Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Un año de una riada extraordinaria (I)

La factura de la última riada en Navarra supera los 110 millones en reparar y apenas 10 en prevenir

Desde diciembre de 2021, en materia de prevención la CHE realiza obras por 9,7 millones y el Gobierno foral ha aprobado 29 planes de actuación por inundación

Ampliar Vista aérea de Funes el 11 de diciembre de 2021, donde buena parte de sus calles quedaron anegadas por el desbordamiento del río Arga, generando daños en decenas de viviendas
Vista aérea de Funes el 11 de diciembre de 2021, donde buena parte de sus calles quedaron anegadas por el desbordamiento del río Arga, generando daños en decenas de viviendasJESÚS DIGES (EFE)
Actualizado el 07/12/2022 a las 08:59
Agua, agua y más agua. El excepcional episodio de precipitaciones de diciembre de 2021 ligado a la borrasca ‘Barra’ culminó con una también extraordinaria riada. Inundaciones que provocaron, del 10 al 13 de ese mes, el caos, dos fallecimientos y daños en una interminable lista de infraestructuras públicas, viviendas y comercios particulares, campos de cultivo, caminos de uso ganadero, puentes y carreteras, los propios cauces de los ríos... La lista oficial de municipios navarros afectados, inicialmente de 74, fue creciendo con los días y acabó alcanzando los 155 de norte a sur, un 57% de los 272 totales. El Estado declaró Navarra como zona catastrófica. Ahora, pasado un año, toca hacer balance.
El coste de reparar todos los daños ha sido millonario. Supera de hecho los 110 millones de euros. Es el dato agregado de los fondos destinados a tal efecto, a través de ayudas, compensaciones o intervenciones directas, por el Gobierno de Navarra (8,9 millones), el Gobierno de España (13,3 millones), la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE -7,2 millones-), la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC -336.000 euros-), el Consorcio de Compensación de Seguros (77,5 millones) y Agroseguro (3,78 millones).
Una cuantía que, sin duda, es mucho mayor, pues faltarían por sumar todas las inversiones costeadas parcial o totalmente por las entidades locales y los particulares afectados.
LA PREVENCIÓN
La factura ha sido elevada, pero ¿qué se ha hecho a su vez este último año para prevenir los daños de futuras riadas similares? Aquí la inversión de las instituciones ha sido menor.
La CHE ha comenzado a ejecutar cuatro acciones de mejora por 9,7 millones en distintos tramos del río Ebro y Arga a su paso por Navarra para reducir desbordamientos. Por su parte, la CHC trabaja para ampliar la red de control de la cuenca del río Bidasoa, sumando 17 estaciones a las 22 actuales. Asimismo, el Gobierno de Navarra ha homologado desde la riada un total de 29 planes locales de actuación por inundación.
Las entidades locales más afectadas, cuyas intervenciones se repasarán en diferentes reportajes durante los próximos días, reclaman más apoyo en la limpieza de cauces o en agilizar la recepción de ayudas para acometer mejoras. Piden también mejorar y reforzar los sistema de avisos.

6.251 siniestros que se valoran en 77,5 millones

El Consorcio de Compensación de Seguros se ha enfrentado con las inundaciones de diciembre de 2021 en Navarra a un “episodio histórico”. Se han registrado 6.251 siniestros, solicitudes de indemnización que tendrán un coste final de 77,5 millones. Cifras muy relevantes si se comparan con otros graves episodios anteriores. En las inundaciones de junio de 2013 hubo 1.500 solicitudes con un coste de 15,5 millones. Y en las de julio de 2019 se gestionaron 2.100 solicitudes por 25,5 millones.
De las 6.251 solicitudes de este último episodio, la mayoría (3.639) corresponden a viviendas. También hay 1.575 por vehículos, 796 por comercios y otros inmuebles públicos o privados, 52 de oficinas, 183 de industria y 6 obras civiles. Por localidades, la mayoría son de Burlada (1.364), Pamplona (1.354), San Adrián (933), Villava (348), Funes (339), Tudela (285), Peralta (165), Ezcabarte (153), Santesteban (104) y Bera (102).
En estos momentos, se han gestionado ya 6.235 solicitudes de indemnización (el 99,7% de todas) y se han abonado ya 67,5 millones. Los siniestros no concluidos son “pocos pero relevantes”, e incluyen daños en centrales hidráulicas, comunidades de propietarios, grandes superficies o industrias.
El Consorcio depende del Ministerio de Asuntos Económicos y sustituye a las aseguradoras privadas cuando se producen daños por riesgos extraordinarios.

Obras de emergencia en 528 puntos y 64 acciones de conservación de cauces

La Confederación Hidrográfica del Ebro ha desarrollado diversas intervenciones desde la “avenida extraordinaria” de diciembre de 2021 para reparar y reducir riesgos de inundación. Con 7 millones del Ministerio de Transición Ecológica ha realizado obras de emergencia (fases provisional y definitiva) para restituir cauces y sistemas de defensa como motas. En total, 528 puntos de actuación en 42 municipios navarros. Además, con otros 171.200 euros ha realizado 40 actuaciones de conservación de cauces en 25 municipios.
En cuanto a prevención, trabaja en la Estrategia Ebro Resilience, con acciones para reducir desbordamientos. Destina 1,4 millones a mejorar la confluencia de los ríos Ebro y Aragón en Milagro; y 2 más aguas arriba de la confluencia entre el Ebro y el Alhama cerca de Cadreita, y otros 2,3 aguas abajo. Además, 4 millones de la Estrategia Nacional de Restauración de Ríos para la reconexión hidráulica entre el río Arga y el meandro de Soto Sardillas en Funes.
Por su parte, la Confederación Hidrográfica del Cantábrico trabaja en la revisión del Plan de Gestión del Riesgo de Inundación para la cuenca. Desde este “episodio excepcional” de lluvias e inundaciones, ha acometido una limpieza y conservación de cauces (24 actuaciones por 336.000 euros) fuera de las zonas urbanas, donde tiene la competencia. También ha visto necesario ampliar la red de control del Sistema Bidasoa. A sus 22 estaciones automáticas se van a sumar 17 más: 9 de control en río, 5 en embalse y 3 meteorológicas.

Reposición de daños y 29 planes de actuación

El Gobierno de España (Ministerio de Política Territorial) aprobó ayudas por 13,3 millones para 96 ayuntamientos navarros. El objetivo, ayudar a reparar daños en puentes, caminos, edificios e infraestructuras municipales.
Desde el Gobierno de Navarra, Desarrollo Rural impulsó cuatro vías de ayudas agrarias: 505.000 euros para pérdidas en producciones; 388.000 para reparaciones de infraestructuras particulares (37 beneficiarios); 988.000 para comunidades de regantes (19 beneficiarias); y 3,25 millones para infraestructuras agrarias de 91 entidades locales, complementando así otros 3,25 del Estado en este ámbito (de sus ayudas ya citadas).
El departamento de Cohesión Territorial ha reparado daños en más de 100 puntos de la red de carreteras (3 millones) y dispuso un procedimiento de emergencia para reponer infraestructuras urbanas con el Plan de Inversiones Locales (51 actuaciones por 776.000 euros). También hubo exenciones en pago de contribuciones e impuestos, siendo compensadas a entidades locales (27.000 euros).
En prevención, Desarrollo Rural ha completado el trabajo con 16 municipios para redactar Planes de actuación municipal ante el riesgo de inundación (PAMRIS). El proyecto LIFE Nadapta identificó 74 áreas con riesgo potencial significativo de inundación. Asimismo, desde el departamento de Interior se han homologado en el último año 29 planes locales de actuación por inundación (18 municipales -ya hay 45 en Navarra-, 7 de campings, 3 municipales por rotura de presa y el Plan de evacuación de Sangüesa). También se promovió una jornada sobre gestión colaborativa ante estos fenómenos, se revisan las áreas con riesgo de inundación y se trabaja en un sistema gestor de emergencias.

Apoyo a 3.733 hectáreas, sobre todo de coliflor

El campo, con miles de hectáreas anegadas, fue uno de los paganos de la riada de diciembre de 2021. Agroseguro ha abonado a los productores asegurados en Navarra indemnizaciones por 3,78 millones de euros vinculadas a daños causados en las producciones por los siniestros de lluvia e inundación de ese periodo. Se recibieron partes de siniestro de 2.743 parcelas y 3.733 hectáreas aseguradas.
Por cultivos, los mayores daños se registraron en producciones de coliflor (2,05 millones abonados) y brócoli (1,10 millones). El resto de indemnizaciones se reparten entre alcachofa, cardo, espárrago, haba, ajo, cereal de invierno y cereal de primavera, leguminosas, oleaginosas, almendro o alfalfa.
La mayor parte de los daños se concentraron en torno al Ebro, en la Ribera (San Adrián, Azagra, Milagro, Valtierra, Castejón, Arguedas, Tudela, Ribaforada, Buñuel…), aunque también hubo otras muchas riberas afectadas como la del río Arga (a su paso por Etxauri, Larraga o Falces), el río Erro (a su paso por Zuasti de Lónguida, antes de su confluencia con el río Irati) o el río Salazar (Lumbier).
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora