Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pirineos

Seis volcanes se elevan a menos de 100 kilómetros de Navarra

Estos volcanes vivieron su ‘edad de oro’ hace millones de años y hoy no muestran ningún síntoma de futuras erupciones

Pico de Midi d'Ossau
Pico de Midi d'Ossau wikipedia
  • Fernando R. Gorena
Actualizado el 22/09/2021 a las 10:20
Cuenta la mitología que Pyrene, hija de Túbal, se enamoró del héroe Hércules. Su enemigo Gereón, el gigante de tres cuerpos, la persiguió hasta los bosques de la inmensa llanura que separaban la península ibérica de la Galia y allí, para hacerla salir de su escondite, incendió el bosque. Pyrene pidió ayuda a Hércules pero éste llegó tarde al rescate y Pyrene murió en sus brazos. El héroe, como homenaje, la enterró bajo las cenizas y sobre ellas comenzó a acarrear grandes rocas para erigirle un túmulo. Un héroe, cuando se pone a trabajar, no conoce límites así que acabó acumulando tal cantidad de piedras que creó la cordillera de los Pirineos.
Volcanes cercanos a Navarra
Volcanes cercanos a NavarraDN
Este relato no explica científicamente el nacimiento de los Pirineos, pero sí apunta el origen de su nombre, el griego ‘pyros’ que significa ‘fuego’. La geología, tras una colisión previa en el herciniano, data su nacimiento en el período alpino, cuando se produjo el choque entre las placas tectónicas ibérica y europea. Los tiras y aflojas de las placas provocaron grietas a través de las cuales salieron a la superficie chorros de lava que formaron los volcanes.
Por supuesto, todos permanecen inactivos desde hace millones de años y no se espera que se reactiven. En Navarra no queda evidencia de ninguno pero cerca de la comunidad sí que se advierten seis, dos de ellos convertidos en enormes montañas de material ígneo mientras que del resto apenas quedan pequeños restos .
El Midi d´Ossau (2.884 m) es el gran volcán del Pirineo central. Se asienta apenas a un centenar de kilómetros de la Plaza del Castillo, en el Beárn. El formidable coloso pétreo, formado hace unos 300 millones de años por su propia erupción volcánica, se desgarró con el paso del tiempo y la erosión dejó a la vista el contenido de su chimenea, lava negra hoy solidificada, que se ha transformado en vía de ascensión para las cordadas de los escaladores que hollan su cumbre.
El Anayet (2.545 m) es el único volcán cercano en Aragón. Similar a su ‘hermano’ el Midi d´Ossau, su impresionante masa pétrea responde a los restos de la chimenea de un volcán activo en el período Pérmico (hace 300 millones de años) derruida parcialmente en el pasar de los milenios.
El volcán más cercano a Navarra es el Olxasco de Ariscun (102 m), en Ustaritz, a apenas quince kilómetros de Dantxarinea. Es difícil encontrar sus restos porque su actividad se produjo hace más de 200 millones de años, cuando los dinosaurios aún dominaban la Tierra.
Al sur de Pau, la capital de Beárn, se encuentra el Turón de Tecoure (1.067 m), un viejo complejo volcánico formado por numerosas calderas convertidas hoy en valles. Su actividad se produjo bajo el agua y afloró a la superficie en la orogénesis alpina.
El de Lasseube (210 m) no es un volcán propiamente dicho, sino un maar. Los maares son cráteres volcánicos provocados por el contacto de agua subterránea con el magma. Al no expulsar lava sino vapor de agua, apenas hacen que crezca el cono volcánico. Hoy es sólo una pequeña laguna.
El de Saint Pandelon (50 m) es uno de los más antiguos de la zona. Situado cerca de Dax, en las Landas, se desconoce el período en el que entró por última vez en erupción y apenas quedan vestigios de su anterior naturaleza más allá de un pequeño lago dentro de una cono de ceniza.
LARRÚN, FUERA DE LISTA
El origen del monte Larrún (905 m) dividió a los geólogos del mismo modo que la frontera franco-española divide su cima. Tradicionalmente, se le consideraba un estratovolcán extinto al hallarse afloramientos de basalto, pero la Geología oficial finalmente lo ha calificado, como al monte Mendaur, como una montaña del período Pérmico. La leyenda de Lehen Sugea, abundó en su consideración como volcán. Según ésta, la serpiente de siete cabezas que habitaba su pico escupió los metales que escondía en su interior y así se formaron ríos de oro y plata que arrasaron sus bosques, motivo por el que hoy apenas crecen árboles en la zona.
volver arriba

Activar Notificaciones