Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

ENTREVISTA
Piragüismo

Saúl Craviotto: "Lo que hagamos en Tokio irá dedicado a los que lo han pasado mal por la pandemia"

El piragüista será el abanderado español en la capital nipona, donde aspira a convertirse en el atleta nacional con más metales de la historia

Saúl Craviotto y Mireia Belmonte, abanderados españoles en los JJ OO de Tokio
Saúl Craviotto y Mireia Belmonte, abanderados españoles en los JJ OO de TokioCOE
  • Colpisa. Tokio (Japón)
Actualizado el 21/07/2021 a las 19:01
Para Saúl Craviotto (Lérida, 1984) se acercan unos días intensos y emotivos como pocos en su vida. Y eso es mucho decir en un deportista que tiene en su palmarés cuatro medallas olímpicas. El catalán será el abanderado español en Tokio, honor que compartirá con Mireia Belmonte, a donde llega con la intención de ampliar su cosecha en los Juegos y convertirse en el atleta nacional con más metales de la historia. Reto mayúsculo que no le asusta.
 ¿Ha pensado mucho en la ceremonia de los Juegos? ¿Se ha imaginado allí?
Sí, claro que he imaginado mucho cómo será ese momento, pero creo que no se va a parecer en nada a lo que haya podido pensar.
No tenemos aún muy claro cómo va a ser la ceremonia ni lo que nos espera.
Sabemos que no habrá público, que es una lástima, pero seguro que sea como sea será bonito y los disfrutaremos por los que estemos allí, por los que lo sigan desde casa y por los que no lo puedan hacer porque nos hayan dejado durante la pandemia.
¿Tendrá muy presente a todas esas personas que lo han pasado mal durante los últimos meses? 
Por supuesto, después del año y pico que llevamos sufriendo todos de una u otra manera tenemos claro que todo lo que hagamos en Tokio va a ir especialmente dedicado a esas personas, incluido mi entrenador que perdió a su padre por coronavirus.
Mireia Belmonte y Saúl Craviotto, vaya pareja de leyendas para llevar la bandera de España...
Es un momento histórico, porque es la primera vez que se va a ver algo así en unos Juegos Olímpicos de verano y yo estoy encantado con ello. No solo por compartir ese honor con una mujer sino por hacerlo con una deportista como Mireia, que es una leyenda del deporte español.
Va a ser un momento precioso y me muero de ganas por estar ya en el estadio junto a ella.
 Van a ser un ejemplo de igualdad.
Pues sí y un ejemplo muy bonito. Formar parte de esa imagen y servir de alguna manera de modelo para otras generaciones es algo que es muy positivo y que el Comité Olímpico Español ha decidido con acierto.
Yo estoy casado y tengo dos hijas y no imagino la vida de otra manera que en igualdad. Estos Juegos deben ser ejemplo de igualdad, empezando por este gesto de la bandera entre Mireia y yo y siguiendo con la paridad casi máxima que habrá en todos los deportes de Tokio.
Y dos catalanes portando la bandera de España con todo lo que está pasando en el país.
Mire, si sirve para unir, pues yo encantado. La verdad es que no había pensado en ello. Yo me siento español hasta la médula y para mí llevar la bandera de mi país en los Juegos Olímpicos es lo más bonito del mundo.
¿Ha hablado ya con Belmonte de cómo van a hacer en el desfile? -
Pues no sabemos muy bien cómo va a ser todo y eso que nos hemos intentado informar, pero hay mucha incertidumbre. Nos hemos preguntado incluso cómo vamos a coger la bandera, porque claro, no sabemos si podremos portarla los dos o nos tendremos que alternar. Llevar un mástil entre los dos es raro, porque uno se quedará tapado por la bandera. veremos.
Lo importante es que lo llevaremos con orgullo y será un momento inolvidable.
¿Qué se le pasará por la cabeza durante la ceremonia?
No lo sé. Aunque sepa que no están en el público, porque no pueden, pues pensaré seguro en mis padres, en mi mujer y mis niñas, mi familia y en toda la gente que ha estado junto a mí en todos estos años de carrera deportiva. Todos se merecen tener sitio en mi corazón en ese día tan especial y que espero vivir con tanto orgullo. También, por supuesto, habrá un lugar para los que lo han pasado mal en la pandemia y los que han perdido a familiares y amigos. Será un momento especial, sin duda, al nivel de aquella primera medalla en Pekín o de las tres que vinieron después.
 ¿Cuando debutó en unos Juegos, en 2008, imaginaba que algún día podría ser el abanderado de España?
No, para nada. Entonces era casi un chaval, que iba a sus primeros Juegos cargado de ilusión. Desde entonces, han cambiado mucho las cosas, he crecido como deportista y como persona, aunque creo que la esencia, aquella ilusión, sigue siendo la misma.
LA TELEVISIÓN
¿En qué ha cambiado Craviotto en estos años? 
Yo creo que no he cambiado tanto, pero sí que mi paso por la televisión -concursó en 'Masterchef Celebrity' en 2017- me ha hecho dar un salto a nivel mediático. Igual sí que me reconocen más por la calle y eso, pero yo lo vivo con normalidad. La gente es muy respetuosa, muy cariñosa, y como mucho me piden alguna foto. Nada del otro mundo.
Nada que no pueda gestionar con esa normalidad que le comento.
¿Si pudiera dar marcha atrás, cambiaría algo de estos últimos años?
No, para nada. Me siento muy orgulloso de mi camino, de haber entrado en la televisión y de haber aprovechado esa oportunidad. He conocido a gente maravillosa, formo parte de la familia de 'Masterchef' y eso me ha abierto muchas puertas a nivel comercial. Gracias a eso he podido dar a conocer más mi deporte y no me arrepiento de nada.
¿Y se ve en ese mundo de la televisión en el futuro, cuando se retire?
No, no. Seguro que no. No es mi mundo ni creo que valga para ello. Me gustó mucho la experiencia, pero no me veo dedicándome a ello.
Sí para hacer alguna aparición, pero nada más. Mi mundo es la piragua, el deporte, la Policía y mi familia.
En Tokio puede igualar o superar a David Cal como máximo medallista español en los Juegos.
David es una leyenda y poder estar a su altura sería increíble.
Para ello tendremos que hacerlo muy bien, aunque es cierto que la única competición que hemos hecho antes de Tokio no se nos ha dado mal (ganaron el oro en la Copa del Mundo, por delante de Alemania, la gran favorita en Tokio). Hay que tener los pies en el suelo, porque está todo muy igualado y una mala salida o cualquier detalle te saca del podio. Seguro que los alemanes están entrenando como bestias, porque estarán dolidos después de la derrota y eso les hace más peligrosos.
Ustedes también tendrán ganas de demostrar que son los cuatro que se merecen estar ahí después de todo lo que ocurrió durante el selectivo.
Si le digo la verdad, aquello es un episodio que hemos dejado definitivamente atrás y en el que no pensamos para nada. No forma parte de nuestra motivación ni tenemos ánimo de revancha de ningún tipo. Pensamos en los alemanes, en los demás rivales y las ganas que tenemos de subir al podio, pero no perdemos ni un minuto de nuestro tiempo en aquello.
volver arriba

Activar Notificaciones