Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Osasuna - R. Sociedad (Dom. 7, 18.30h.)

La Real Sociedad, un rival incómodo

Desde mayo de 2012 Osasuna no vence a los donostiarras

Budimir durante el amistoso ante la Real Sociedad en Irun
Budimir durante el amistoso ante la Real Sociedad en Irun
  • EFE. Pamplona
Publicado el 03/11/2021 a las 10:37
Osasuna tendrá en cuatro días una significativa y compleja prueba ante la Real Sociedad para tratar de celebrar una victoria ante el conjunto guipuzcoano casi diez años después.
El equipo de Imanol Alguacil está firmando una de sus mejores temporadas con unos números de campeón y una buena participación en la Liga Europa tras levantar la Copa del Rey el pasado curso ante el Athletic de Bilbao.
El juego y la calidad de los futbolistas realistas dan miedo. Pese a ello, Osasuna deberá intentar explotar sus virtudes para cambiar la historia después de muchos años de sinsabores contra los txuri-urdin.
Pese a la derrota de los de Jagoba Arrasate ante el Sevilla el sábado por 2-0, las sensaciones siguen siendo buenas y el séptimo puesto otorga la tranquilidad necesaria para encarar el choque sin ninguna atadura.
Hay retroceder hasta el 5 de mayo de 2012 para ver la última victoria de Osasuna frente a su próximo adversario. El equipo navarro, dirigido por aquel entonces por José Luis Mendilibar, derrotó a los de San Sebastián gracias al solitario tanto del delantero senegalés Ibrahima Balde en la primera mitad.
Desde entonces, Osasuna ha encajado seis derrotas (una de ellas en Copa del Rey) y cinco empates con un registro total de 21 goles en contra y 9 a favor, malos números que no habrá que tener en cuenta este domingo, ya que en esta ocasión se verán las caras dos equipos lanzados.
En la memoria de toda la hinchada rojilla queda el espectacular 3-4 de diciembre de 2019 en el que el argentino Chimy Ávila a punto estuvo de remontar un 0-3 con dos goles imposibles fabricados con su característica fe y entrega que hicieron temblar los cimientos de El Sadar. Su compatriota Facundo Roncaglia echó todo el trabajo de su equipo por la borda con su absurda expulsión por un codazo en el minuto 71.
El coliseo navarro se prepara para vivir una fiesta entre dos aficiones hermanadas que han colgado el cartel de no hay billetes y que disfrutarán de un gran ambiente por las calles pamplonesas a pesar del frío que se espera ese día.
El club ha pedido a través de redes sociales que los socios que no vayan a acudir al campo cedan su abono a cambio de un porcentaje del mismo en forma de dinero para que el mayor número de personas posibles puedan acceder con el claro objetivo de convertir el reformado estadio en una auténtica olla a presión.
Por otro lado, el cuadro capitaneado por Oier Sanjurjo buscará volver a ganar cuatro jornadas después de hacerlo ante el Villarreal a domicilio en un partido que el Chimy Ávila se encargó de decidir en los instantes finales.
Arrasate pondrá sobre el verde a su mejor once con hombres fundamentales como David García, Torró, Darko, Moncayola o Rubén García. La única duda parece el puesto de banda derecha. Javi Martínez, Roberto Torres y Kike Barja son los jugadores que a priori cuentan con más papeletas para ser titulares, pero tan solo uno de ellos obtendrá este premio.
volver arriba

Activar Notificaciones