Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Educación

El debut de las extraescolares en Navarra

Los colegios empiezan con su oferta de actividades obligados por el protocolo, con estudio dirigido y propuestas de juegos. La nueva organización ha aumentado la carga de trabajo de los centros que antes contaban con una jornada partida

Este curso muchas familias han podido elegir entre apuntar a los niños a las extraescolares ofertadas por los centros y las actividades de las apymas y entidades municipales
Este curso muchas familias han podido elegir entre apuntar a los niños a las extraescolares ofertadas por los centros y las actividades de las apymas y entidades municipalesJESUS CASO
  • Paloma Dealbert
Publicado el 04/10/2021 a las 06:00
El próximo lunes los centros educativos empiezan con la oferta de actividades extraescolares gratuitas para Educación Infantil y Primaria, tal y como estableció el Gobierno de Navarra en el protocolo para el curso 2021-22. Los colegios que tenían la jornada intensiva antes de la pandemia cuentan con experiencia para programar las sesiones de la tarde. Pero muchos centros confiaban en que los datos epidemiológicos permitieran que en octubre cada uno volviese a su jornada anterior a la pandemia o todos siguieran con la continua, como el año pasado.
Los equipos directivos han pasado septiembre reorganizando los horarios del profesorado para que atiendan a los alumnos por las tardes, en un máximo de dos sesiones de 45 minutos que terminarán antes de las 17 horas. Aunque en algunas localidades pequeñas se han quedado sin cambios porque no ha habido inscritos.
Del medio centenar de colegios concertados que hay en la Comunidad foral, 40 tenían jornada partida y dos, flexible (con dos tardes libres a la semana). Con las sesiones que van a ofrecer, lamentan algunos, los niños acabarán a la misma hora o incluso más pronto que cuando había clase por la tarde y se romperán los grupos burbuja; no todos los estudiantes se han apuntado y se mezclarán los de distintas aulas.
En Anunciata, centro concertado de Tudela, los alumnos dispondrán de una sesión de 45 minutos de lunes a jueves. Un tiempo que se dedica, sobre todo, al estudio dirigido. “Lo que no quita de manera ocasional, sin preparar una extraescolar y por hacer un día distinto, un profesor proponga cantar”, anunciaban desde el colegio.
Como en centros similares, Anunciata no programaba las extraescolares, sino que era la asociación de padres y madres la que se encargaba. El equipo directivo ha pasado las últimas cuatro semanas haciendo un encaje de bolillos con las horas de los docentes: “No es fácil organizarlo, que el tratamiento de los profesores sea para todos igual”. Las actividades de la apyma siguen adelante, por lo que el centro tuvo que figurarse los docentes que iba a necesitar, dado que no conocían cuál iba a ser la demanda de estas actividades gratuitas.
SIN ADELANTAR MATERIA
“No va a haber avance curricular en ningún momento”, asegura la directora de Ikastola Jaso. Sí se van a trabajar las habilidades de los pequeños: “Saber jugar en grupo también son competencias”. En Infantil podrán disfrutar de juegos didácticos o plástica y en Primaria, de la lectura o la escritura.
En la ikastola los alumnos tenían clase de mañana y de tarde. El centro es partidario de que cada colegio decida el tipo de jornada. “Con el tiempo y los recursos que tenemos que invertir deberíamos estar llevando a cabo nuestro propio temario curricular”, exponen desde el equipo directivo. Estas sesiones, concede la directora, servirán de refuerzo del euskera: “Muchos cuando salen de la ikastola no tienen posibilidad de relacionarse en euskera, pero aquí, con el profesorado, al menos la tendrán”.
Otros colegios han programado actividades en inglés y euskera. En el CPEIP San Miguel de Orkoien han marcado sesiones de distinto tipo para cada día. La programación para Infantil comprenderá actividades de biblioteca , artes plásticas y juego simbólico y dramático, y de mesa. En Primaria, además de clubes de lectura y juegos de mesa, se practicarán idiomas o la mecanografía, habrá acompañamiento de tareas y dinámicas de educación emocional.
UN MES DE INCERTIDUMBRE
La jefatura de estudios del San Miguel vio probable que se aplicase la jornada intensiva con extraescolares obligatorias. Pero las diferentes declaraciones emitidas en los medios terminaron por hacerles preparar la vuelta a la partida, como tenían antes, y a la opción del año pasado, la intensiva para todos.
“La dificultad ha sido que nunca hemos hecho una organización de extraescolares, y era prepararlo todo en un mes sin saber de dónde salen esas horas. Había incertidumbre”, señalan desde el colegio. Luego no les resultó “tan complicado” y “no ha habido que hacer enormes cambios en el horario”. Cada profesor se queda una tarde y alguna actividad tendrá docente de refuerzo.
Sin embargo, muchas familias ya habían escogido actividades para sus hijos en academias y escuelas municipales: “Posiblemente si esto hubiera salido con anterioridad hubiera habido una gran demanda de extraescolares”. De los más de 300 alumnos que acuden al San Miguel, hay 55 inscritos en las actividades con los docentes de este colegio de Orkoien. Y la apyma se ha centrado este año en ofrecer opciones deportivas. La del Colegio Público Ezkaba, ubicado en Ansoáin, también ha esperado para cerrar el plazo de matriculación. Un 10% de los 511 estudiantes se han apuntado a la oferta del centro. Como en otros colegios, por el número de niños, tendrán que juntar distintos grupos burbuja de Infantil y por tanto los pequeños deberán usar mascarilla por la tarde.
LOS QUE TENÍAN CONTINUA 
“Hemos tenido que estar dejando otras cosas aparte para poder organizar esto; ha supuesto una carga de trabajo importante. El trabajo se ha acumulado y vamos a tener que sacarlo ahora”, alega el equipo directivo del Ezkaba. Esperan que no haya más cambios: “Tampoco lo tenemos nada claro. Vamos a pasarnos el curso organizando”.
En el otro extremo, los centros que habían optado por la jornada intensiva ya tenían obligación de presentar una oferta para la conciliación, explican desde el colegio concertado Nuestra Señora Dolores, en Mendavia. “No es que nos esté afectando gran cosa. Solo puede haber problemas si un porcentaje muy elevado del alumnado se apuntara a las extraescolares de las tardes”. Acostumbrados a que la apyma organizara robótica o idiomas o el Ayuntamiento psicomotricidad en el mismo periodo que el centro, no les ha costado poner en marcha las extraescolares de este curso. “No teníamos ningún problema; unos iban a unas, otros a otras… Todavía están llegando inscripciones. Será similar a la de otros años”, concluyeron.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones