Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Ascenso de la Mutilvera

Historia de una ida y de una vuelta

Tras dos intentos fallidos, la Mutilvera logró el sábado el ascenso a Segunda B

Foto de los jugadores de la Mutilvera mantearon a su entrenador Andoni Alonso tras haber logrado el ascenso a la Segunda B en Merkatondoa.
Los jugadores de la Mutilvera mantearon a su entrenador Andoni Alonso tras haber logrado el ascenso a la Segunda B en Merkatondoa.
  • Miguel Zabalegui
Actualizada 27/07/2020 a las 06:00

Después de vencer 1-0 al Beti Kozkor el sábado en Merkatondoa, la Mutilvera consumó el pasado sábado su segundo ascenso a Segunda B. Con distinta plantilla y con otro entrenador, tres años después de su descenso la Mutilvera vuelve a estar en la categoría de bronce.

Los del Valle de Aranguren ascendieron en la campaña 2015-16, después de terminar la temporada regular en cuarto lugar y enfrentar una fase de ascenso de tres rondas. Sin embargo, lograron vencer sus duelos contra Gimnástica, Zamora y Conquense, en un memorable playoff que culminó con empate en Cuenca.

Sin embargo, la suerte no le sonrió a la Mutilvera en la temporada 2016-17. A pesar de coincidir con dos equipos navarros -Izarra y Tudelano-, el destino fue cruel y descendió en la última jornada. Aunque logró ganar su último encuentro contra el Palencia (2-1), no dependía de sí mismo, y las victorias de Boiro y Caudal condenaron a la Mutilvera al descenso.

Desde entonces, los del Valle de Aranguren no se han perdido ninguna fase de ascenso a Segunda División B. Al año de descender, quedaron campeones de Tercera, obteniendo así la posibilidad de un ascenso rápido, pero cayeron contra el Oviedo B y, en la repesca, en la prórroga contra el Salmantino. Al curso siguiente, los de Andoni Alonso terminaron el año terceros. Pasaron la primera ronda contra el Náxara, pero el Marino de Luanco les desbancó de la carrera por el ascenso.

Esta vez, a la tercera fue la vencida. Después de dominar la Tercera con puño de hierro y quedar en primer lugar antes del parón, la Mutilvera aprovechó la oportunidad que le brindaba el destino para subir a Segunda B. El empate contra el Pamplona y la victoria frente al Beti Kozkor les hace ser, por segunda vez en su historia, un equipo de Segunda División B.

Te puede interesar

DE NUEVO CUATRO NAVARROS

Por primera vez en siete años, cuatro equipos navarros competirán al mismo tiempo en la categoría de bronce desde que en la temporada 2012-13 coincidieran Tudelano, Izarra, Peña Sport y Osasuna Promesas. Desde entonces, el máximo de equipos navarros en Segunda B ha sido de tres, siendo siempre fijo el Tudelano. En esa campaña, el Izarra y el Promesas, último y penúltimo, descendieron, mientras que la Peña Sport se salvó gracias al golaverage favorable con el Zaragoza B, en promoción de descenso.

Iulen Romero, presidente de la Mutilvera: “El ascenso resulta muy importante para la base”





Iulen Romero, presidente de la Mutilvera, asegura que sufrió en la final, partido en el que su equipo logró el ascenso a la Segunda División B. Aunque ahora el trabajo será frenético se mostró feliz por el éxito logrado.

¿Contento?
Claro, claro, estamos muy contentos. ¡Cómo íbamos a estar! Es verdad que ha perdido un poco. Como tenía que subir por lo menos un navarro y nosotros éramos el equipo líder, parecía que era lo normal. Ha perdido también el hecho de vivir los desplazamientos, jugar contra conjuntos campeones. En otras fases, nos desplazábamos a ciudades como Oviedo o Salamanca. Pero al final se trata de un ascenso a Segunda B y estamos muy contentos, que se trata de la tercera categoría del fútbol español.

¿Qué supone este ascenso para la Mutilvera como club?
Lo veíamos tan cerca... Además como sabíamos qué supone estar en Segunda B tras la primera temporada que vivimos. Sabemos que nos visitarán clubes de un nivel muy alto y de cara al fútbol base tienen un referente de que el primer equipo esté en Segunda B. Me parece importante a la hora de que los chavales se animen a continuar en nuestro club, a que estén con nosotros. Además, a nivel de los socios, del pueblo, es muy bonito también.

¿Cómo vivió la final?
Sufrimos. Estos partidos tan importantes siempre nos toca pasarlo un poco mal. Es cierto que dominamos bastante. Nos adelantamos en la primera parte, el partido estaba bastante controlado pero en esto del fútbol nunca se sabe y en cualquier momento podían remontar y no ascendíamos.

¿Ahora toca vacaciones o no hay mucho margen?
Este año vamos a estar más liados. Los jugadores sí que se irán de vacaciones unos días pero enseguida habrá que empezar con la pretemporada porque se prevé que enseguida comience la competición. No sabemos cuándo comenzará la temporada, pero enseguida volveremos a tope.

Serán cuatro equipos navarros en la Segunda B.
Para el fútbol navarro, resulta un puntazo. Tener cuatro equipos de una comunidad, con los habitantes que tiene, es importante. Demuestra que se está apostando por el fútbol. Además, para los equipos, viajar a sitios tan cercanos viene muy bien.

La junta que preside ha mostrado su confianza en Andoni Alonso, actual entrenador, y apuesta por su continuidad.
Así es. Hablaremos esta semana con él. A un entrenador que ha sumado dos ligas y ha logrado el ascenso, la Mutilvera le ha ofrecido la renovación.

Andoni Alonso, entrenador de la Mutilvera: “Esto se consigue gracias a un gran equipo, una gran familia”





Tres temporadas suma en el banquillo de la Mutilvera y año tras año ha logrado un hito para el club de Mutilva. El entrenador bilbaíno Andoni Alonso acaba de conseguir el ascenso a la Segunda División B. Será la segunda campaña del equipo en la categoría de bronce del fútbol español. Pero Alonso también le ha llevado a ser campeón de liga en dos ocasiones y a estar a un paso de jugar contra un equipo de Primera División en la Copa del Rey.

Un día después, ¿cómo está viviendo lo logrado por su equipo?
Estoy asimilándolo y disfrutándolo. Ayer (anteayer) el día fue largo. Desde que te levantas, estás deseoso de que llegue el partido para poder competirlo, para poder ver si es como se cree que va a ser. Y después la propia emoción y tensión del partido. Una vez que se terminó, toda esa alegría que se produce al haber conseguido el objetivo que es subir a Segunda B, categoría en la que se estuvo una sola vez, hace tres años.

¿Ha costado mucho conseguirlo?
Cuesta llegar a esa categoría y todo el trabajo que supone y todo el trabajo que llevaba este equipo detrás estos tres últimos años. Lo ha intentado una y otra vez. Especialmente este año, con todo lo que ha supuesto por la situación del covid, el parón, el arranque, la incertidumbre y las dudas sobre si se jugaba o no, cómo... Cuando se produjo el pitido final, esa alegría por todo ello, y la celebración con todos los jugadores, que son los que se lo merecen, los que han conseguido el objetivo... Todo el año se han sacrificado y han competido como jabatos y, sobre todo, por el partido de ayer (anteayer), que fue de sobresaliente de todo el equipo, en la faceta ofensiva, en una primera parte estuvimos muy, muy bien. En la segunda parte nos exigió estar a un nivel alto. El equipo también demostró ese nivel defensivo, con dos partidos a puerta cero.

Ha puesto el acento en el esfuerzo de la plantilla.
Si ganas una liga o consigues un ascenso, creo que no se puede hacer si detrás no hay un gran equipo o una gran familia. La clave ha sido eso. Sobre todo ha salido a relucir más con este periodo de confinamiento y postconfinamiento. Hemos estado casi treinta jugadores entrenando prácticamente todos los días, incluso los que eran conscientes de que no iban a estar convocados. Ellos sabían que tenían que venir a ayudar a que el equipo pudiera rendir a un nivel alto. Todo esto que hemos conseguido es gracias a la unión que hay en el equipo y a ese grupo humano que tenemos dentro. Ello ha permitido que el equipo consiguiera por segundo año un título de liga y el ascenso.

Personalmente, ¿muy contento?
Sí, sí. Al final son tres años en los que nos hemos quedado con un sabor agridulce, aunque dulce también. El primer año ganamos la liga por primera vez, pero luego, pese a hacer un gran partido, caemos contra el Salmantino. En el segundo año, un mal inicio de liga nos lastra en la competición y luego hacemos una gesta en la Copa del Rey ante el Barakaldo en Lasesarre. Después de realizar un gran partido ante el Villanovense nos quedamos con la miel en los labios de enfrentarnos a un equipo de Primera División. Y este año hemos ganado la liga, de esta manera, sin poder celebrarlo porque estábamos en casa. Nos quedaba esta opción de poder subir y era la que queríamos todos. Llevábamos tres años duros y a la tercera ha podido ser. Hemos conseguido algo muy complicado y difícil como es un ascenso a Segunda B.

¿Sigue en el banquillo de la Mutilvera?
Sí. Ahora empezaremos a juntarnos con la directiva para ver cómo planificamos la próxima temporada. Después de conseguir el ascenso situamos todos los focos en ver qué equipo se prepara, cómo se queda la competición. Tenemos que hablar con los jugadores, ver todo.

¿Se siente con fuerzas y ganas de dirigir al equipo en Segunda B?
Sí, sí. Es un reto apasionante para todos, un reto y una oportunidad que todos queremos aprovechar y disfrutarla.

Unos capitanes que creyeron en el proyecto




Dani Ederra y Sebas Gómez son los dos capitanes de la Mutilvera. El primero llegó al equipo de Mutilva en el 2012, el segundo lo hizo en la campaña 15-16, en la que se logró el primer ascenso a Segunda B. El entrenador Andoni Alonso quiso que los dos le acompañaran el sábado tras lograr el ascenso a la categoría de bronce. El técnico destacó que representaban a todo el equipo y que, tras tres intentos, se merecían lo logrado. “Estos señores, hace tres años, apostaron por este proyecto y creyeron en él”.

El pamplonés Dani Ederra destacó el trabajo que había realizado el equipo. “Hay un gran trabajo detrás de todo esto. Es muy duro el día a día, todo lo que llevamos detrás. Resulta muy complicado y hay que trabajar mucho. En noviembre cumplo 35 años y lo estoy sintiendo igual que cualquier chaval de estos de 20 años, que lo está viviendo por primera vez”, indicó.

En la final, el delantero lució el brazalete e hizo hincapié en la diferencia de lograr el ascenso en las circunstancias actuales. “Por suerte he tenido la oportunidad de jugar en esta categoría bastantes años pero lograrlo así como ha sido este año, con todas las pegas y las dificultades que hemos tenido... te hace sentir más orgulloso de lo que hemos conseguido y al final el trabajo que hemos hecho tiene esta recompensa. Es la leche”, aseguró.

Por su parte, el defensa Sebas Gómez puso el acento en el equipo. “La clave ha estado en que hemos sido un equipo en todo momento. Cuando estábamos todos confinados, seguíamos currando desde casa, cada uno por su cuenta, y, al final, se ha notado. Para mí es el segundo ascenso y lo he vivido igual o con más emoción que el primero. La clave ha sido el equipo”, explicó.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE