Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Solidaridad

La asociación ANAS busca 32 familias que acojan a un menor saharaui durante el verano

La asociación ANAS busca 32 familias que acojan a un menor saharaui durante el verano. Cambios en el programa ‘Vacaciones en Paz’ han hecho que necesiten más hogares nuevos de los habituales

Ampliar La llamada de los niños del desierto
La llamada de los niños del desierto
Actualizado el 08/03/2018 a las 09:15
"¿Cuándo nos vamos a Navarra, Carol? Tenemos hambre”. Comentarios como este parten el alma de Carol García Pellejeros cada vez que visita los campamentos saharauis en Tindouf (Argelia). La situación se ha recrudecido en los últimos tiempos para este pueblo, que lleva 42 años en el exilio. A las ya de por sí durísimas condiciones naturales en este punto del planeta, pleno desierto, se le suma el descenso de ayuda humanitaria internacional. Lo normal es “comer una vez cada dos o tres días”, también para los menores. Así que quien ha pasado ya un verano en Navarra, sueña con volver; y quien no, con poder venir.

García es la técnica responsable del proyecto Vacaciones de Paz en Navarra, que pone en marcha la Asociación Navarra Amigos del Sáhara (ANAS) desde 1997. La iniciativa, que se desarrolla a nivel nacional, permite que cada verano aterricen en la Comunidad foral unos 120 niños, 5.000 en toda España, que pasan dos meses (desde finales de junio, hasta finales de agosto) conviviendo con una familia. Tener una alimentación adecuada, hacerse una revisión médica, huir de los 60 grados de temperatura o ampliar horizontes vitales son algunos de los beneficios que experimentan los participantes en el programa, que ha logrado en estos años disminuir un 70 % la mortalidad en los niños de 8 a 12 años de los campamentos.

Este año, un par de modificaciones han provocado que ANAS busque con urgencia 32 familias nuevas dispuestas a abrir las puertas de su hogar a uno de estos pequeños. Por una parte, las plazas destinadas a Navarra han descendido y solamente podrán venir 97 niños. Por otra, la edad máxima se ha fijado en 12 años, por lo que una buena parte de los niños que llevaban años viniendo a las mismas casas este año no viajarán, y dejarán su sitio a nuevos participantes. “Hay familias repetidoras que este año no pueden, o prefieren descansar para esperar a los hermanos de los niños que han tenido hasta ahora”, detalla García. A la asociación le apremian ya los plazos.

Desde ANAS repiten todos los años que lo más importante para animarse a volcarse con uno de estos niños es tener “tiempo y ganas para vivir una experiencia solidaria”. No hay ningún requisito específico. El viaje de cada niño cuesta unos 900 euros (viaje en avión, seguros, etc.), de los cuales 500 euros son asumidos por la familia. “300 euros los pagan como cuota y los otros 200, los pueden financiar a través de la venta de boletos para el sorteo de una cesta y un viaje”, detalla la responsable.

La entidad acaba de poner en marcha los apadrinamientos colectivos, que buscan recaudar fondos para sufragar los viajes de verano, a la vez que sensibilizar. La nueva modalidad funciona de la siguiente manera: cada colectivo interesado (entidad, institución, empresa, grupo de amigos o incluso particulares) realiza una donación y con eso hace posible que el billete del menor sea costeado. Con una aportación de 1.000 € se considera que se costea el viaje, de modo que sería un ‘apadrinamiento completo’, que solo necesitaría de una familia acogedora para cerrar el círculo. Las cuantías inferiores serán agrupadas pero, en cualquier caso, cada apadrinamiento será personalizado y los ‘padrinos’ recibirán los datos del niño, fotos, información de cómo ha pasado el verano, etc.

ANAS recuerda que hay niños que vienen pero no a ser acogidos por familias, sino en otras circunstancias (motivo médico; niños y niñas con diversidad funcional que permanecen con personal especializado, etc.). También para sufragar estos viajes sirven los apadrinamientos colectivos. De momento, el colegio de Valtierra ha sido el pionero apadrinando a una niña que tiene que ser intervenida, y que se alojará en verano en un piso acompañada por miembros de la asociación. “La operación corre a cuenta de la Seguridad Social, pero el apadrinamiento cubre el viaje y la estancia”, concreta García.
CONTACTO
mail: asociacionanasnavarra@gmail.com; tlf.: 680268021.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE