Defensor del Pueblo.
Hay que recordar que si en el curso académico 2017-2018 eran apenas 13 centros los que disponían de una jornada continua, este curso 2022-2023 suman ya 154 colegios, una cifra muy elevada, que constituye, además, la mayoría de los centros públicos existentes en Navarra. “Bajo el pretexto de que la Lomloe exige mayorías cualificadas, además de lo que en el borrador de convocatoria de este año se va a considerar como horario lectivo las actividades extraescolares a impartir por los centros, no vemos grandes cambios más allá de las fechas”, expresan. De ahí que no vean otra salida que desearle carbón, dado que “no ha abordado el asunto con seriedad”. 
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora