Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Precariedad

Una familia con un menor de edad vive en su coche en un parking cercano a Pamplona desde agosto

El chico, de 14 años, cursa un programa especial en Berriozar, cerca del aparcamiento en el que pernocta

Dimcho Dimov; su mujer, Mariyana Ivanov, y el hijo de la pareja, Dimitar Dimov, de 14 años, duermen en el coche, en un aparcamiento de Aizoáin
Dimcho Dimov; su mujer, Mariyana Ivanov, y el hijo de la pareja, Dimitar Dimov, de 14 años, duermen en el coche, en un aparcamiento de AizoáinEduardo Buxens
  • Paloma Dealbert
Actualizado el 21/11/2021 a las 09:18
“Solo necesito una habitación para mí y mi familia, pero no puedo pagar más de 200 o 300 euros al mes”, asegura con firmeza Dimcho Dimov Paskov, de 63 años. Desde agosto vive con su mujer y su hijo, de 14 años, en su coche y pasan las cada vez más gélidas noches en un aparcamiento de Aizoáin: “No tengo alternativa habitacional”.
Cada dos o tres horas, explica Dimov, arranca el motor del vehículo para encender la calefacción como máximo durante un cuarto de hora y la apaga hasta que la temperatura vuelve a descender. Una manera de descansar que perjudica la salud de su esposa, Mariyana Ivanov Soyanova. Búlgara como su marido y de 53 años, la Comunidad de Madrid le reconoció un 68% de discapacidad. En junio de 2021 le localizaron una úlcera un poco más arriba de su tobillo izquierdo. Por las curas y los cambios de vendaje, cuenta Dimcho Dimov, casi todos los días acuden al centro de salud. Van después de dejar a su hijo, Dimitar, a las 8.00 en el centro Lantxotegi, en Berriozar. El joven cursa un Programa de Currículo Adaptado, que presenta un enfoque más práctico para jóvenes con desfase y riesgo de abandono en los estudios.
Cuando el menor sale de clase, la familia se acerca al comedor social de Paris 365 y si el dinero lo permite van al Centro San Miguel de Cáritas para completar su aseo personal. Después, Dimov escoge un instrumento -la trompeta, el acordeón o la guitarra-, relata, para tocar a cambio de propinas por Pamplona: “Para mí esto se llama trabajo”. No recuerda cuándo empezó a ganarse la vida gracias a la música; en Bulgaria pasó por la banda del ejército, bares y salas de espectáculos. La policía, denuncia, ahora le impide quedarse lo suficiente en la calle; cuando se le denegó la autorización se justificó con la pandemia. Durante ese rato, Dimitar aprovecha para jugar con el balón, una bicicleta o invierte unas monedas para navegar por internet en un locutorio.
Dimcho Dimov muestra el informe emitido por el servicio base del Ayuntamiento de Barañáin y la queja ante el Defensor del Pueblo
Dimcho Dimov muestra el informe emitido por el servicio base del Ayuntamiento de Barañáin y la queja ante el Defensor del PuebloEduardo Buxens
UNA SUCESIÓN DE MUDANZAS
Antes de su llegada a Pamplona en septiembre de 2018, la familia había pasado cinco años en Madrid. Cuando la vida del matrimonio se precarizó y agotaron sus estancias en albergues sociales, terminaron pernoctando en la Terminal 2 de Barajas. El hijo estaba interno en un colegio de Leganés y el director del centro y un trabajador social hicieron de intermediarios para que la familia se trasladara a Navarra con la promesa de un contrato con Traperos de Emaús. Dicen mantener ahora con la entidad un conflicto que los tribunales dirimen, y empezaba a resolverse cuando llegó la covid y se encontraron sin empleo ni vivienda.
Tras una sucesión de mudanzas incluso con el estado de alarma, malas experiencias con los alquileres, poco dinero para pagar una renta apropiada y con los albergues “llenos”, la familia resolvió en agosto dormir en el coche. A través de una queja interpuesta en el Defensor del Pueblo, entraron en contacto con el servicio social base de Barañáin. Todavía no cuentan con una solución.
volver arriba

Activar Notificaciones