Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Tribunales

Anulan la condena a un agente que detuvo a una camarera por un café

El TSJN rechaza que el guardia civil fuera condenado por un delito del que no fue acusado

Cientos de personas se han concentrado este viernes a las puertas de la Audiencia Provincial de Navarra para apoyar a los cinco redactores y cinco tutores que han acudido a declarar sobre el programa Skolae y que han entrado a los juzgados entre aplausos y gritos de solidaridad.
Palacio de NavarraAndrea Marigó
  • Diario de Navarra
Actualizado el 18/09/2021 a las 08:48
El Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) ha anulado una condena de seis meses de suspensión de empleo público a un guardia civil que detuvo a una camarera del área de servicio de la A-12 tras una discusión por “haberle servido mal el café”. La Sección Primera de la Audiencia absolvió al guardia civil del delito de detención ilegal, por el que estaba acusado, pero le condenó por un delito cometido por funcionario público contra la libertad individual por imprudencia grave, del que no estaba acusado. Los magistrados argumentaron que ambos delitos afectaban a la libertad, pero el TSJN estima ahora el recurso de la defensa, “ya que la condena por la autoría de un delito heterogéneo a aquel por el que se formuló acusación no puede mantenerse”. Ordena que se dicte una nueva sentencia.
El TSJN también apunta que los hechos probados no suponen necesariamente la libre absolución pretendida por la defensa. Según el tribunal, “se ha constatado una desproporción evidente en la detención” que desencadenó un hecho de naturaleza privada, que no afectaba al servicio público y que, además, con el carné de conducir la camarera se identificó. A ello añade que tampoco consta que incurriese en una desobediencia que amparase la detención, una medida que restringe un derecho fundamental y por tanto “debe ser interpretada restrictivamente y con criterios de proporcionalidad”. La sentencia concluye que además en ningún momento se constató que hubiera acometimiento por parte de la mujer, que en todo caso ya se había identificado, ni se probó que alentase a los clientes para provocar una situación hostil, ni alteró el orden público...
volver arriba

Activar Notificaciones