Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Siniestralidad

La ‘vieja normalidad’ sí vuelve al tráfico: 29 muertos y 112 heridos graves en 2021 en Navarra

4 de cada 10 no fueron responsables del accidente que les costó la vida

Ampliar Una imagen de un accidente mortal registrado este año en la A-12 (Autovía del Camino)
Una imagen de un accidente mortal registrado este año en la A-12 (Autovía del Camino)dn
Publicado el 03/01/2022 a las 06:00
2021 ha concluido en Navarra con casi 150 nuevas víctimas graves de accidentes de tráfico. El dato, provisional a la espera de cerrar el año y las estadísticas definitivas, engloba los 29 fallecidos y los 112 heridos graves registrados hasta la fecha (28 de diciembre). A ellos se suman además casi un millar de heridos leves (977). En total, más de 1.100 personas atendidas este año en un accidente de tráfico ocurrido este año, a una media de más de tres cada día en las carreteras de la Comunidad foral. De ellos, la nota más triste son sin duda los muertos, que vuelven a niveles pre pandemia. Tras el hito de 2020 (18 muertes, la menor cifra en medio siglo), y que se explica por el confinamiento y las restricciones a la movilidad derivadas de la irrupción del coronavirus, los 29 fallecidos de 2021 prácticamente se equiparan con los 30 de 2019 o los 28, 26 o 27 que hubo que lamentar en ejercicios como los de 2017, 2016 o 2015.
Tanto desde Policía Foral como desde Guardia Civil coinciden en lamentar el incremento de víctimas que supone el balance anual de Tráfico. “No hay paños calientes, son cifras muy malas”, señala José Antonio Gurrea, responsable de Tráfico de Policía Foral. El de la siniestralidad vial, tristemente, es uno de los pocos ámbitos donde sí ha vuelto la ‘vieja normalidad’. “Solo con los datos de accidentes, muertos y heridos en la mano, no hay forma relacionar lo ocurrido con la pandemia. Podrían ser cifras del 2016 o 2019, por ejemplo, con un mes de noviembre que ha sido el mes con más accidentes mortales (5 víctimas), que ha tenido en el jueves o viernes las jornadas más trágicas (8 y 7 muertos, en cada una), en contraposición al martes, día de la semana que deja una única víctima”.
Gráfico
GráficoDN
Otra cosa es que la llegada del coronavirus sí ha influido en algunas costumbres y hemos detectado mayor consumo de alcohol y drogas al volante. Este tema nos preocupa de forma prioritaria”, subraya Agustín Aznárez, jefe de Tráfico de Guardia Civil.
Gurrea va incluso más allá y apunta a que, de sus datos, un 40% de los muertos este año en accidente de tráfico no era responsable de lo ocurrido, y vincula directamente ese porcentaje con los consumos o el no respetar el reglamento de circulación. Cita, entre otros, casos de atropellos (4 peatones y 3 ciclistas han muerto de esta forma a lo largo de este año, en algunos siniestros con fuga de conductores responsables) o la muerte de otras dos personas ocurridas en vías de la Ribera en las que ambos conductores dieron positivo en alguna sustancia. En un caso, alcohol. En otro, el conductor había bebido, tomado drogas e incluso reconoció estar hablando por teléfono cuando sufrió el siniestro.
UN RETROCESO "DE AÑOS"
La impresión que comparten en su discurso ambos policías es la de que los consumos no es que hayan vuelto a la ‘vieja normalidad’, es que directamente han empeorado con respecto a la situación predominante en 2019. “La concienciación que existía antes de todo esto respecto al consumo de alcohol, por ejemplo, se ha diluido mucho. Hemos retrocedido años y nos va a costar trabajo volver. Nos encontramos con bastantes conductores que reconocen que han bebido antes de coger el coche, muchos de ellos implicados en accidentes, y con tasas no ya objeto de una denuncia administrativa, sino constitutivas de un delito penal”, denuncia Gurrea. Aznárez coincide. “No conseguimos atajar ese problema y no lo haremos hasta que no lo abordemos como un problema de toda la sociedad, no solo de presencia policial en la carretera”. Que también es eso, admite, pero en su argumentación engloba además la acción del resto de administraciones en una misma dirección: “La tasa 0 es la única válida para conducir vehículos. No es hasta cuándo puedo beber para no dar positivo, es que no estoy en condiciones de coger el coche”.
Es complejo, pero parte del origen de esa ‘relajación’ en el cumplimiento de la norma arranca con el confinamiento. Todos los esfuerzos policiales se centraron durante el estado de alarma en la seguridad ciudadana, las restricciones de movilidad o el cierre perimetral, entre otras medidas que implicaron el despliegue de miles de agentes.
Con la recuperación parcial de ciertas parcelas vitales, los controles masivos de alcohol y drogas han regresado a la carretera. Sin ir más lejos, esta Navidad se está llevando a cabo una campaña específica de prevención de alcohol y drogas. “La idea no es ir a pillar borrachos. Lo que queremos es que no se maten ellos ni a los demás”, resume Aznárez.

Agustín Aznárez,  jefe de Tráfico de la Guardia Civil en Navarra: “Por buen coche que se lleve, a 160 km/h las heridas son gravísimas”

El exceso de velocidad sigue siendo uno de los mejores aliados a la hora de agravar los accidentes. “Por muy buen coche que se lleve, a 160 km/h las heridas son gravísimas”, advierte Agustín Aznárez, responsable de Tráfico de la Guardia Civil. A pesar de la mejora en los modelos, salir indemne de un impacto que se sufre por encima de la velocidad permitida es complicado. “Y no aumenta de forma proporcional, sino exponencial”, señala.
En ese sentido, de los controles que han realizado recientemente en las vías navarras, los agentes de Guardia Civil han constatado un problema relacionado con el exceso de confianza en trayectos que son familiares. “Son carreteras entre un pueblo y otro que uno ha recorrido muchas veces, que se sabe de memoria y donde se confía, se distrae, adelanta o corre, o consulta el teléfono y, de repente, sufre una salida de vía o se topa con otro vehículo donde no esperaba”. Los datos que maneja refrendan esta afirmación: el 75% de los siniestros con víctimas se localizan en vías convencionales, frente a un 20% concentrados en autovías/autopistas.
También pone énfasis en la “preocupante presencia” de alcohol en accidentados y/o fallecidos, por lo que se confiesa partidario de la tasa 0. “El consumo de alcohol le hace al conductor entrar en una fase de euforia que le hace asumir riesgos que de otra forma, sobrio, es difícil que lleve a cabo. En ese punto es cuando uno puede no valorar correctamente una maniobra al volante, con lo que ello conlleva”.
Para reducir esos accidentes, Aznárez se remite al reglamento. “Aunque uno se conozca muy bien la carretera de su pueblo, si pone que la limitación es la 60 km/h en una curva, hay que cumplirla”. Adecuarse a las circunstancias también reduce la posibilidad de verse inmerso en un siniestro. “Si llueve o nieva no puedo ir igual que si no”. Aconseja además hacer caso a las señales, aunque sean provisionales. “En carreteras como la N-121-A se están llevando a cabo unas obras y hay tramos con señalización específica, que implica reducir la velocidad. Si lo ponen, es por algo”.
GANAR TIEMPO, EN VERDAD
Cuando son denunciados, algunos conductores expresan su sorpresa por circular por encima de la velocidad establecida para ese tramo. “Alguno te dice que ir a 70 en vez de a 100 en ese lugar es una pérdida de tiempo, pero hay que hacerles ver que no. Que igual es al revés. Si sufres un accidente en esas cifras, igual lo que pierdes es otra cosa. Hay que insistir en que lo importante no es llegar unos minutos antes, sino llegar”.
En esa necesaria concienciación, conocer accidentes ocurridos en esa zona puede ayudar. “Si uno sabe lo que le ocurrió a alguien ahí, es bastante probable que a su paso levante el pie del acelerador”.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE