Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

El detalle

Osasuna, testigo del emotivo tributo a Maradona

Messi sonrió tras su dedicatoria a Maradona con la camiseta de Newell’s. Quizá Sergio Herrera le pudo decir algo simpático.​​​​​

Leo Messi, con las camisetas del Barcelona y Newell's.
Leo Messi, con las camisetas del Barcelona y Newell's.
  • F. C.
  • Agencias
Actualizada 29/11/2020 a las 16:38

La imagen dio la vuelta al mundo con Osasuna como testigo. Leo Messi marcó su gol número 25 a Osasuna de su carrera, el que cerraba la goleada, con un zurdazo a la escuadra tras un eslalom marca de la casa entre defensas. El argentino se despojó de su camiseta para señalar al cielo con otro ‘10’ a la espalda, el de Maradona con la remera de Newell’s Old Boys, el equipo de la infancia de Messi y de Diego Armando en la temporada 1993-1994.

Vio amarilla, la única del partido. El reglamento es así. Después del gesto, Messi se giró y se le escapó una sonrisa. Algo le pudo decir Sergio Herrera, siempre de buen humor y resignado por el 4-0.
Antes de que comenzara el partido, se guardó un minuto de silencio en su memoria del que fuera azulgrana de 1982 a 1984, con un cojín de flores con el 10 en el centro del campo y una camiseta que vistió El Pelusa durante su etapa en el club en el palco presidiendo el partido. Allí se encontraban además los directivos de Osasuna.

Jagoba Arrasate tuvo un recuerdo a Maradona. “Sabíamos que había homenaje. Todos hemos crecido con Maradona. Ha sido un privilegio para todos ver a este jugador, otra cosa es ya la persona. Yo, que soy del 78, he crecido con Maradona”.

OSASUNA, SUPERADO

Contundente, convincente y en Liga. El Barcelona cumplía ayer sus 121 años. Necesitaba una victoria de estas características como el comer. Enfrente estaba Osasuna, que le dio la puntilla liguera en la última temporada. Volvió a marcar Griezmann, siempre en el punto de mira, y también lo hizo Braithwaite, empeñado en demostrar que tiene sitio. Koeman apostó por aglutinar talento por dentro y fiar las bandas a los laterales, y el resultado fue de inicio un Barcelona dominador que masticaba las posesiones y mordía con desmarques a la espalda de la defensa navarra. Braithwaite se fajaba en su oficio de hombre boya y Griezmann, segundo punta, mezclaba bien con Messi y Coutinho.
 

Griezmann estaba en todas. Se ha quitado un peso de encima. Messi sacó el catalejo para convertir la carrera de Alba para generar el 1-0. Coutinho al primer palo y Braithwaite al segundo. El lateral escogió la opción del brasileño, que remató al cuerpo del meta, y el danés, tras toparse también con el portero, a la segunda acertó con la rodilla mientras Messi asomaba la mano de Dios.
El galo duplicó la ventaja poniendo la guinda a su gran primera parte. Desde la frontal empaló con violencia y apagó cualquier intento de insurrección visitante. “Tenemos que defender el escudo”, señalaba en el descanso el director general, Fran Canal, consciente de la dificultad del partido.

Ya en la segunda parte Griezmann, sentenció la victoria. No puso su nombre en el acta para el 3-0, pero sí robó el balón en la frontal de Osasuna primero y después, tras un rebote, le cedió el balón a Coutinho. Pese a atacar ante una defensa de circunstancias, Osasuna no estrenaría su casillero. En cambio, en el del Barcelona subiría el de Messi.

Te puede interesar

Te puede interesar


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE