Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Perfil

Perfil de Pablo Salinas, atropellado mortalmente en Pamplona: A punto de estrenar su piso, fiel a San Juan y de eterna sonrisa

Pablo Salinas ha sido alumno de San Cernin, monitor de campamento en El Huerto y socio de la peña Donibane

A punto de estrenar su piso, fiel a San Juan y de eterna sonrisa
A punto de estrenar su piso, fiel a San Juan y de eterna sonrisa
    Publicado el 29/05/2021 a las 09:21
    Nacido el 20 de abril de 1989, tenía por lo tanto 32 años, Pablo Salinas Cervera se encontraba últimamente amueblando la que iba a ser su nueva casa. Sobre todo la suya propia, después de haber estado compartiendo piso de alquiler con un amigo y haber residido antes con sus padres. Su nuevo piso comprado, pero en su barrio pamplonés de siempre, San Juan. En él vino al mundo, en él creció y se educó, en él se relacionó y en él quería seguir viviendo.
    Hijo de Alfredo Salinas y Lucía Cervera, naturales de Pamplona y Andosilla, respectivamente, tenía una hermana mayor, Leticia, de 38 años y responsable de comunicación corporativa en la empresa de Acttiv en Madrid. Los Salinas-Cervera son vecinos de la Avenida Bayona. Pablo y su hermana estudiaron en el colegio San Cernin. Cerca, en El Huerto, él fue niño participante en los campamentos de la parroquia y con los años acabó convirtiéndose en monitor de esos campamentos.
    “Siempre ha sido muy vivo”, indica Leticia Salinas de su hermano. Muestra de ello fue su decisión de, una vez que terminó de estudiar la carrera de diseñador gráfico en la Escuela Navarra de Diseño y ante las pocas o breves oportunidades laborales que ofrecía el mercado, salir al extranjero para ganar experiencias. El idioma no le fue un obstáculo, pues dominaba el inglés y el francés por el colegio. Así, recaló en Londres durante aproximadamente año y medio. Allí trabajó en hostelería. Ya de vuelta a España, continuó en establecimientos hosteleros de Ibiza (en temporada de verano) o Pamplona (ha sido camarero del Zentral).
    DE CUADRILLA "ENORME"
    Entre las aficiones de Pablo Salinas, su hermana destaca los videojuegos, canales norteamericanos de YouTube y, por encima del resto, su cuadrilla “enorme” de amigos. “Era muy tranquilo, a veces un poco despistado y, sobre todo, amigo de sus amigos. Con una eterna sonrisa, unos andares algo peculiares... Era muy Pablo”. Sanferminero con el paréntesis de sus años en el extranjero, era socio de la peña Donibane, cuya sede se encuentra en San Juan.
    Su aterrizaje en Diario de Navarra en noviembre de 2019 trajo al joven pamplonés la estabilidad laboral. Formaba parte del equipo de Mesa de Producción y de sus manos dependían tareas como el tratamiento de fotografías, la organización del planillo del periódico diario y la disposición en él de la publicidad, el cierre rumbo a rotativa, o la recepción y edición de esquelas. “Lo más destacable de Pablo era su carácter. Muy abierto, rocero, con mucho trato con la gente. Siempre tenía algo que contar para sacarte una carcajada”, recuerda Iñaki Andueza, uno de sus compañeros de sección.
    volver arriba

    Activar Notificaciones