Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Restricciones

Normalidad ante la reducción del aforo en los centros comerciales

Pasar del límite del 50% al 40% de aforo en los locales comerciales no provocó alteraciones en el funcionamiento

Normalidad ante la reducción del aforo en los centros comerciales
Normalidad ante la reducción del aforo en los centros comerciales
Actualizado el 14/10/2020 a las 06:00
Faltaban cinco minutos para las diez de la mañana, llovía y una veintena de personas esperaba la apertura del centro comercial La Morea ayer. No era una cifra fuera de lo normal. Los primeros clientes habían acudido a esa hora como normalmente lo hacían y no por temor a que el nuevo límite de aforo del 40% les pudiera dejar fuera. Kati Rodríguez Delcan era de las primeras en cruzar la puerta del centro. “Siempre vengo pronto, no he pensado en el nuevo límite de aforo, pero me parece muy bien porque las distancias hay que mantener y en la pescadería estamos muy pegados”, señaló.
En poco tiempo, el centro se pobló de clientes casi de golpe, como si siempre hubiera así, como si el vacío no hubiera existido antes. Pero nadie paraba quieto. Está prohibido detenerse en las zonas de paso, a no ser que se forme parte de las pequeñas colas para entrar por ejemplo en la farmacia o en la oficina de correos, los pocos locales donde había clientes esperando fuera a las once de la mañana. “Espacio restringido temporalmente, disculpen las molestias”, rezaban los letreros que rodeaban los bancos centrales. Los vigilantes de seguridad controlaban si alguien se paraba y la afluencia a los locales era dispar, más o menos, como siempre, según sus responsables. En Zara, cola de doce personas para pagar, un número similar a Primark donde, a diferencia de otros lugares, una persona apostada en la entrada controlaba el número de las personas que entraban, al mismo tiempo que les recordaba que las manos, antes de nada, debían rociarse con el hidrogel de la tienda.
El Corte Inglés controla el aforo mediante cámaras que permiten conocerlo en tiempo real, tanto en conjunto del centro como en cada planta, según explicó Miguel Bados, responsable de comunicación.
El límite del aforo al 40% no provocó en la mañana de ayer esperas en el exterior, aunque “habrá que ver la afección el fin de semana”, añadió. En la cafetería sí que han tenido que restringir el uso de mesas para adaptarse al límite del 30%. “”Lógicamente, esta limitación de la capacidad afecta a facturación y resultados económicos”, añadió.
En Itaroa, el punto de atención al cliente informaba: límite, 40%; ocupación: 16%. Así que margen había ayer. Si hasta ahora no había problema en el comercio con el límite del 50%, tampoco prevén que lo vaya a haber con el 40%. Sí que el centro ha retirado los bancos y sillas de las zonas comunes, ha dejado fuera de uso los coches infantiles y cerrado el área de niños y ordenadores táctiles.
Ayer era martes, pero como si fuera un lunes, después de dos días festivos. En el comercio, apenas se notó la reducción de aforo. El fin de semana, quizá, sea distinto. Pero para la restauración el garrotazo empieza ya.
Normalidad ante la reducción del aforo en los centros comerciales
 
Patxi Biurrun, gerente Centro Comercial Itaroa

“CERRAR A LAS 22:00 H. ES GRAVOSO PARA LA HOSTELERÍA"
El centro comercial de Itaroa envió ayer a los locales comerciales y de restauración una circular con las nuevas medidas restrictivas aprobadas por el Gobierno y adoptadas por el centro. Su gerente, Patxi Biurrun, explica cómo afectan.
¿Cómo afecta al centro comercial Itaroa las nuevas restricciones?
Nos afecta fundamentalmente en la parte de restauración. Porque el cierre a las 22 horas de bares y restaurantes supone cargarse el 90% de las cenas. Aunque sí se puede apreciar que desde el coronavirus se ha producido pequeños cambios de hábitos y se adelanta la hora de salida. Pero la consecuencia del cierre a las diez de la noche para la hostelería es muy gravosa e importante.
¿Qué horario tenía hasta ahora la restauración?
En una situación normal, durante la semana cerrábamos a las 23 horas, y vísperas y sábados hasta las 24 horas. Por eso, el anterior límite de horario no nos afectaba. Pero el de ahora sí.
La parte de las terrazas de la restauración ¿puede funcionar o es considerada zona común?
Según la orden foral, la normativa de las zonas comunes, por la que se prohibe la permanencia en estos lugares, no es aplicable a nuestras terrazas. Por lo que en el interior de bares y restaurantes el límite es del 30% y fuera es del 50%, como en la hostelería.
¿Las mesas de fuera de la hostelería de un centro comercial son consideradas terrazas?
Sí, por la altura de los techos se asimila a las terrazas exteriores.
¿Afectará a las salas de cine?
Cine y hostelería se complementan. Quien va al cine toma algo antes o después. Por eso, si la restauración está cerrada puede influir en que la gente vaya menos al cine. O puede que ocurra lo contrario, que el dinero que se destinaba a comer se dedique al cine.
volver arriba

Activar Notificaciones