Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Tudelano

Fernando Delgado: “Ni en sueños hubiera imaginado una despedida así”

A sus 36 años colgó el pasado domingo las botas y también dejó el brazalete de capitán del Tudelano, ahora inicia una nueva etapa

Ampliar Fernando Delgado acompañado por su hija, Manuela, y su mujer, Espe, este miércoles en el Ciudad de Tudela
Fernando Delgado acompañado por su hija, Manuela, y su mujer, Espe, este miércoles en el Ciudad de TudelaChaverri
  • Luismi Chaverri. Tudela
Publicado el 23/12/2021 a las 06:00
Tras catorce temporadas vistiendo la camiseta del Tudelano y más de 450 partidos a sus espaldas, el pasado domingo Fernando Delgado (Logroño, 1985) dijo adiós. El capitán no pudo despedirse de una forma mejor y lo hizo consiguiendo la primera victoria de la temporada para el equipo ribero. Además, estuvo arropado por la afición, familiares y amigos en un día muy especial. El homenaje tras la victoria 2-0 al Celta B estuvo a la altura de un futbolista que dejará huella en el Ciudad de Tudela. El defensor no pudo contener las lágrimas.
Y es que hablar de Fernando Delgado es hablar de humildad, honestidad y trabajo en estado puro. Una persona positiva hasta decir basta, que allí donde va contagia de alegría a todo el que le rodea. Un compañero ejemplar y que todo el mundo quisiera tener en un vestuario. Así es como le definen algunos de sus compañeros.
¿Fue esta la despedida que siempre soñó en su adiós en el Tudelano tras 14 temporadas?
Ni en el mejor de mis sueños me hubiera imaginado una despedida así. La verdad es que fue algo alucinante. Me costó hasta dormir después de todo lo vivido: la emoción, la alegría, la pena, el agradecimiento… Siempre estaré agradecidísimo. Fue algo brutal.
En todos estos años , habrá vivido momentos inolvidables. ¿Se podría quedar con alguno?
El mejor momento , a pesar de los kilómetros que nos tocó hacer, fue la temporada que hicimos playoff a Segunda División. El grupo era muy bueno. Éramos todos amigos. Casi siempre volvíamos con los tres puntos y el viaje de regreso era una fiesta. Uno de los mejores momentos fue el ascenso a Segunda B y la disputa de la fase de promoción.
¿Y recuerdos negativos?
De los peores cuando no jugaba mucho. Llevaba nueve años compaginando el fútbol con el trabajo y, en ese momento, vivía una mala situación deportiva y laboral. Esto hizo que valorara si dejar o no la empresa. Me costó dar el paso, pero al final lo hice y me dediqué de forma exclusiva al fútbol.
Un deporte que le ha obligado a estar muchas horas fuera de casa y muchos viajes. ¿Cómo lo ha vivido?
Admiro a mi mujer y a mi hija por todo el esfuerzo que han hecho y su forma de llevarlo. En aquel momento no era tan consciente pero ahora, echando la vista atrás, lo valoro mucho más. Me he perdido bodas, comuniones... muchos momentos especiales. Todo por mi pasión, el fútbol.
Ha compartido vestuario con jugadores que ahora mismo están en la elite como Azpilicueta, Raúl García o Monreal. Incluso puede presumir de ganarle a Messi.
Los admiro, los respeto, los aprecio un montón. Están en la elite, están en otra dimensión pero siempre que intentas hablar con ellos es como si no hubiera pasado el tiempo. Ya no son futbolistas de elite, sino que son personas de elite también. A Messi lo eliminé jugando contra Osasuna en juveniles de la Copa del Rey. Es un hecho que siempre lo recordaré.
Han pasado pocos días desde que jugó su último partido, desde que se enfundó por última vez la camiseta del Tudelano y se puso el brazalete de capitán. ¿Qué es lo que más va a echar de menos?
Lo que más voy a echar de menos, sin duda, son los momentos de vestuario. Al final, tanto en el fútbol como en la vida, lo que merece la pena son las personas y los momentos que pasan con ellas. Echaré de menos los momentos previos a los entrenamientos, las concentraciones... El poder compartir una ilusión, unas risas, las vaciladas de los compañeros. Tampoco me quiero olvidar de los viajes en autobús con José el utillero. Veíamos una infinidad de series.
¿Deja alguna puerta abierta para volver a la práctica del fútbol, aunque sea en el pueblo?
Hay un refrán que dice: “Nunca digas nunca”. Yo siempre he dicho que me haría ilusión jugar en el equipo de mi pueblo. Ahora es muy pronto. No sé qué va a pasar. Prefiero centrarme en el día a día. Es una posibilidad que está ahí, pero es pronto.
Con tanto partido disputado, seguro que tiene muchas anécdotas que contar.
Un jugador se quedó encerrado en el Ciudad de Tudela. Nos fuimos sin él y, una vez en la autopista, tuvimos que volver. Otro año tuvimos que coger a un aficionado que se quedó tirado en el área de servicio. Justo paramos nosotros ahí y lo vimos. No dudamos en llevarlo de regreso a Tudela. El viaje de vuelta con él fue un festival.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE