Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Suceso

Cae un grupo dedicado al narcotráfico que operaba en Navarra

El cabecilla mantenía estrechos contactos con el clan de los Charlines y se encargaba de la distribución de la cocaína en Castilla y León, Madrid, País Vasco y Navarra

La Policía Nacional y la Guardia Civil han detenido a ocho personas y han desarticulado una de las organizaciones de tráfico de drogas más activas
  • EFE. Burgos
Publicado el 28/07/2021 a las 14:22
La Policía Nacional y la Guardia Civil han detenido a ocho personas y han desarticulado una de las organizaciones de tráfico de drogas más activas que, principalmente, operaba en el norte de España, Navarra incluido, en la que supuestamente estaba al frente un histórico narcotraficante burgalés.
El cabecilla mantenía estrechos contactos con el clan de los Charlines y se encargaba de la distribución de la cocaína en Castilla y León, Madrid, País Vasco y Navarra, además de distribuir marihuana, hachís y drogas sintéticas.
El delegado del Gobierno en la Comunidad, Javier Izquierdo, ha dado a conocer los detalles de la operación, denominada Chaplin, en una rueda de prensa en la que también han comparecido el inspector jefe de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Policía Nacional, José Manuel del Barco, y el capitán de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la zona del País Vasco de a Guardia Civil, José González.
Los agentes han intervenido veinte kilogramos de ‘speed’, cinco de MDMA, 300 kilogramos de hachís, 57 de cocaína, 50 de marihuana, dos de anfetamina y medio kilo de ketamina, además de una pistola con munición, 20 vehículos de alta gama y 19.600 euros en efectivo.
Las investigaciones comenzaron a principios de 2020 cuando los investigadores de la Policía Nacional detectaron en Burgos una serie de reuniones entre supuestos miembros del clan de los Charlines y varias personas de Burgos vinculadas al mundo del narcotráfico.
El cabecilla acudió a Burgos con el objetivo de reconstruir su organización -con anterioridad había sido detenido varias veces por otras causas-, para lo que pactó una alianza con el clan de los Charlines que le permitiría distribuir en exclusiva su mercancía en Burgos.
Un nuevo socio en el grupo era un narcotraficante navarro que estaba siendo investigado por la Guardia Civil, por lo que se puso en marcha una investigación conjunta, centrándose la Policía Nacional en la rama burgalesa y la Guardia Civil en la vertiente de Navarra y el País Vasco.
Durante 2020 se fue reconstruyendo la operativa criminal de la organización ahora desarticulada, que consistía en mover la cocaína y otras drogas recibidas desde diferentes organizaciones criminales a un garaje situado en la localidad madrileña de San Sebastián de los Reyes.
Este lugar servía como punto de abastecimiento central a una nave industrial de Burgos y dos garajes situados en Ibarra y Ordizia, reconvertidos en laboratorios y almacenes, mientras que la droga se transportaba en veinte vehículos de alta gama, varios de ellos con compartimentos estancos.
volver arriba

Activar Notificaciones