Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pandemia de la covid-19

La pandemia sitúa las reservas de sangre A+ y 0- en niveles justos

La sucesión de olas de contagios ha alterado la planificación de donantes e intervenciones quirúrgicas en hospital

La enfermera Cristina Del Castillo Torres asiste  a Miren Ollo García ante la mirada de su padre, Enrique Ollo Aristu, en una extracción en el Banco de Sangre y Tejidos.
La enfermera Cristina Del Castillo Torres asiste a Miren Ollo García ante la mirada de su padre, Enrique Ollo Aristu, en una extracción en el Banco de Sangre y TejidosJesús caso
Publicado el 31/07/2021 a las 06:00
El Banco de Sangre y Tejidos de Navarra propagó semanas atrás un mensaje de necesidad como reacción a la disminución de las reservas de A Rh + y O Rh - a unos niveles “justos”. La apreciación corresponde a su director, José Antonio García Erce, nacido hace 52 años en Tenerife, con raíces navarras y residente en Jaca. Los índices se hallan por debajo de los “mínimos óptimos”. La necesidad no es tan acuciante como para elevar la voz de alarma, que, siempre que se activa, tiene por efecto un desmesurado aumento de donaciones en la “siempre generosa Navarra”. La situación, en cualquier caso, ocupa una nueva campaña de sensibilización para mantener estables los índices de suministro.
En cuestión de donación de sangre, toda alteración en un escenario programado comporta un cambio de efectos notorios. “La planificación” alcanza en su dinámica el grado de prioridad, ya se trate de necesidades -provenientes de intervenciones quirúrgicas o tratamientos oncológicos en los que siempre es fundamental una garantía de plaquetas- como de posibilidades de extracción. Lo que sucede es que, dentro de este orden, una pandemia, como la sufrido, ha hecho trizas cualquier tentativa de cálculo. Tanto García Erce como la coordinadora de la Asociación de Donantes de Sangre de Navarra (Adona), María Otermin Ayesa, coinciden en el diagnóstico para explicar la irregular respuesta de donaciones en este último año y medio. Por norma general, los donantes -en Navarra rondan los 24.000, de ellos, 16.000 son habituales al año-, descubren su brazo, al menos, dos veces en un mismo ejercicio que puede llegar a ser de tres en el caso de la mujer y de cuatro, en el del hombre.
¿Qué es lo que ha sucedido? “En la comarca de Pamplona, por ejemplo, hay dos fechas en las agendas de muchos donantes. Una de ellas coincide con vísperas de Navidades y la segunda, antes de Sanfermines”. Sin fiestas que celebrar, por recomendación sanitaria, el flujo de extracciones no ha sido el esperado ni éste como tampoco el año pasado.
Aunque pueda resultar anecdótica, la ruptura de hábitos en Sanfermines ha tenido sus consecuencias en la dinámica del Banco de Sangre y Tejidos. “Además, la gente se ha ido de vacaciones y encima estamos en una quinta ola de contagios”. La combinación de factores ha alterado, en esta ocasión, el producto, aunque, eso sí, sin efectos agudos.
La descripción no ha hecho sino dilatar la incertidumbre de un año y medio expuesto a variables. “La gente tiene miedo de contagiarse o ha estado enfermada o confinada por contacto estrecho”, señala José Antonio García Erce. Un repaso a las estadísticas confirman un descenso del 10% de las donaciones en 2020 con respecto al año anterior, con un apunte llamativo en el registro de “mínimos históricos” que se dio en el mes de septiembre.
Las propias medidas de contención fijadas para frenar la propagación en pueblos con picos elevados de contagios tuvo una repercusión directa en la actividad de la Unidad Móvil. Un dato: “De 7.500 bolsas recogidas se pasó a 6.200”, en el autobús. Un hecho: la distancia de seguridad redujo la capacidad en el interior de vehículo al pasar de 5 a 3 los puntos de extracción operativos.
La irregularidad que ha definido al abastecimiento, con una subida en los dos meses posteriores tras al confinamiento domiciliario de 2020, halla un fiel reflejo en la balanza opuesta de necesidades. Como punto de partida, Navarra precisa 100 donaciones al día para surtir a hospitales. El ratio es superior a otras comunidades autónomas por hallarse un “centro de referencia nacional e internacional de alta cualificación” en trasplantes y técnicas avanzadas de inmunoterapia, como es la Clínica Universidad de Navarra.
NECESIDADES POR LA COVID
“El consumo se eleva” por ésta y otras circunstancias. Si a ello se unen los ajustes en la planificación de los quirófanos en la red hospitalaria, con intervenciones pospuestas en los azotes discontinuos de la covid, las previsiones de respuesta desde el Banco de Sangre y Tejidos no han podido seguir un orden. En otras palabras, hubo meses sin actividad quirúrgica que lógicamente repercutió en el suministro. Pero también períodos posteriores de alta intensidad de operaciones. “Los programas de detección de colón se suspendieron temporalmente. La gente que tenía por ejemplo una hemorragia digestiva o una hemorragia rectal aguantó durante el confinamiento por no ir el hospital. Pero cuando acudió, necesitó más sangre y eso se notó”, señala García Erce.
La covid despertó una nueva perspectiva de estudio en la atención a los pacientes. Ayudó “a entender ciertas patologías desde otro ángulo”, observa. “La covid crea una reacción inflamatoria potente, afecta al pulmón y a la oxigenación de la sangre. Esa inmunización descompensada favorece las trombosis. Hemos visto que pacientes encamados durante tiempo, necesitados de sangre por la propia inflamación y la anticoagulación”. Conclusión, las afecciones del coronavirus incidieron en una mayor demanda de sangre. Y eso que los centros hospitalarios participan también con el Banco de Sangre en un programa de preparación del paciente con necesidades de reservas sanguíneas, basado en medidas de nutrición, psicología y hábitos saludables.
Más allá de los esfuerzos, los cambios en la rutina de donación y programación quirúrgica, motivados por el estado de la pandemia, ha impedido en determinados momentos alcanzar el centenar de donaciones diarias que precisa Navarra. La tendencia las últimas semanas, en cualquier caso, es favorable en la superación de este umbral.
El Banco de Sangre participa desde septiembre junto a otros 13 centros del país en un programa europeo de recogida de plasma de positivos de coronavirus que desarrollaron altos índices de anticuerpos. Su uso en nuevos convalecientes está sujetos a diferentes premisas. El proyecto se ha saldado con 323 donaciones. Una subvención europea de 173.000 euros posibilita ésta y otra iniciativa de recepción de plasma para fármacos.

Donante con cita previa

¿Qué requisitos se precisan para donar?
Ser mayor de 18 años y menor de 65; pesar más de 50 kilos y gozar de buena salud.
¿Se puede donar con piercing o tatuaje?
Sí, se puede.
¿Existen algunas indicaciones en esta época de pandemia?
Sí. “En los últimos 28 días no haber estado en contacto con pacientes Covid positivos o sospechosos de serlo. Si se ha pasado Covid-19 de forma leve o asintomática, para volver a donar tendrán que transcurrir 15 días después de una PCR negativa, o un mes desde el alta médica o la desaparición de síntomas. Para casos más graves de Covid-19, consultar con el equipo médico del Banco de sangre (848 422 570). No tener fiebre o síntomas catarrales (fiebre, tos seca, mocos, dolor de garganta dificultad respiratoria, pérdida del gusto u olfato, diarrea…) ni haberlos tenido en los últimos 15 días. No haber estado en los 15 últimos días en algún país europeo o en los últimos 30 días fuera de Europa.”. (Fuente: www.adona.es) 
Una remesa de bolsas de plaquetas reposan en el Banco de Sangre y Tejidos de Navarra, tratadas con una solución de conservación
Una remesa de bolsas de plaquetas reposan en el Banco de Sangre y Tejidos de Navarra, tratadas con una solución de conservaciónjesús caso
DÓNDE DONAR
Por protocolo es preciso, cita previa en Banco de Sangre de Pamplona (donación de Sangre, 848 422 500); Banco de Sangre de Pamplona (donación de Aféresis, 848 422 560); Banco de Sangre de Tudela, cualquier tipo de donación (848 421 991); Unidad Móvil (848 420 573).
Donaciones de aféresis, ¿en qué consiste?
En extraer sangre de un donante y hacerla circular por una máquina. Mediante un proceso de centrifugación separa sus diferentes elementos. En Navarra se utiliza para obtener plasma y plaquetas.
¿Cuántos puntos de extracción hay?
Cuatro en el banco de Sangre de Pamplona y dos en el de Tudela.
¿Cuánto tiempo dura una donación por aféresis?
Alrededor de una hora.
¿Cuántas veces se puede donar por aféresis?
Se permite donar plasma o plaquetas hasta 25 veces al año si no se extraen glóbulos rojos. En el modelo convencional, la legislación estatal impide donar más de 4 veces al año a los hombres y tres a las mujeres.
volver arriba

Activar Notificaciones