Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Aves

La lechuza está desapareciendo en Navarra

Los cambios introducidos en el campo, con la desaparición de graneros y corrales y su sustitución por naves industriales, están ocasionando la desaparición de la especie en Navarra

Un ejemplar en vuelo de lechuza. A la izquierda, Rubén Hernández
Un ejemplar en vuelo de lechuza. A la izquierda, Rubén HernándezDN
Publicado el 02/11/2021 a las 06:00
Un halo de misterio envuelve a la lechuza. La imaginación humana ha desarrollado en torno a su figura de ojos grandes y cara redonda leyendas, fábulas y relatos. Los pesimistas asocian sus gemidos a la tristeza. El enigma de la creencias interpreta su silencio como signo de prosperidad.
“La lechuza común ya no está en los mismos lugares de Navarra que hace 25 años”. La conclusión se deriva de un estudio realizado por el biólogo Rubén Hernández Soto, nacido hace 32 años en Cárcar, a partir de la observación de la especie que acusa sobremanera los cambios obrados en las prácticas agrícolas. El abandono de graneros y corrales -espacios habituales de nidificación- y su sustitución por naves industriales dentro de un modelo de intervención en el campo “está ocasionado la desaparición paulatina de esta especie en la Comunidad foral”, tal y como aparecía reflejado días atrás en un parte de una agencia informativa.
La sentencia pesimista y demoledora, a ojos de estudiosos y amantes de la zoología, deriva de la investigación realizada, bajo la supervisión de David Galicia y Enrique Baquero, por el doctor en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Navarra. Aparece contenida en su tesis La lechuza común (Tyto alba): influencia de la cría en cautividad en su comportamiento adulto y valoración indirecta de su evolución poblacional en Navarra.
Por las explicaciones ofrecidas por su autor, que reproduce un comunicado reciente de la Universidad de Navarra, “existe un consenso en la comunidad científica que relaciona el cambio en los usos del suelo, la concentración parcelaria, el uso de pesticidas, y la desaparición de los lugares habituales de nidificación con el declive de las poblaciones de lechuza en las últimas décadas”, con la consecuente necesidad, que observa, de reintroducir de ejemplares criados en cautividad.
Uno de los méritos contraídos por el biólogo de Cárcar es la elaboración de un mapa de Navarra con las ubicaciones de la lechuza común y su comparación con un antecedente de la década de los años noventa. El contraste no ha lugar a la duda y alimenta la hipótesis de la lenta desaparición.
Por si fuera poco, en su afán de corroborar lo que era una evidencia reflejada en datos, Rubén Hernández entrevistó a agricultores y cazadores. De ellos quería conocer si su impresión era la de que ahora vuelan menos lechuzas. Las opiniones pusieron voz al resultado frío de las estadísticas.
ESTUDIO DE 60 LECHUZAS
La labor se amplió con el estudio del comportamiento de más de 60 ejemplares criados en cautividad para conocer los cambios de comportamiento en situaciones conocidas o desconocidas, así como el modo de aprender a cazar. “Nuestros resultados muestran que las lechuzas criadas con mayor contacto con el ser humano son menos temerosas ante entornos y situaciones nuevas que las que tienen mayor contacto con sus padres biológicos. Estas últimas, por otro lado, muestran un mayor comportamiento anti-depredador”, sostiene. Su opinión y deseo es que la investigación debería continuar con la cría en cautividad de lechuzas y su liberación. “Es necesario realizar una experimentación práctica en campo con el fin de observar si los resultados obtenidos en los experimentos en cautividad se corresponden con el comportamiento y la adaptación que muestran una vez se encuentran en libertad y deben sobrevivir en el medio natural”, ofrece por consejo.
“La lechuza -ofrece por explicación- funciona como un excelente controlador biológico de plagas de micromamíferos en agricultura, al mantener las poblaciones de roedores en niveles bajos y reducir en gran medida la importancia de los picos de población que presentan de forma periódica”. De ahí que se acuse su ausencia con su cantar, que en realidad es ulular.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones