x

Nos gustaría enviarte las notificaciones para las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
POLIDEPORTIVO

Compañeros de otros mundos

Un árbitro de fútbol, dos pelotaris y un aizkolari son entrenados por un jugador de balonmano y un palista. Zentrum les reúne a diario y las diferencias de sus deportes no son más que otra manera de entendimiento

El grupo de entrenamiento de alto rendimiento de Zentrum. Arriba y de izda. a dcha.: los pelotaris Joseba Ezkurdia y Peio Etxeberria y el árbitro de fútbol Eduardo Prieto. Abajo, sus entrenadores Rubén Ayarra y Carlos Chocarro. El aizkolari Joxean Etxeberri se ausentó en esta sesión para preparar la apuesta de este domingo.

El grupo de entrenamiento de alto rendimiento de Zentrum. Arriba y de izda. a dcha.: los pelotaris Joseba Ezkurdia y Peio Etxeberria y el árbitro de fútbol Eduardo Prieto. Abajo, sus entrenadores Rubén Ayarra y Carlos Chocarro. El aizkolari Joxean Etxeberri se ausentó en esta sesión para preparar la apuesta de este domingo.

23/02/2019 a las 06:00
Etiquetas
A+ A-

Entre ellos se llaman compañeros, aunque sus deportes no tengan nada que ver. Pero su entendimiento y preparación cruza las barreras de un campo de fútbol o de un frontón. Porque, por ejemplo, saben que Eduardo Prieto Iglesias, árbitro de Primera División de fútbol, se motiva más en las sesiones si suena de fondo Extremoduro; que Joseba Ezkurdia, vigente campeón del Cuatro y Medio, se pica si le gana otro pelotari, Peio Etxeberria, en un partidillo al final de un entrenamiento; o que hay que cambiar la preparación dependiendo de la madera a la que se enfrente el aizkolari Joxean Etxeberria. Todos ellos forman parte del grupo de alto rendimiento que dirigen en Zentrum, centro de entrenamiento y rehabilitación de Barañáin, otros dos profesionales del deporte: el jugador de balonmano Carlos Chocarro y el palacortista Rubén Ayarra.

Lejos de que sus deportes les alejen, han encontrado un apoyo entre ellos. “Estar juntos te enriquece porque ves cómo trabajan en otras disciplinas o sus estímulos para competir. Además, compartimos vivencias, anécdotas… En mi caso, creo que he conseguido que entiendan un poco más a la figura del árbitro: vienes aquí y explicas cómo trabajas, cómo te sientes antes o después de un partido y te ven cómo lo preparas, y que nada es fruto de la improvisación”, opina Prieto Iglesias.

Y no sólo de la figura del árbitro, sino que se han convertido en aficionados de los otros. “Ahora vivo de cerca sus deportes porque ya hay un vínculo personal y emocional. Me intereso y estoy más pendiente. Es inevitable”, dice Prieto. “Siempre me han atraído el hacha y la pelota. Pero, desde que les conozco, he empezado a seguir el balonmano o el fútbol. Antes igual no me fijaba tanto”, aporta el aizkolari Joxean Etxeberria.

Todos son profesionales de deportes individuales y, desde que están en Zentrum, valoran la compañía. “Entrenar acompañado es bueno. Te haces a todo: a que te miren, a que te escuchen… Es positivo”, apunta el pelotari Peio Etxeberria, que comparte entrenamientos con Joseba Ezkurdia. “Ahora mismo es uno de los mejores y entrenar con él todos los días es un orgullo para mí”, reconoce.

En la misma línea, Joxean Etxeberria, agrega: “Carlos y Rubén se ajustan mucho a las necesidades que tenemos. Todos participamos en deportes individuales y ellos se adaptan. Hay un montón de variables. Los entrenamientos son muy eficaces a la hora de competir. Yo, por ejemplo, siempre había entrenado solo y, claro, me entraban muchas dudas de si hacía las cosas bien o no. Con su ayuda, estoy notando mucha mejora en menos tiempo de lo que pensaba”.

NO SON LOS ÚNICOS

Etxeberria se refiere así al jugador de balonmano Carlos Chocarro y a Rubén Ayarra, palista. Ambos compaginan su deporte con el trabajo como responsables del área de entrenamientos en Zentrum. El vigente campeón del Cuatro y Medio, Joseba Ezkurdia, confía en ellos incluso para algunos entrenamientos previos a partidos. “Tenemos un ambiente muy bueno, venimos a gusto a entrenar y eso es muy importante. Confío mucho en Carlos y en Rubén”, remarca Ezkurdia.

Por su parte, para los entrenadores, contar con ellos en sus sesiones es “un privilegio”, según Ayarra. “Que estos deportistas confíen en nosotros demuestra que aquí se trabaja bien, buscando los detalles y las necesidades de cada uno”, sostiene el palista.

Dentro de la búsqueda de especificidades, para ellos fue más complicado encontrar entrenamientos concretos para un deporte como la aizkora, y ayudar a Joxean Etxeberria se convirtió en un reto. “Es un deporte poco habitual, al que no estamos acostumbrados. Pedimos ayuda. Es un deporte muy complejo de planificar porque varía mucho en función del hacha o de la madera”, explica, por su parte, Carlos Chocarro.

Joxean Etxeberria, Eduardo Prieto Iglesias, Peio Etxeberria y Joseba Ezkurdia no son los únicos deportistas que son entrenador por Chocarro y Ayarra, aunque sí los de más alto nivel. En este centro multidisciplinar se dirigen sesiones para grupos de taekwondo o balonmano, entre otros deportes. En Zentrum han conseguido poner los puentes necesarios para unir unos mundos ya no tan diferentes.

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra