Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Campaña de Adacen

"Conductores, tened mucho cuidado"

Luis González Pérez y Burgo Chávarri Martínez, usuarios de Adacen

Ampliar Luis González Pérez, que lleva en Adacen desde 2012, junto a Maite Palacios Muruzábal, psicopedagoga y coordinadora
Luis González Pérez, que lleva en Adacen desde 2012, junto a Maite Palacios Muruzábal, psicopedagoga y coordinadoraJesús Caso
Actualizado el 26/10/2021 a las 09:13
La Nochebuena de 2010 dejó una fina capa de nieve y hielo en la Sakana. Luis González Pérez, que entonces tenía 30 años, regresaba en su furgoneta de cenar en la vivienda familiar de Olazagutía hasta su casa, en Ziordia. 
Pisó una placa de hielo y su coche dio varias vueltas de campana. Quedó en estado muy grave, ingresado en la UCI. Ahora, una década después, se atreve ufano a enfrentarse a una rueda de prensa y compartir su testimonio en una muestra de valentía y mensaje a navegantes. 
O más bien conductores. Arropado por Maite Palacios Muruzábal, psicopedagoga y coordinadora de Adacen, Luis explica que al pisar la placa de hielo se salió de la carretera. “Di 4 o 5 vueltas de campana. Hacía mucho frío”.
La información sobre su accidente que se publicó el domingo 26 de diciembre recogía que hasta entonces este joven trabajaba en la empresa Sunsundegui de Alsasua. “¿Te ha cambiado mucho la vida?”, pregunta alguien. 
Él asiente, pero se agarra a los logros que va consiguiendo en la asociación, en la que lleva desde 2012. “Antes iba en silla en ruedas. Ya no. Ahora también me visto solo”. Es un txapeldun (campeón), le definen en Adacen, donde sigue fisioterapia, rehabilitación, logopedia, terapia ocupacional, etc.
No es menos elocuente el turno de Burgo Chávarri Martínez, de 55 años. Explica su accidente (choque contra un camión en Castejón, en agosto de 1992) y resalta su condición de natural de Alfaro, en La Rioja, aunque vino a Pamplona porque aquí “le tratan muy bien”.
Ella llegó a Adacen a finales de la década de los noventa y desde entonces ha trabajado mucho en recuperar parte de su autonomía. “No hablaba y ahora puedo gritar. Me pongo yo toda la ropa, de arriba a abajo”. 
Los dos coinciden en enviar a los conductores un mensaje en la misma línea, de prevención. “Que no corran, que hay que tener mucho cuidado con el coche”. 
volver arriba

Activar Notificaciones