Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Fútbol

Mbappé, la herida que aún sangra

Una vez consumada la infidelidad en puertas de la final de la Champions frente al Liverpool, el Real Madrid comenzó a vociferar a través de su entorno mediático que su interés por Mbappé era asunto cerrado

Ampliar Kyliam Mbappe, autor de dos tantos para el empate de Francia.
Kyliam Mbappe, en un partido del Mundial de CatarREUTERS
Publicado el 26/12/2022 a las 06:00
Dice el proverbio que no hay felicidad completa. El encargado de impedir que en la 'casa blanca' alcanzasen este año el súmmum de la dicha fue Kylian Mbappé. El Real Madrid tenía todo listo para presentar a bombo y plantillo a quien desde hace años estaba llamado a ser el nuevo buque insignia de los blancos. Desde que se produjese el flechazo en 2017 con la explosión del diamante de Bondy en el Mónaco, los arrumacos entre ambas partes fueron constantes. Se prodigaron muestras de cariño, intercambiaron palabras seductoras, esbozaron el acuerdo prematrimonial y llevaron a cabo la pertinente pedida de mano. Pero, a un paso del altar, y tras casi un lustro de cortejo, el hechizo se rompió de modo abrupto. El amor abrió entonces paso al odio.
Florentino Pérez consideró una traición la decisión de Mbappé de renovar su contrato con el PSG. El presidente del Real Madrid nunca había apostado tan fuerte por un futbolista. Hasta tal punto llegaba su convicción en que el ferviente deseo del astro de vestir la elástica blanca vencería las presiones políticas que estaba recibiendo para seguir en París y le haría declinar la mareante oferta catarí que dejó de lado las prevenciones de otros tiempos y no consideró necesario redactar un preacuerdo que impidiese al galo echarse atrás a última hora, como en su día sí hizo con Luis Figo.
Una vez consumada la infidelidad en puertas de la final de la Champions frente al Liverpool, el Real Madrid comenzó a vociferar a través de su entorno mediático que su interés por Mbappé era asunto cerrado y que planificaría el futuro sin tener en cuenta al crack francés. La herida aún sangra, pero es posible que el culebrón no haya escrito aún su último capítulo. El Mundial de Qatar ha revalorizado aún más al atacante francés, que en 2024 podría abandonar el PSG como agente libre sin cumplir el tercer año opcional que acordó con la entidad que encabeza Nasser Al-Khelaïfi. Para entonces tendrá 25 años y quizás ambas partes opten por darse una segunda oportunidad. Cosas más raras se han visto en la industria del fútbol.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora