Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Política

Los nuevos patronos de la Fundación Caja Navarra tendrán un mandato de seis años y no podrán ser reelegibles

Es uno de los cambios que se recogen en su nuevo marco normativo aprobado este jueves por unanimidad en el Parlamento

Ampliar parlamento navarra
El pleno del Parlamento de NavarraCEDIDA
Publicado el 20/01/2022 a las 11:10
El Pleno del Parlamento de Navarra ha aprobado este jueves por la mañana por unanimidad el nuevo marco normativo que regulará la actividad de la Fundación Caja Navarra y por el que se introducen cambios importantes tanto en el reparto como en la elección de los nueve miembros del patronato.
Impulsada por Navarra Suma, PSN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos-Ahal Dugu e I-E, la nueva ley responde a la necesidad de dotar de un nuevo marco a la Fundación Caja Navarra que tras la absorción de Bankia S.A. por Caixabank S.A. -consumada el 26 de marzo de 2021-, ha dejado de cumplir con los requisitos que la normativa de Cajas de Ahorro y Fundaciones Bancarias exige para ser una fundación bancaria, motivo por el debía ser transformada en una fundación ordinaria. No obstante, en atención a su origen y singularidad, los grupos abogaron por otorgar a la fundación (heredera de la extinta CAN) un régimen diferente a las fundaciones ordinarias abordando por medio de una ponencia la reforma de la Ley Foral que se aprobó en 2014 para regular los órganos rectores de la fundación y que nunca habían llegado a aplicarse.
Así, la nueva Fundación Caja Navarra seguirá manteniendo un órgano superior de dirección, el Patronato, formado al igual que hasta ahora por nueve miembros. No obstante, respecto a lo recogido en la ley de 2014 y para reforzar el papel de Parlamento, éste designará a cinco de sus miembros (dos más), mientras que el Gobierno de Navarra nombrará tres patrones (dos menos). 
Finalmente, el Ayuntamiento mantendrá su cuota actual con el patrono restante. Será así después de que PSN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos-Ahal Dugu e IE votarán en contra de la enmienda que NA+ llevó ayer al pleno para pedir elevar a dos la representación del Ayuntamiento en el patronato en aras a la “proporcionalidad” y a su condición de “fundador de una de las dos cajas de ahorro que dieron lugar a la CAN”, como defendió durante el debate el parlamentario Juan Luis Sánchez de Muniáin.
Los nuevos patronos de la Fundación tendrán un mandato de seis años No obstante, durante el primer mandato con carácter excepcional, cuatro de los patronales deberán cesar a los tres a fin de garantizar la renovación parcial prevista en la norma. Ninguno podrá ser reelegido en el mandato inmediatamente posterior.
Tras la entrada en vigor de la nueva norma, se abre un plazo de tres meses para que el actual patronato adapte los estatutos. Una vez aprobados, cesará el Patronato y se procederá a la elección de uno nuevo en el plazo de un mes. En el supuesto excepcional de que no se materialice en plazo la adaptación de los Estatutos, quedarán sin efecto las disposiciones que se opongan a lo previsto en la nueva y se procederá a la elección de un nuevo Patronato en el plazo de un mes. La enmienda que así lo dispone ha sido presentada esta mañana en el Pleno por el PSN y ha contado con el respaldo de Navarra Suma, Geroa Bay y Podemos. Bildu e Izquierda Ezquerra han votado en contra al abordar una cuestión, según han explicado sus portavoces, que ya fue abordada en el seno de la ponencia.
La presidencia del Patronato, cuya composición será “lo más paritaria posible”, se elegirá entre sus miembros por mayoría absoluta, en votación secreta. Hasta ahora, el titular de la presidencia era elegido por el Parlamento en el mismo momento de la designación del resto de patronos.
Con la nueva ley, la Administración foral se garantiza en todo momento un cierto ‘tutelaje’ de la Fundación con una nueva figura denominada protectorado que asumirá a través del departamento de Economía y Hacienda. Dicho protectorado podrá asistir con su propio presentante y tendrá voz aunque no voto en las sesiones de los órganos colegiados de la Fundación. Con carácter general, velará por la legalidad y el buen funcionamiento de la institución, así como por la integridad, suficiencia y rentabilidad de su patrimonio.
Además de las facultades asociadas al gobierno, representación y administración de la Fundación, los patronos y patronas asumirán la custodia de la documentación generada desde la creación de la entidad que da origen a la fundación especial, incluidas las gestiones de recuperación que, por su origen, le pudieran corresponder.
Además, deberán articular un protocolo de acceso para hacer efectiva la puesta a disposición del Parlamento y del resto de instituciones públicas de Navarra del conjunto de legajos bajo su protección.
La aprobación, modificación e interpretación de los estatutos requerirá también mayoría absoluta. Y en el plano económico, el Patronato deberá encargar anualmente un informe de auditoría que será pública (web de la fundación) y se remitirá al Parlamento una vez aprobada. En dicho portal se publicará también la relación de personas que perciban fondos de la fundación por más de 15.000 euros (cuantía exacta y concepto), salvo que sean producto de una relación laboral, con la salvedad de la dirección, que sí constará.
Por otra parte y salvo autorización expresa del Protectorado, los gastos previstos no podrán superar en un 25% el total de los ingresos previstos para el ejercicio, ni suponer un incremento superior al 10% de los desembolsos incluidos en el ejercicio anterior.
volver arriba

Activar Notificaciones