Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Iglesia

El nuevo arzobispo castrense, Juan Antonio Aznárez Cobo: "Si me toca acudir a alguna misión militar, estaré encantado"

El hasta ahora obispo auxiliar de Pamplona y Tudela destaca que es "un motivo de alegría por la confianza que supone para la Iglesia de Navarra"

Francisco Pérez Juan Antonio Aznárez
Francisco Pérez y Juan Antonio Aznárez, en la rueda de prensa de este lunesJ.P. Urdíroz
  • Paloma Dealbert
Actualizado el 16/11/2021 a las 09:23
Juan Antonio Aznárez Cobo, nombrado por el Papa Francisco como nuevo arzobispo castrense de España, ha expresado este lunes su "sorpresa total" por el nombramiento pero ha afirmado que no dudó en aceptarlo y ha asegurado que "decirle sí al Señor siempre me ha ido bien".
¿Cómo se va a enfrentar a esta nueva etapa?
Confiando en el que me hace el encargo. Dios con la misión, la carga, da la fuerza. Mi confianza está puesta en Él y en la Iglesia.
¿Le han dado algún consejo para asumir el cargo?
Don Francisco, dado que tiene experiencia de haber sido varios años arzobispo castrense, sí que te orienta. Por ejemplo, que la actividad se concentra especialmente de lunes a viernes, que hay muy buen equipo. Que el consejo episcopal y el vicario general son una gran ayuda, y cosas así un poco genéricas.
¿Se ha propuesto algún objetivo?
Lo primero es conocer, esto es como cuando llegas a una parroquia; antes de meterte a cambiar nada, primero entérate de las cosas que se hacen, conocer a las personas... La prioridad ahora es ir con disponibilidad, con espíritu de servicio y con este deseo de servir a esta porción del pueblo de Dios lo mejor posible. Ya se irán viendo los retos, las carencias.
¿Cómo ve usted a las nuevas generaciones de militares? ¿Son igual de creyentes que antes?
Como tampoco viven en Marte, seguro que les afecta este enfriamiento de la fe. Precisamente es donde entramos no solo nosotros, también los laicos, en el papel de evangelizar. Y nosotros como pastores. Lo tengo clarísimo. El reto principal es crecer en una fe viva: en este conocimiento vivo del amor de Dios, esta experiencia que te cambia la vida y que sin quitarte nada de lo que tienes tú por naturaleza lo potencia, lo embellece y lo multiplica.
En caso de que salga una misión ¿se animaría a ir?
Sí, claro que sí. Me consta que a don Francisco le tocó ir a Irak, a Líbano... Es muy probable que me toque también, y yo encantado, porque se trata de servir a estos fieles dondequiera que estén y dondequiera que haga falta.
Aznárez, hasta ahora obispo auxiliar de Pamplona y Tudela, ha comparecido en rueda de prensa junto al arzobispo de Pamplona, Francisco Pérez, que a su vez fue también arzobispo castrense. La toma de posesión se realizará el 9 de enero en la catedral castrense.
El nuevo arzobispo castrense ha explicado que llegó a Navarra desde Eibar con 13 años y fe ordenado sacerdote con 29. Ha estado doce años de vicario general y nueve de obispo auxiliar. "Como obispo auxiliar tenía asimilado que en algún momento me podían destinar a otras diócesis a prestar otro servicio a la Iglesia, pero si os he de decir la verdad, nunca se me había pasado por la cabeza que no pudiese ser una territorial sino una personal, como es el caso", ha dicho, para explicar que este arzobispado comprende toda España y los lugares en los que haya misiones de los ejércitos o los Cuerpos de Seguridad del Estado.
"Siempre me he fiado de lo que la Iglesia me ha pedido, o el Señor por medio de la Iglesia, y me ha ido muy bien, aunque muchas veces eran cosas que yo ni sospechaba, por ejemplo lo de ser vicario general u obispo. Es verdad que observo en mi itinerario personal está fidelidad de Dios. Cada vez que le he dicho que sí, aún sin terminar de entender, a una tarea que yo veía que me sobrepasaba, él ha estado ahí al pie del cañón, me ha sostenido", ha indicado.
Aznárez ha enviado "un saludo a todos los fieles de esta iglesia tan particular, de esa porción del pueblo de Dios que es el arzobispado castrense, un saludo de corazón a cada uno de los fieles de este arciprestazgo castrense".
Dirigiéndose a ellos ha dicho que "aunque os pueda chocar, llevo mucho tiempo rezando por vosotros, porque alguien sabiamente me aconsejó hace tiempo algo que luego he practicado". "Por las mañanas cuando me levanto lo primero que hago, además de la señal de la cruz, es pedir a Dios por todos los fieles a los que he servido en el pasado, en las distintas parroquias por las que he ido pasando, a los que estoy sirviendo en el presente y a los que serviría en el futuro, y ahí estabais incluidos vosotros, fieles del arzobispado castrense. La única diferencia sustancial es que ahora rezaré con conocimiento de causa en la medida que os vaya conociendo y vaya reconociendo vuestros rostros y las circunstancias concretas en las que vivís vosotros y vuestras familias. Me tenéis a vuestra disposición", ha afirmado.
HACE NUEVE DÍAS
Según ha explicado, el Nuncio del Papa le llamó hace nueve días para comunicarle la noticia. "Desde el primer momento no dudé ni instante por mi experiencia anterior. Decirle sí al Señor siempre me ha ido muy bien", ha señalado.
Además, Aznárez ha afirmado que tiene "cierta experiencia del mundo de la milicia, porque yo soy de los últimos que hicimos el servicio militar antes de entrar al seminario". El campamento lo hice en Albatera (Alicante) y el resto del servicio militar en Bétera (Valencia). Aquí donde me veis yo era tirador de carro de combate, una unidad de caballería. Un poco de experiencia tengo, pero soy consciente de que voy a tener que preguntar mucho y aprender mucho, pero voy con confianza", ha asegurado.
Por su parte, el arzobispo de Pamplona, Francisco Pérez, ha afirmado que el nombramiento es "una noticia buena y sorprendente" y es también "un motivo de alegría por la confianza que supone para la Iglesia de Navarra". "Es también motivo de alegría para mi, pues durante años fui el arzobispo de esa iglesia particular, la iglesia castrense en España y guardo buenos recuerdos", ha apuntado.
El arzobispo ha asegurado que Aznárez va a estar ahora en servicio a "los vigilantes de la paz". "Así me lo decía la última vez que estuve con el Papa Juan Pablo II cuando yo era arzobispo castrense. Me dijo: 'No olvide que son los vigilantes de la paz'. A los pocos días murió y me dejó en el corazón el sentido de lo que es la fraternidad y la paz", ha indicado.
El arzobispo ha asegurado que Aznárez "ahora va a estar al lado de los vigilantes de la paz de España, como son las Fuerzas Armadas y los Cuerpos de Seguridad del Estado y todas sus familias, más de 800.000 personas".
volver arriba

Activar Notificaciones