Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Presupuestos 2022

Navarra cerrará el año con 335 millones más de deuda que antes de la covid-19

El endeudamiento empezó a caer en el segundo trimestre pero no recuperará el nivel prepandémico hasta 2024

Entrada a la sede de la Hacienda foral en la calle Cortes de Navarra
Entrada a la sede de la Hacienda foral en la calle Cortes de NavarraJosé Carlos Cordovilla
Publicado el 15/11/2021 a las 06:00
Las necesidades financieras de la Hacienda Foral se dispararon con la pandemia de la covid-19. El descenso de los ingresos públicos sumado al incremento de los gastos acabaron de un plumazo con los dos años de descenso del endeudamiento, 2018 y 2019, que llegaron tras haber encadenado dos lustros de subidas. Pero el nivel de deuda acumulada inició ya durante el segundo trimestre de este año una línea descendente y la previsión que maneja el Ejecutivo foral lo sitúa al cierre de este año en los 3.346 millones, una cifra que aún supera en 335 millones el nivel previo a la covid.
Gráfico
Gráficodn
Gráfico
Gráficodn
Gráfico
Gráficodn
En marzo de 2020 el volumen total de endeudamiento -en términos del Protocolo de Déficit Excesivo (PDE)- era de 3.011,3 millones de euros y en junio de 2021 esa cifra se había incrementado hasta los 3.620,0 millones, casi 609 millones más que antes de la crisis sanitaria y un aumento superior al 20% en términos porcentuales. Ese dato situó la ratio de deuda sobre el PIB en un 18,5%, 8,4 puntos porcentuales por debajo de la media autonómica, aunque claramente por encima de la contabilizada en el primer trimestre de 2020 (14,5%).
El actual contexto de bajos tipos de interés y la favorable situación de la tesorería foral han permitido la amortización anticipada de préstamos por 125 millones de euros y la novación de un préstamo de 200 millones a un tipo más bajo, con un ahorro conjunto en costes financieros de 11,7 millones de euros.
De hecho, a pesar del aumento de la deuda, el gasto de Navarra en el pago de intereses sigue disminuyendo fruto de las renegociaciones y de los bajos tipos actuales. Si en 2018 llegó a 96 millones el gasto en intereses, en 2020 fueron 66 millones y en 2021 en el presupuesto figura la cifra de 61,7 millones. Para 2022 se estiman en 57 millones.
También el fuerte despegue de la actividad económica a partir del segundo trimestre del año y la llegada de ingresos no previstos procedentes del Estado han mejorado los indicadores presupuestarios y podrían rebajar las necesidades de financiación de la Hacienda foral.
Así lo señala el Ejecutivo navarro en el Informe Situación y Perspectivas de la Economía Navarra y de la Hacienda de Navarra que acompaña a los presupuestos generales de 2022 en el que deja claro que aún es pronto para valorar el impacto que esta mejora económica puede tener sobre las cifras y, por consiguiente, sobre el endeudamiento del ejercicio.
Lo hace tras destacar la posición de la Comunidad foral como una de las menos endeudadas de España -sólo Canarias, Madrid y País Vasco mejoran su posición con una ratio de deuda sobre el PIB de entre el 15 y el 16,6% (ver gráfico). Y eso, apostilla en el texto, “a pesar del impacto negativo que el marco foral de financiación ha tenido sobre la recaudación tributaria de 2020, en comparativa con las autonomías de régimen común”.

Standard & Poor´s mantiene el rating de la comunidad en la zona alta

La calificación crediticia (rating) de la Comunidad foral se mantiene en la zona alta de la tabla, a pesar del difícil contexto económico provocado por la pandemia. En la actualidad es AA-, con perspectiva negativa, según recoge el último informe de la agencia Standard & Poor’s. Se trata de la máxima calificación posible para una comunidad española, dos escalones por encima de la otorgada al país, lo que permite a Navarra optar a mejores condiciones de financiación. La Agencia sigue considerando que la comunidad cuenta con características favorables que la hacen más resiliente que España ante un escenario de estrés. Aunque reconoce la complicada situación generada por la covid, anticipa una recuperación gradual si la pandemia cede y la economía reanuda el crecimiento según sus actuales previsiones.
volver arriba

Activar Notificaciones